¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Jueves, 14 de mayo de 2015   |  Número 70
EL PULSO
AFIRMA QUE SEGUIRÁ DEFENDIENDO LA SANIDAD PRIVADA
ACES recurre la sentencia que ve legal la actividad de Barnaclínic
Considera que atenta directamente contra la supervivencia de las compañías sanitarias privadas, tanto en Cataluña como en todo el territorio nacional

Redacción. Barcelona
La Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES) ha recurrido ante la Audiencia de Barcelona la sentencia del juzgado de lo Mercantil número 7 de Barcelona que consideró legal la actividad privada del Hospital Clínic en Barnaclínic.

Cristina Contel, presidenta de la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES).

En este sentido, la patronal ha lanzado un comunicado en el que asegura que “seguirá defendiendo los intereses del sector sanitario privado para evitar que, desde los centros públicos, se realice actividad privada con aprovechamiento de recursos humanos y materiales públicos”, tal y como informa a través de un comunicado.

El 25 de septiembre de 2013, la Junta Directiva de ACES tomó, por unanimidad, la decisión de interponer un proceso judicial contra el modelo de prestación asistencial privado de Barnaclínic que realiza el Hospital Clínic de Barcelona, con aprovechamiento de recursos humanos y materiales públicos. El acuerdo preveía agotar el recorrido judicial en todas las instancias.

Analizada la sentencia por los juristas de esta patrona, constatan la falta de rigor y de fundamento jurídico en los argumentos que se exponen, explican. “Esta realidad, entre otras, se evidencia en el hecho de que razonamiemtos jurídicos  que fueron desestimados en la audiencia previa al juicio, aparecen inverosímilmente admitidos y ratificados en la sentencia”. Para proseguir diciendo que es especialmente notorio e inexplicable, como ejemplo de esta circunstancia, el argumento del tribunal cuando asevera la “falta de legitimación activa de  ACES” (nula capacidad para intervenir en el procedimiento judicial a efectos de representar a sus asociados). Este razonamiento jurídico fue rechazado en la audiencia previa al juicio por considerarse plenamente acreditado, por lo que esta objeción, fue retirada por los abogados de las demandadas, denuncia.

ACES confía en que las instancias jurídicas superiores (Sección 15ª de la Audiencia Provincial de Barcelona) tendrán en cuenta el riguroso análisis de los hechos y de los documentos aportados en el proceso judicial y serán capaces de fundamentar con rigor jurídico los hechos en los que se basa la demanda.

“Hay que tener en cuenta que, conforme a ley, la sentencia que será recurrida, no es más que una resolución judicial provisional. Por tanto, todos los pronunciamientos recogidos, quedan sometidos a la resolución definitiva que en su día de decida en la instancia superior”, remarca la entidad que preside Cristina Contel. 

Asimismo, la patronal “estará atenta a los movimientos de las demandadas ya que, en los 20 días que  disponían para contestar la demanda, se apresuraron a tomar decisiones tan sorprendentes como: aprobar la compra-venta de acciones entre las dos entidades (el 100 por ciento de las acciones de Barnaclínic por parte del Hospital Clínic) o cambiar los estatutos y forzar unas declaraciones institucionales con las que intentaban modificar su respectiva vinculación jurídica”. Estos cambios se llevaron a cabo de forma oportunista y en clave de una defensa artificial, ya que ni a día de hoy se han hecho realidad.

Finalmente, ACES remarca que defenderá judicialmente y velará para que los intereses de sus asociados no se vean comprometidos ni amenazados por el desarrollo o la implantación en otras entidades e instituciones públicas del modelo de gestión Barnaclínic. La patronal considera que atenta directamente contra la supervivencia de las entidades sanitarias privadas tanto de Cataluña, como de todo el territorio español.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.