Martes, 18 de mayo de 2021   |  Número 136
Afrontando el presente con decisión y diseñando el futuro con confianza
Editorial

Hay ocasiones en las que el título habla por sí solo, y este es el caso del informe “Sanidad Privada: Aportando Valor 2021”, un análisis exhaustivo de la realidad de todo un sector comprometido con la salud de la población y con la mejora del sistema sanitario en su conjunto.

Tal y como refleja este documento, el sector sanitario privado representa un elevado peso en el sector productivo español, libera recursos de la sanidad pública y contribuye a disminuir la presión asistencial, mejora la accesibilidad de la población a la asistencia sanitaria contribuyendo a disminuir las listas de espera y favoreciendo la equidad en el acceso a la innovación; además, colabora y se engrana con el sistema público a través de los modelos tradicionales de cooperación, de extraordinario valor por su aportación al sistema y a la sociedad, y de los nuevos modelos basados en buena medida en la medicina digital.

Si ponemos el foco en el compromiso con la innovación responsable, la sanidad de titularidad privada participa de los procesos de I+D más avanzados y vanguardistas y desarrolla actividad de alta complejidad a través de la más avanzada tecnología, obteniendo significativos y muy positivos resultados sanitarios y de salud en términos de eficiencia, calidad y seguridad, resolución asistencial y experiencia de paciente; por otro lado, persigue la mejora continua de la calidad de la prestación asistencial, activa las nuevas demandas del paciente digital, genera empleo y es un agente responsable en términos sociales y medioambientales.

Esta nueva edición de este pormenorizado análisis aporta en su estructura novedades respecto de las anteriores. Es el caso del capítulo dedicado al paciente digital o a los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) entre otros. El resultado de esta profusión de cifras y datos es una buena muestra de la transparencia, objetividad y rigor de los informes elaborados por la Fundación IDIS desde su hecho fundacional.

Hay múltiples indicadores significativos en el documento que muestran la evolución de un sector pujante que afronta con decisión el presente y se asoma con confianza el futuro; por ejemplo, el número de asegurados y primas, que continúan manteniendo una proyección ascendente, lo que es un buen indicador de satisfacción con el servicio prestado (todas las provincias y comunidades autónomas han crecido en número de asegurados). Por otro lado, cerca del 84% de los mutualistas del sistema Muface continúan manifestando su satisfacción con la sanidad de titularidad privada y la eligen. Por lo tanto, es este otro indicador de credibilidad, confianza y de reputación del sector.

En términos de desempeño el sector sanitario privado lleva a cabo una actividad asistencial muy significativa que contribuye a descongestionar y disminuir la presión sobre el sistema público de provisión y también sobre su vertiente financiera, además de favorecer de forma evidente la equidad al liberar recursos y poner a disposición del sistema los propios; en este sentido, la actividad de los centros asistenciales en términos de intervenciones quirúrgicas, consultas, urgencias, altas, hospitalizaciones y pruebas diagnósticas continúa creciendo.

Si prestamos nuestra atención a su estructura, el número de profesionales, centros asistenciales y camas, también prosigue su proyección ascendente al igual que los centros acreditados para formación MIR y las plazas ofertadas por la sanidad de titularidad privada.

Poniendo el acento en atributos como la calidad y seguridad asistencial, el sector ya dispone de 136 centros acreditados, públicos y privados con el reconocimiento QH (Quality Healthcare) en alguna de sus diferentes categorías, y en investigación preclínica y clínica los centros de la sanidad privada continúan marcando su impronta participando en más ensayos clínicos si cabe especialmente en fases tempranas y en patologías complejas (oncología, cardiovascular, respiratorio, SNC).

En base a las cifras y datos recogidos en este informe, la salud del sector, a pesar de las dificultades del momento por el que estamos atravesando, es buena, y algo tan relevante como la cooperación privada-pública y la utilización de todos los recursos disponibles se confirma como indispensable una vez que la suma de todos y la multiplicación de esfuerzos y voluntades es lo que aporta valor a la sanidad, a la sociedad, al paciente y a su entorno.

Un apunte final a esta breve reflexión, los enormes retos del presente y del futuro exigen una adecuación de nuestro sistema sanitario a las necesidades que plantea, y para ello, desde la Fundación IDIS, hemos propuesto a la sociedad un Manifiesto con 10 principios cuyo recorrido y abordaje puede contribuir a construir un sistema que cubra las necesidades y exigencias de todos los ciudadanos estableciendo una medicina más personalizada y precisa si cabe.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.