¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 16 de marzo de 2018   |  Número 101
Acceda a nuestra hemeroteca
Alimentación en pacientes con cáncer
Cerca del 40% de los pacientes oncológicos está en riesgo nutricional
Un buen estado nutricional ayuda a tolerar mejor el tratamiento oncológico y ayuda a mejorar la calidad de vida.

La desnutrición en pacientes con cáncer es muy frecuente. El 34% de los pacientes oncológicos está en riesgo nutricional en el momento del inicio del tratamiento y esta cifra alcanza el 36% cuando reciben el alta, según los datos del Estudio Predyces. Gracias al acuerdo entre Nestlé Health Science y GenesisCare, compañía internacional especializada en prestar servicios de calidad en el tratamiento oncológico en sus 20 centros en España, el diagnóstico nutricional se incluirá en los protocolos de actuación y cuidado del paciente que, a partir de ahora, podrá disponer de soluciones nutricionales adaptadas a sus necesidades. 

Firma del acuerdo de colaboración.

La alimentación es fundamental durante y después del tratamiento contra el cáncer. La propia enfermedad y los tratamientos que requiere pueden originar que el organismo necesite más cantidad de determinados nutrientes y provocar complicaciones en el paciente (cansancio extremo, retención de líquidos, facilidad para las infecciones…) que deterioren su calidad de vida y empeoren su tolerancia a tratamientos, especialmente en fases avanzadas de la patología.

Diagnóstico nutricional precoz y soporte nutricional, claves

"Un buen estado nutricional ayuda al paciente a tolerar mejor el tratamiento oncológico y, sin duda, a mejorar su calidad de vida", explica Walter Molhoek, Director General de Nestlé Health Science. Sin embargo, los datos revelan que solo un tercio de los pacientes en riesgo nutricional había recibido algún tipo de soporte nutricional, durante el tratamiento. Para los pacientes de cáncer, con necesidades proteicas y de energía aumentadas, es especialmente necesario tener un soporte nutricional adaptado a sus requerimientos. Este apoyo en su alimentación les aporta los nutrientes específicos capaces de evitar la pérdida de peso y de hacer frente a los riesgos de la desnutrición. Cabe destacar especialmente su importancia en la preservación de la masa muscular (caquexia tumoral) del paciente.

Tal y como destaca el Dr. Ramón Berra de Unamuno, Director General de GenesisCare, "el estado nutricional de los pacientes de cáncer puede variar en el momento del cuadro clínico inicial y a lo largo de su tratamiento". De ahí la relevancia de realizar un diagnóstico nutricional precoz para mejorar y adaptar la alimentación a cada caso y en cada momento. Por ejemplo, el mayor riesgo de desnutrición se asocia, según el estudio, a los tumores de cabeza y cuello y a los gastrointestinales y, en estas circunstancias, el apoyo nutricional debe ser especialmente reforzado.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com