Lunes, 19 de julio de 2021   |  Número 138
Defensores de la Salud y la Sanidad
Editorial

El reconocimiento Defensores de la Salud 2021 supone una gran satisfacción para la Fundación IDIS, una vez que la marca “Defensores de la Salud” se ha convertido en una cita consolidada en la que se distingue la labor de quienes han contribuido a defender los valores de la salud y por lo tanto aportan valor en el campo de la responsabilidad social corporativa.

El Hospital Universitario del Vinalopó perteneciente al Grupo Ribera Salud ha reconocido en esta edición el trabajo de la Fundación por aglutinar y poner en valor la ingente aportación del sector sanitario privado en la promoción de la mejora de la salud de los ciudadanos y por defender el sistema sanitario español en su conjunto, todo ello a través de la defensa de sus valores y de su realidad, con la finalidad de conseguir un sistema sanitario sostenible y eficaz que sea capaz de abordar el presente y afrontar el futuro con decisión, liderazgo, adecuación y solvencia.

La contribución del Instituto a la defensa de la salud y la sanidad es más que evidente a través del desarrollo de proyectos e iniciativas que favorecen el necesario ajuste de nuestro sistema sanitario a las necesidades actuales y venideras de la sociedad en su conjunto. Por ello hemos desarrollado el manifiesto "Por una mejor Sanidad" que lo que persigue es sensibilizar a la población y a las estancias políticas y administrativas correspondientes a trabajar de forma inclusiva, con todos los agentes implicados, en torno a 10 principios que consideramos esenciales.

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad insta a tener una asistencia sanitaria de calidad, a contar a todos los niveles con la participación de los pacientes y sus representantes y con los profesionales sanitarios como mejor activo del sistema. El documento incide en la necesidad de que la sanidad sea colaborativa, que cuente con todos los recursos disponibles y con todos los agentes del sector para lograr los mejores resultados sanitarios y de salud dentro de un sistema suficiente, sostenible, equitativo y eficiente; por supuesto financiado adecuadamente y abierto a planes y reformas basados en la investigación y la innovación responsable con el acento puesto en un sistema que sea transparente, que mida y compare resultados sanitarios y de salud como la mejor forma de establecer procesos de evaluación, acreditación y mejora continua a través de la digitalización (por ello es fundamental realizar una transformación digital).

El presente y el futuro de la medicina van a quedar marcados por la impronta de la tecnología digital a través de los avances científicos más significativos. De hecho el presidente de la Comisión de Salud Digital de Ametic y director de estrategia de GMV, el Dr. Carlos Royo, en el estudio “Uso de internet durante el confinamiento para consultas no presenciales con su médico o profesional sanitario que le atiende”, elaborado por el Instituto ProPatiens y recogido en el e-book “Asistencia sanitaria no presencial” hace hincapié en “la urgencia de impulsar la trasformación digital del Sistema Nacional de Salud, tanto para conseguir que sea sostenible como para poder colocar al ciudadano en el centro, contribuyendo a su empoderamiento ,de tal forma que pueda gestionar y codecidir sobre lo más conveniente para su salud, de acuerdo con el profesional sanitario”.

En este contexto de digitalización, análisis exhaustivo de datos, monitorización, comunicación e interconexión abierta segura, objetividad, rigor y transparencia, la personalización estratégica, a todos los niveles y adaptada a las necesidades de cada persona es clave. Hoy disponemos de múltiples herramientas y canales que permiten interconectar sistemas y trabajar en red generando evidencia científica que apunta a una mayor precisión y a un carácter predictivo y preventivo de todo tipo de actuaciones asistenciales.

En este nuevo contexto disruptivo de “defensa de la sanidad y la salud que viene”, La comunicación y los medios de comunicación son un elemento clave y por ello desde la Fundación IDIS estamos trabajando con tesón en este contexto. Una sociedad de código abierto como la nuestra exige valores vinculados a la transparencia, la cual sin duda va de la mano de una comunicación bien construida y planificada basada en la honestidad y la proactividad.

Tal y como señalan todos los estudios e informes de expertos, el sector sanitario no tiene por qué tener apellidos, de hecho el emprendimiento privado en Sanidad es un aliado absolutamente estratégico del sistema público de salud, contribuyendo de manera muy significativa a la sostenibilidad del sistema, a la consecución de los objetivos sanitarios fundamentales y de salud para todos los ciudadanos, al impulso del empleo cualificado y al crecimiento de nuestra economía y competitividad. Y buena muestra de ello es la aportación de dicho emprendimiento privado a la solución de la crisis sanitaria producida por el SARS-CoV2 (COVID-19), una situación de profundo estrés sanitario en el que se ha hecho imprescindible sumar esfuerzos y recursos y multiplicar voluntades.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.