Viernes, 15 de noviembre de 2019   |  Número 119
Derribando falsos mitos
Por Roldán Rodríguez, director general de hospitales de Recoletas Red Hospitalaria.
Tribuna

La sanidad privada en España lleva años trabajando para situarse en el lugar que le corresponde y obtener el reconocimiento como un actor imprescindible en el ámbito sanitario donde, a veces, en gran medida por el desconocimiento de su importante labor, queda relegada a un segundo plano, sin tener en cuenta que no solo es importante, sino absolutamente necesaria. Y por eso no para de crecer, porque la sanidad privada en un escenario como el nuestro es ineludible, está al servicio de todos los ciudadanos y contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas.

Hay que deshacerse de la idea de que la sanidad privada es inaccesible y poco a poco ir derribando las barreras que, a ojos de un ciudadano de a pie, la hacen aparentemente infranqueable en muchos casos. Nuestra sanidad privada está cerca,  a pie de calle, con sus puertas abiertas para ofrecer un servicio de calidad, de la mano de los mejores profesionales que disponen de tecnología de última generación para desempeñar su trabajo en las mejores condiciones. Por algo la eligen más de 10 millones de usuarios (según datos de 2018) y el número de asegurados y mutualistas continúa en ascenso.

Los recursos disponibles son cada vez mayores, gracias a la apuesta de los grupos privados que creen que es necesario y posible ofrecer una sanidad privada de calidad que no solo se dedique a “cosas leves”, “casos sencillos”, sino que es capaz de abordar, con todas las garantías, historiales de alta complejidad con sus correspondientes enfermedades, tratamientos, intervenciones y las complicaciones que se derivan de todo ello; porque nuestra sanidad privada aporta soluciones.

Desde Recoletas somos muy conscientes de esta realidad y trabajamos con el compromiso de ofrecer a la población la mejor atención sanitaria posible y una cobertura médica a través de recursos de calidad y la excelencia en nuestros servicios.

Un sector que mueve miles de millones de euros al año y que cuenta con más de 460 hospitales en toda España no puede quedar relegado a un segundo plano. No podemos dejar de considerar su papel como agente necesario en el sector privado a través de la facilidad de acceso a un cuadro médico de excelencia, la rapidez en la concertación de citas, la agilidad en el diagnóstico y tratamiento, la flexibilidad, las facilidades de pago y un amplio listado de ventajas para los pacientes que eligen la sanidad privada. Tampoco podemos dejar de mencionar el ahorro que supone al sistema público de salud y la cobertura que ofrece en aquellos aspectos a los que la sanidad pública no es capaz de llegar. Según datos publicados por el IDIS, la sanidad privada supone un ahorro total generado al Sistema Nacional de Salud (SNS) de entre 4.643 y 10.409 millones de euros.

En definitiva, la sanidad privada es útil, es necesaria y es sostenible, y hay que seguir trabajando para  poner en valor su capacidad y la calidad de los profesionales que día a día se enfrentan a nuevos retos y que emplean todos los recursos disponibles para ofrecer un servicio de excelencia; pero todavía falta mucho camino por recorrer para que esto se reconozca, así que sigamos en esta carrera de fondo.  

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.