Martes, 28 de septiembre de 2021   |  Número 139
¿Digitalización o transformación digital?
Por Pedro Rico, director general de Vithas.
Tribuna

Hubo un tiempo en que las empresas -también las sanitarias-, debatían sobre si era necesario o no tener una página web. Algunos años después, se reprodujo el debate sobre para qué dotar a directivos y profesionales de teléfono móvil, si con el fijo nos comunicábamos de maravilla. La conveniencia o no de tener perfiles en las redes sociales fue otro gran debate posterior.

Hoy sabemos que la respuesta final siempre fue sí, pero costó lo suyo. Es decir, las innovaciones en las tecnologías de la información y la comunicación siempre empezaron chocando contra un muro de incomprensión, cuando no de displicencia.

Salvo en el caso de las redes sociales, esos debates tienen hoy el inconfundible aroma vintage que a los lectores millennials les olerá a rancio. Pero lo cierto es que, de alguna manera, seguimos en las mismas. Parecemos muy satisfechos y comprometidos con la “digitalización”, cuando, en mi opinión, el verdadero reto que tenemos por delante en plena segunda década del siglo XXI es la transformación digital.

Todos estamos de acuerdo en que la pandemia ha acelerado una generación el proceso de digitalización de la asistencia sanitaria: el desarrollo de las consultas por chat, correo o vídeo son el exponente más claro y extendido. Pero, en realidad, estos nuevos canales no modifican en lo esencial el formato de la consulta presencial, del mismo modo que los telegramas no modificaron sustancialmente las cartas de toda la vida, salvo en la relativa inmediatez.

La interoperabilidad de las historias clínicas entre distintos sistemas sanitarios y sociosanitarios y hasta dentro de una misma organización; el uso de la inteligencia artificial en los actos médicos (particularmente en diagnóstico por imagen); la introducción de nuevos procesos que reemplacen y automaticen las tediosas tareas administrativas; el diagnóstico cooperativo a través de redes de especialistas; o la aplicación de algoritmos de deep learning para reforzar la ciberseguridad de nuestros sistemas y equipos informáticos (y el uso que hacemos de ellos), sí constituyen, junto a otros muchos, el verdadero reto de la sanidad.

Es decir, escanear un documento es digitalización; extraer big data de esos documentos es transformación digital y lo que realmente aporta valor más allá de la mera comodidad instrumental en nuestros archivos.

Muchas empresas sanitarias ya comprendemos que todo eso constituye el verdadero gran salto adelante en la asistencia sanitaria y en la organización interna de nuestras compañías. Nosotros lo estamos intentando con nuestro ambicioso plan que denominamos Vithas One, que, en palabras de nuestra CIO, Mercedes Barreiro, es “la piedra angular de nuestra transformación digital”.

Una transformación centrada en el paciente, cómo no, pero también en los profesionales y en otras áreas que, frente a la clínica, pueden parecer menores, pero que son imprescindibles para el correcto funcionamiento de una organización sanitaria: facturación, back office, compras, logística, relación con las aseguradoras, control de calidad, sostenibilidad medioambiental y todo ese complejo engranaje no estrictamente asistencial que también es un hospital.

El desafío es de tal magnitud que nunca será posible superarlo del todo por mucho que avance en esa dirección una única empresa concreta. Es decir, la transformación digital de un sistema determinado depende de su acompasamiento con los otros sistemas con los que interactúa. Es, por tanto, un reto colectivo que exige la voluntad y la acción coordinadas de todos los actores sanitarios: grupos hospitalarios, sistemas públicos de salud, aseguradoras, proveedores, profesionales, etc.

En esta liga, o jugamos todos, o jugaremos peor.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.