¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Jueves, 14 de mayo de 2015   |  Número 70
EL PULSO
II ESTUDIO DE HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE Y BIENESTAR
Disminuye el número de mujeres españolas que afirma mantener hábitos saludables
Solo el 23 por ciento asegura mantener buenos hábitos frente al 29 por ciento que ofrecían los resultados del estudio pionero creado en 2013

Redacción. Madrid

A pesar de que el cuidado de la salud y el bienestar se ha convertido en un asunto que cobra cada vez más interés entre la población femenina, parece que las mujeres españolas se preocupan menos por ello, ya que solo un 23 por ciento afirma mantener hábitos saludables, seis puntos porcentuales menos que las mujeres analizadas un año antes (29 por ciento).

Josep Santacreu, consejero delegado de DKV Seguros.

Así lo ha demostrado el II Estudio de hábitos de vida saludable y bienestar en la mujer que, en esta nueva edición, ha querido estudiar la evolución de los hábitos saludables que siguen las mujeres españolas comparándolo con los resultados del estudio pionero creado en 2013, además de introducir nuevas variables que nos dan una radiografía más exacta del cuidado de la salud de las españolas.

El estudio, presentado hoy, pretende medir los hábitos más o menos saludables y de bienestar entre la población femenina, y tomar así conciencia de la realidad del cuidado de su salud. La investigación ha sido elaborada por DKV Seguros, en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos, en el marco de las iniciativas que desarrolla el Instituto DKV de la Vida Saludable, creado para promover la mejora de la salud y la vida de la población mediante la divulgación de información y la formación orientada a inculcar hábitos saludables.

La investigación analiza a 3.000 mujeres españolas, de entre 18 y 65 años, de todas las comunidades autónomas, y sigue la misma estructura que la pasada edición, con 6 grandes bloques: percepción de bienestar, hábitos saludables, medicina y prevención, alimentación, actividad física y descanso, analizando en cada uno la práctica real de hábitos saludables de las encuestadas y el nivel de conocimiento que tienen de los mismos. Pero además, se han introducido nuevas variables que nos dan un perfil mucho más completo de las encuestadas, como su clase social, su nivel de estudios, si trabajan dentro o fuera de casa, el número de horas que trabajan o padecimiento de enfermedades crónicas.

Disminuye el número de mujeres que afirma mantener hábitos saludables

Comparamos la frecuencia y rutina de hábitos saludables y vemos que disminuye el número de mujeres que declara mantenerlos, solo el 23 por ciento afirman hacerlo frente al 29 por ciento de las mujeres encuestadas en 2013. El principal motivo que lleva a los malos hábitos es la falta de motivación, casi dos de cada tres mujeres aseguran no cuidarse por ello, y una de cada tres por falta de tiempo.

En consumo de alcohol y tabaco las españolas siguen cuidándose respecto al estudio anterior, con datos muy similares: un 72,2 por ciento declara no fumar nunca y un 64% dice que consume alcohol solo ocasionalmente. Pero las mujeres que trabajan fuera de casa parecen consumir más tabaco y alcohol que las trabajan en casa (30 por ciento frente al 25 por ciento en el caso del tabaco, y 70 por ciento frente al 62 por ciento en el caso del alcohol).

Un dato preocupante es el elevado número de mujeres (40 por ciento) que manifiesta dedicar más de tres horas de pantalla extra laborales al día, entiendo estas por horas dedicadas a la televisión, el ordenador, el móvil, la tableta, etc. Y en cuanto a la planificación del tiempo, el 58,2 por ciento planifica su tiempo para realizar las tareas del día, pero la mayoría de ellas no consigue cumplir todas. Aún así, hay un 32 por ciento de “improvisadoras eficaces”, que se organizan sobre la marcha pero consiguen realizar sus obligaciones.

Las españolas declaran sentirse mucho más realizadas en el ámbito personal que el profesional

En esta nueva edición quisimos saber si las españolas se sienten realizadas, tanto a nivel personal como profesional, y el resultado es que parecen más realizadas personal que profesionalmente (un 76,7 por ciento en lo personal frente al 52,7 por ciento en lo profesional). Laboralmente las jóvenes se sienten más realizadas que las mujeres de mediana edad, aunque parecen más satisfechas cuando termina su carrera profesional. Las mujeres que trabajan fuera de casa parecen sentirse más realizadas tanto personal como profesionalmente (19,8 por ciento fuera de casa frente a 8,3 por ciento en casa a nivel profesional, y 36,2 por ciento fuera de casa frente a 26,6 por ciento en casa a nivel personal).

Analizamos la percepción que tienen de su bienestar las encuestadas, y vemos que, al comparar los datos con el estudio anterior, las mujeres siguen siendo optimistas en sus expectativas de bienestar, el 64 por ciento de las mujeres entrevistadas perciben su estado de bienestar como bueno o muy bueno, frente al 65,5 por ciento de 2013. Si tenemos en cuenta las mujeres que trabajan dentro o fuera de casa, vemos que un 68 por ciento de las que trabajan fuera tiene una percepción de su bienestar buena o muy buena, mientras que solo el 57 por ciento de las que trabajan en casa lo perciben así. Y si analizamos su situación económica, un 45 por ciento de las mujeres cuya posición económica actual es mala, cree que su bienestar dentro de 5 años será bueno.

El malestar emocional sigue siendo la razón fundamental que explica los bajos niveles de bienestar (59 por ciento en 2013 y 57 por ciento en 2014). Pero vemos que disminuye la sensación física de enfermedad: en 2013, un 20 por ciento declaró no haberse sentido enferma en el último mes, mientras que en 2014 incrementa un 34 por ciento.

Además, indagamos en las horas que dedican a ellas mismas a la semana y los resultados son preocupantes, ya que un 39,9 por ciento afirma no dedicar ninguna hora a la semana a hacer deporte, un 30,6 por ciento menos de una hora a relajarse y, cuanto peor situación económica tienen, menos horas dicen dedicarse a ellas mismas.

Baja el número de mujeres que asegura realizarse una revisión ginecológica anual

Aunque la encuestadas continúan teniendo claro que deben realizarse un chequeo de forma anual, baja el número de mujeres que afirman llevarlo a cabo (42 por ciento en 2014 frente a 45 por ciento en 2013). Pero donde el dato es aún más llamativo es en las revisiones ginecológicas, donde baja del 56 por ciento que declaraba llevarlo a cabo en 2013 al 43 por ciento actual.

En consumo de medicamentos, vemos que cerca del 20 por ciento dice automedicarse cuando tiene alguna molestia, y que las mujeres que trabajan fuera de casa consumen menos medicamentos que las que trabajan en casa.

El 86 por ciento asegura alimentarse de comida casera

A pesar de que la gran mayoría considera saludable hacer 5 comidas al día, solo afirma hacerlo un 44,4 por ciento, cuatro puntos porcentuales menos que en el estudio anterior (48,2 por ciento), siendo las mujeres con estudios universitarios las que más declaran llevar a cabo esta buena práctica (47,2 por ciento).

Sin embargo, al preguntar a las encuestadas por quién prepara la comida, un sorprendente 86 por ciento asegura alimentarse de comida casera, ya que cocinan ellas mismas o lo hace un familiar o pareja. Solo un 3,2 por ciento dice recurrir a comida precocinada o comida rápida.

Parece que el consumo de agua es algo que sigue preocupando a las mujeres españolas, ya que aumenta de un 63 por ciento a un 65 por ciento las que declaran beber más de un litro de agua al día, y disminuye el número de las que consume menos de un litro al día (de un 35 por ciento en 2013 a un 32 por ciento en 2014).

Aumenta significativamente el número de mujeres que afirma practicar ejercicio moderado, entendiendo este por caminar, subir escaleras, tareas del hogar, etc. Un 91,6 por ciento reconoce practicarlo, frente al 76 por ciento del año anterior. Pero disminuye ligeramente la práctica de ejercicio intenso, como natación, gimnasio, fútbol, etc., de un 27 por ciento a un 24,8 por ciento. En este sentido, es reseñable el aumento del número de mujeres que corren, de un 13,4 por ciento a un 23 por ciento, y que la práctica de actividad intensa aumenta conforme al nivel de estudios. Además, las mujeres que practican ejercicio por diversión son las que menos abandonan (un 41,8 por ciento confirman no abandonarlo).

En cuanto a los motivos por los que hacen ejercicio, sigue destacando la salud, por encima de adelgazar o relajarse, pero aún así, el porcentaje es menor que en el estudio anterior (de un 50,3 por ciento a un 45,2 por ciento). Y la falta de constancia en el deporte se mantiene de un año a otro, incluso aumenta levemente.

El lugar elegido para la práctica de actividad física de las españolas es el aíre libre. Un 39 por ciento declara preferir hacer ejercicio en espacios abiertos, frente al 25 por ciento que lo hace en recintos cerrados.

El 37 por ciento de las mujeres afirma acostarse entre las 24:00 y las 02:00 horas

Respecto a 2013, las mujeres declaran dormir más a diario: de un 32,1 por ciento que decía dormir de 7 a 9 horas a diario, al 42,5 por ciento actual, y disminuye el número de aquellas que declaran dormir solo entre 5 y 7 horas al día (del 63,15 al 53 por ciento). Sin embargo, comparando ambos estudios, las horas dedicadas al sueño los fines de semana permanecen prácticamente iguales (69,2 por ciento y 69,7 por ciento). Y las mujeres más dormilonas, de 7 a 9 horas al día, son las que tienen solo estudios primarios, mientras que las de estudios superiores aseguran dormir menos.

Llama la atención el 37 por ciento de mujeres que afirma acostarse entre las 24:00 y las 02:00 horas, pero además, entre las mujeres jóvenes aumenta a un 54 por ciento. Los nervios y el despertar sin motivo aparente son en 2013 y 2014 los principales motivos que quitan el sueño a las mujeres.

Comunidades Autónomas

Si centramos la atención en los datos más llamativos por comunidades autónomas, vemos que, de las mujeres que declaran ir al ginecólogo una vez al año, las que más lo llevan a cabo son las madrileñas (57,2 por ciento). Las aragonesas superan la media de las españolas que aseguran mantener hábitos saludables (32,9 por ciento), y las canarias son las que más dicen abandonar la práctica de actividad física, con un 82,3 por ciento.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.