¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 23 de enero de 2015   |  Número 66
el pulso
SEGÚN APUNTA UN ESPECIALISTA DE QUIRÓN TORREVIEJA
El 72% de los pacientes obesos que se someten a una intervención de cirugía bariátrica deja de ser diabético
El porcentaje corresponde a la gastrectomía tubular, técnica conocida también como manga gástrica, una de las más efectivas y con menos complicaciones postoperatorias

Redacción. Torrevieja
La gastrectomía tubular es una de las técnicas más utilizadas en la actualidad en cirugía bariátrica, junto al by pass gástrico. En España, el 38 por ciento de la población presenta sobrepeso y el 14 por ciento, obesidad, una enfermedad de la que la OMS anuncia una próxima epidemia debido a una mayor prevalencia en la población infantil. De hecho, en EE.UU. es la primera causa de muerte prevenible, superando incluso al tabaquismo.

Exterior de Quirón Torrevieja.

El 72 por ciento de los pacientes obesos que se someten a una intervención de cirugía bariátrica deja de ser diabético. “El sobrepeso, además, conlleva otros trastornos asociados, como la diabetes, el síndrome de apnea del sueño, los problemas cardiacos, la hipertensión arterial, las alteraciones de la fertilidad, la sobrecarga de articulaciones, el reflujo gastroesofágico, así como problemas de autoestima y ansiedad”, según explica el doctor Pedro Bretcha, especialista de la Unidad de Obesidad y Cirugía General y Aparato Digestivo de Hospital Quirón Torrevieja.

La evolución de las operaciones mínimamente invasivas ha revolucionado en la última década el mundo de la cirugía moderna, incluida la bariátrica. “En Quirón Torrevieja practicamos intervenciones complejas, mejorando la precisión técnica de los cirujanos y minimizando la invasión quirúrgica”, asegura el doctor Bretcha.

Técnicas quirúrgicas contra la obesidad

Hoy en día, se practican técnicas quirúrgicas y técnicas endoscópicas para tratar la obesidad. Las primeras se clasifican en restrictivas, malabsortivas o mixtas.

Las restrictivas, entre las que se encuentra la gastrectomía tubular, se basan en reducir la capacidad del estómago. Limitan la ingesta de alimentos y provocan una alteración en la secreción hormonal gástrica para regular el apetito y generar la sensación de plenitud gástrica. Esta operación se realiza como intervención única o también como complementaria en otros procedimientos.

Las técnicas malabsortivas se fundamentan en la alteración del paso de los alimentos por el intestino. Se suelen combinar con las restrictivas para dar lugar a las denominadas técnicas mixtas.

Entre los métodos mixtos se encuentra el by pass gástrico o el cruce duodenal que, en opinión de los especialistas, “consigue resultados muy positivos en el tratamiento de las enfermedades asociadas a la obesidad y una mayor reducción de peso, pero puede conllevar en ocasiones inconvenientes, al reducir la capacidad de absorción de nutrientes”.

Por su parte, las prácticas endoscópicas han presentado grandes avances en los últimos años en el tratamiento de la obesidad. Entre ellas, en Quirón Torrevieja se aplican la del balón intragástrico, que se introduce en el interior del estómago y se rellena con suero fisiológico hasta que alcanza un volumen óptimo para estimular la saciedad del paciente, y la del endobarrier, a través de la cual se coloca una funda en el interior del intestino alterando la absorción de los alimentos.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.