Lunes, 20 de enero de 2020   |  Número 121
El Big Data, herramienta clave en salud laboral y prevención de riesgos
Así se ha puesto de manifiesto durante la jornada organizada por 'Foro Recursos Humanos y Globality Health'
Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS).

El conocimiento derivado de la aplicación del Big Data es de gran ayuda en la toma de decisiones en los diferentes entornos laborales ya que es una herramienta de primer orden en la prevención y en la predicción de problemas de salud en el puesto de trabajo. Así se ha puesto de manifiesto en la jornada organizada por Foro Recursos Humanos y Globality Health en la Fundación Pons de Madrid, en la que tuvo lugar la sesión "Big data vs Salud: límites y ventajas".

Fernando Mugarza, director de desarrollo corporativo del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), expuso en ella una serie de conceptos vinculados a la relevancia de los datos y su análisis procedimental y exhaustivo "en aras a conseguir los mejores resultados de salud también en el entorno laboral, un ámbito al que dedicamos tanto tiempo de nuestras vidas y en el que los aspectos somáticos y psíquicos adquieren una especial relevancia siendo ambos caras de la misma moneda".

"El desarrollo de iniciativas digitales que aporten un mayor valor a la sanidad en un contexto de globalización, donde la movilidad geográfica va en aumento, debe encaminar a la puesta en práctica de proyectos que optimicen la relación entre las Compañías -desde su cultura y RRHH-, las entidades sanitarias y los propios trabajadores ligados directamente en este entramado profesional, personal e internacional en el que nos encontramos. La humanización y digitalización en el campo de la salud ya han dado sus primeros pasos, pero debemos acelerar el proceso de mejora en pro de la felicidad y el bienestar de los empleados".

La ciencia de los datos es una especialidad que tiene un enorme recorrido, dado que permite establecer pautas adecuadas de actuación con un carácter específico y de alta precisión en cada uno de los casos de uso en los que esta tecnología se puede aplicar. El conocimiento derivado de su utilización es de gran ayuda en la toma de decisiones en los diferentes ámbitos empresariales, académicos, administrativos e institucionales, entre otros, y la salud y la sanidad no son una excepción sino más bien todo lo contrario, un entorno en el que su aplicación conlleva grandes beneficios dentro del nuevo contexto de medicina participativa, predictiva, poblacional, personalizada, preventiva y precisa que se viene gestando.

Big Data

Las características del Big Data vienen definidas por el volumen masivo de datos a analizar, la variedad de las fuentes de las que provienen y se extraen dichos datos, la velocidad en el análisis y procesamiento de los mismos y la veracidad en la información obtenida, que es por lo tanto adecuada para la extracción de conclusiones válidas que permitan adoptar decisiones lo más acertadas posible.

La aplicación del análisis de datos mediante algoritmos responde en todos los casos a las cuestiones que previamente hayamos seleccionado y por ello tener muy claro qué es lo que se quiere conocer es fundamental, como también lo es el hecho de que la información disponible se encuentre estructurada y homogeneizada. El análisis semántico de textos hoy en día es posible y supone un avance muy notable de cara a la obtención de datos que contengan también este aspecto cualitativo.

La ciencia de los datos sin duda es una herramienta de alto valor añadido en el entorno de la prevención de riesgos laborales, así como en los departamentos de salud y seguridad en el puesto de trabajo; no solo en la vertiente física del individuo sino también en todo lo que suponen los problemas de salud vinculados a la psique y por lo tanto a la parte emocional de la persona.

Se trata de un aspecto este que en tantas ocasiones pueden derivar en patologías de diferente índole (enfermedades psicosomáticas), accidentes laborales y disconfort en general que sin duda son la puerta de entrada a aspectos como la pérdida de tiempo efectivo de trabajo, la disminución de la productividad y, llegado el caso, la incapacidad temporal o total con todo lo que ello supone para el empleado, para la organización y para el propio sistema con incremento en la presión asistencial y el gasto incremental debido no solo al consumo de productos y servicios sanitarios sino a la mayor frecuentación de las consultas y los servicios de urgencia de las unidades y centros asistenciales.

Salario emocional

“Es importante tener en cuenta la relevancia que alcanza en este punto el denominado salario emocional compuesto por las oportunidades de desarrollo del individuo en el entorno laboral del que se trate, el bienestar psicológico en el centro y en el lugar de trabajo y el equilibrio de la vida personal y profesional, un aspecto clave en toda estrategia de gestión que se precie de responsabilidad social en las organizaciones” apuntó Mugarza.

Los datos relacionados con el área de prevención de riesgos laborales y de salud y seguridad en el puesto de trabajo provienen fundamentalmente de la propia historia clínica de cada persona teniendo en cuenta aspectos clave como el medioambiente y entorno en el que se realiza el desempeño, las posibles enfermedades profesionales asociadas, el registro de accidentes de trabajo con sus principales causas y consecuencias, el registro de incapacidades temporales, los datos derivados de las entrevistas realizadas al empleado, etc.

Es fundamental que toda estrategia de Big Data que se quiera implantar en una organización tenga en cuenta aspectos como la identificación de fuentes e islas de datos, la recogida automatizada y sistematizada de los mismos, la apuesta por la simplicidad y la eficiencia y la búsqueda de una solución tecnológica y analítica adecuada desarrollada por una entidad que ofrezca experiencia, resultados y garantía.

En cuanto a las dificultades para la implantación de esta herramienta tecnológica que permite el análisis exhaustivo de datos se encuentran: el tamaño de la organización, las culturales (zonas de confort), las económicas -al considerarla como un gasto y no como una inversión-, las técnicas relacionadas con la seguridad de la información y la protección de datos, las formativas y las sociales, en cuanto a desconocimiento y falta de información acerca de la utilidad y beneficios de las tecnologías de la información y la comunicación relacionadas con la salud.

Un apunte final realizado por el experto fue la reflexión acerca de “cuánto tiempo dedican los responsables de las áreas de recursos humanos a analizar y establecer estrategias conjuntas con los departamentos correspondientes relacionados con la salud y seguridad en el puesto de trabajo y de prevención de riesgos laborales. Una práctica que debería fomentarse llegando a ser habitual en la cultura de las organizaciones, ya que aportaría datos relevantes y de gran utilidad en esta materia”.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.