Viernes, 14 de junio de 2019   |  Número 115
El Centro Médico de Asturias realiza el primer Minigastric Bypass robótico en España
El hospital privado asturiano incorpora el primer Robot Da Vinci en el Principado, donde ha realizado más de cinco cirugías
Miembros del equipo sanitario.

El Centro Médico de Asturias ha realizado por primera vez en España un Minigrastric Bypass robótico a una mujer de 49 años afectada por obesidad mórbida y con un índice de Masa Corporal 8IMC) de 45 kg/m2, durante el pasado mes de mayo.

El primer Minigastric Bypass robótico realizado en nuestro país ha sido llevado a cabo por el doctor Jesús González, responsable del Servicio de Cirugía General del Centro Médico de Asturias, acompañado por el doctor Iván Domínguez – cirujano- y el doctor Álvaro Escandón – anestesista-, de manera conjunta y en estrecha colaboración con el equipo de Cirugía Bariátrica robótica del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, compuesto por los doctores Jordi Tarascó y Pau Moreno.

Los excelentes resultados de esta técnica, que mejora en pérdida de peso y en resolución de comorbilidades (diabetes, hipertensión…) al bypass gástrico tradicional, unidos al escaso número de complicaciones que presenta, han hecho que sea una de las técnicas que más haya crecido en los últimos años en Europa, EE.UU. y Asia.
Para González, “cuanto más precisos sean los movimientos del cirujano, más seguro va a ser una intervención” y subraya que “el Robot Da Vinci nos permite hacer movimientos más precisos en espacios de difícil visión”.

El responsable de Cirugía también fue el encargado de llevar a cabo la primera operación con el robot, practicando una gastrectomía vertical robotizada a una paciente afectada de obesidad y diabetes, en una intervención que duró menos de dos horas. “Todo un éxito”, asegura.

Cirugía Bariátrica y Ginecología son las primeras especialidades en estrenar el Robot. Urología, será la tercera.
Por su parte, la ginecóloga Lucía Vior se convirtió en la primera cirujana en realizar una operación robotizada en Asturias, con una histerectomía con una linfadenectomía a una paciente del Centro, en una intervención de cuatro horas.

En esta ocasión, Vior estuvo acompañada por un ginecólogo experto en esta técnica, el doctor Ignacio Lobo, del Hospital Basurto de Bilbao y, como ayudantes, las ginecólogas del Centro Carmen Gutiérrez Cecchini y Ana Covadonga Suárez Arias.

Para la doctora, esta cirugía robótica le “parecía inalcanzable” cuando vio la primera intervención transmitida en directo desde la Clínica Mayo, hace casi 20 años. “Parecía ciencia ficción”, recalca. Y aún no se cree que sea real. Con el Da Vinci, “llegas a profundizar a sitios donde no podrías con una laparoscopia normal”. Hace hincapié en que “la cámara la mueves tú, como cirujano, y la llevas hasta el fondo de la pelvis. No dependes de un compañero que la lleve con la mano, se mueva o vaya donde no quieres. Aquí, llega y no se mueve”.

Entrenamiento con simulador

Fuera de quirófano, la consola de operar sirve de simulador para los cirujanos. “Es casi como un videojuego”, explica Lucía Vior y ambos doctores acreditados aseguran que “engancha”. La usan para entrenar incluso los fines de semana.

El simulador permite ensayar las intervenciones casi hasta la perfección. “Uno puede reproducir exactamente lo que va hacer y en lo que va a trabajar, todas las veces que quiera, hasta alcanzar un grado de excelencia o perfección muy elevado”, señala el doctor González.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.