¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 18 de mayo de 2018   |  Número 103
Acceda a nuestra hemeroteca
Curso de la Fundación GenesisCare
El futuro de la radioterapia se dirige hacia tratamientos más cortos
El hipofraccionamiento moderado se ha convertido en un tratamiento estándar para el cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres a nivel mundial. En España se diagnosticaron más de 27.000 nuevos casos en 2015, según el último informe de Redecan. En el abordaje de este tumor, el hipofraccionamiento moderado se ha convertido en un tratamiento estándar al lograr reducir el número de sesiones y obtener un nivel de toxicidad equiparable o inferiora la radioterapia convencional.Consiste en administrar en el tumor con la máxima precisión, menor dosis total de radioterapia pero en fracciones con dosis diarias mayores.

Imagen publicitaria del curso.

El futuro del tratamiento del cáncer de mama con radioterapia se dirige hacia la reducción del tiempo  y el número de sesiones totales, tal y como coincidieron oncólogos radioterápicos reunidos en el curso 'Toma de decisiones en hipofraccionamiento y SBRT', organizado por la Fundación GenesisCare.

“El hipofraccionamiento de mama es una técnica que se debe estandarizar y vamos a empezar a plantearnos tratamientos todavía más cortos en ciertos subgrupos de pacientes. En el futuro deberíamos poder ofrecer tratamientos muy cortos, de una semana, por ejemplo, con una tecnología óptima”, ha precisado la doctora Graciela García, oncóloga radioterápica y coordinadora médica de GenesisCare Madrid en el Hospital San Francisco de Asís.

Esta modalidad de tratamiento permite, entre otros beneficios, reducir los desplazamientos del paciente a las unidades de tratamiento. “Además, es un tratamiento considerado coste-efectivo puesto que permite reducir el número de recursos consiguiendo la misma eficacia”, ha añadido García. Durante el curso también se han analizado las diferentes estrategias en la toma de decisiones en hipofraccionamiento en cáncer de mama y se revisaron determinados aspectos del tratamientoen tumores de mama in situ  o la opción de hipofraccionamiento con sobreimpresión concomitante.

Otro de los tumores donde la radioterapia hipofraccionada se aplica con más frecuencia es en el de cáncer de próstata, uno de los tumores de mayor prevalencia.  Al respecto, Rafael García, oncólogo radioterápico y coordinador médico de GenesisCare Madrid Arturo Soria, ha precisado que “a medida que la tecnología ha avanzado, se ha acortado más el camino para llegar al hipofraccionamiento extremo (SBRT), que ya se está realizando”. La tecnología ha permitido en la última década disminuir la duración total del tratamiento de 39 días a cinco sesiones. “Esto favorece no solo al paciente, sino también a la gestión asistencial. De esta forma podemos tratar a más pacientes, mejorar su calidad de vida y reducir así las listas de espera”, ha puntualizado.

El hipofraccionamiento extremo permite la optimización de recursos en los tratamientos de oncología gracias a su menor duración e invasividad, a su baja toxicidad y mejor calidad de vida y accesibilidad para los pacientes. De acuerdo con el coordinador médico de GenesisCare Madrid Arturo Soria, esta técnica aúna “lo mejor de la braquiterapia, es decir la precisión, y la convierte en una terapia óptima que precisa del personal y la tecnología adecuadas”.

Los especialistas asistentes al curso señalaron que progresivamente se están ampliandolas indicaciones del tratamiento con radioterapia hipofraccionada a otras neoplasias, como pacientes con oligometástasis, como terapia focal en reirradiación y en pacientes de alto riesgo.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com