¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Jueves, 14 de mayo de 2015   |  Número 70
EN PORTADA
XXVI ASAMBLEA NACIONAL DE LA AGRUPACIÓN DE INVESTIGACIÓN Y MARKETINg FARMACÉUTICO
El futuro de la sanidad española pasa por una necesaria integración entre el sector público y privado
Es necesario buscar la colaboración mutua, haciendo especial énfasis en la calidad, la seguridad, la innovación, los profesionales, la organización estructural, los resultados y la eficiencia del sistema

Redacción. Madrid
Se estima que en el año 2020 el gasto sanitario necesario para dar cobertura a la población en condiciones de igualdad será el doble que hoy en día como consecuencia del cambio en el patrón de enfermedades o el envejecimiento de la población con el incremento consiguiente de la cronicidad. Por ello, “es necesario buscar la colaboración entre el sector público y privado haciendo especial énfasis en la calidad, la seguridad, la innovación, los profesionales, la organización estructural, los resultados y la eficiencia del sistema, todo con el objetivo de contribuir a la sostenibilidad y solvencia de un sistema sanitario accesible y equitativo para todos los ciudadanos”.

Manuel Vilches, director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Así lo ha asegurado Manuel Vilches, director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), durante la mesa redonda ‘360º de la sanidad en España’, que se ha celebrado en el marco de la XXVI Asamblea Nacional organizada por la Agrupación de Investigación y Marketing Farmacéutico (Aimfa) en Valencia.

El director del IDIS ha añadido que “el sector privado tiene un papel primordial en este aspecto y, por eso, estamos dispuestos a contribuir en la gestión de los servicios sanitarios con parámetros de calidad, experiencia y tomando como base la medicina basada en la evidencia y en la eficiencia. Ambos parámetros representan dos caras de la misma moneda, dos aspectos clave que precisan alcanzar un equilibrio estable basado en los mejores resultados de salud para cada paciente”.

Durante la intervención se ha recordado que el sector sanitario privado supone el 28,3 por ciento del gasto sanitario total, lo que lo sitúa entre los más altos de Europa por encima de otros países como Alemania y Reino Unido. Además, si tenemos en cuenta las estimaciones realizadas en el informe ‘Sanidad privada, Aportando valor: Análisis de la situación 2015’, sumando el gasto de conciertos con el gasto sanitario privado, se alcanzan los 34.754 millones de euros, que se estima en el 3,38 del PIB nacional.

En este punto, es un sector que contribuye a la generación de empleo “en el año 2014 creó 6.000 puestos de trabajo, lo que supone un incremento del 3 por ciento sobre los datos del año anterior” explica el director general de IDIS. 

Por otro lado, se trata de un sector que mejora la accesibilidad de la población a los servicios sanitarios (cuenta con 455 hospitales privados y una dotación de 52.360 camas), libera de recursos a la sanidad pública al contar con 7,3 millones de asegurados que utilizan en exclusiva los servicios del sector privado o hacen un uso mixto de la sanidad y colabora con el sistema público el sector privado colabora con el sistema público de salud a través de conciertos, concesiones y del mutualismo administrativo.

Algunas propuestas de futuro

El objetivo prioritario es dotar a nuestros ciudadanos del mejor sistema sanitario posible con los mejores resultados basados en calidad y eficiencia aprovechando todos los recursos disponibles; y por ende, se contribuya a lograr un sistema sanitario solvente, sostenible y competitivo. Por ello, IDIS propone diez vías para llegar a una asistencia sanitaria sostenible y de calidad para todos.

IDIS considera que es necesario realizar una revisión del catálogo de prestaciones. En este sentido, considera que es paradójico que haya patologías menores que no entrañan riesgo para la vida y que son cubiertas por el sistema y, sin embargo, haya problemas de financiación y acceso en casos importantes como la hepatitis C, algunas vacunas o el cáncer.

Otro aspecto clave es el de actuar sobre la gobernanza del sistema, ya que es necesario cambiar los modos, usos y costumbres en relación con la gestión de los recursos humanos del sistema, aportando conceptos tan asumidos por la sociedad como la evaluación reconocida de objetivos y del desempeño en términos económicos y de carrera profesional.

Por otro lado, la Institución sugiere la corresponsabilidad de los ciudadanos en la gestión de su propia salud, la existencia de una reforma y adecuación de las estructuras de nuestro sistema a la realidad demográfica actual y de futuro y la utilización eficiente y efectiva de todos los recursos disponibles (con independencia de si son públicos o privados). En sexto lugar, y no por ello menos importante, la interoperabilidad de los sistemas público y privado.

Según Manuel Vilches, “este aspecto es fundamental porque además de evitar duplicidades y gastos redundantes palía en cierta medida la variabilidad y hace que el paciente empoderado pueda circular libremente entre sistemas, transitando libremente entre el entorno público de asistencia sanitaria y el privado con todos sus datos clínicos en formato electrónico compartido”.

Asimismo, se ha reseñado la importancia que tienen las TIC´s para reducir costes, mejorar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios e incrementar la calidad y seguridad asistencial de los pacientes. Por ello, es importante dotar al nuevo sistema de herramientas tecnológicas para avanzar y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Y, en este punto, se ha aludido a la salud digital, e-Health, m-Health o, por ejemplo, al uso de la telemedicina, telerehabilitación, teleasistencia o telemonitorización en el manejo de pacientes crónicos a distancia.

Aunque estas vías suponen un papel importante, también es necesario que el profesional y el centro sanitario tengan como objetivo ser un punto de referencia para el ciudadano, no solo en materia asistencial y clínica, sino también en lo que se tiene que ver con la educación sanitaria vinculada a la prevención y el consejo psicosocial necesario. Impulsar y proyectar prácticas saludables entre la población y apostar por la I+D y la innovación junto a la gestión del conocimiento en red son las otras dos propuestas que IDIS apunta para lograr un sistema sanitario sostenible y de calidad.

Según Manuel Vilches “en estos diez puntos el ciudadano, la sociedad y en definitiva el paciente empoderado debe ser nuestro referente y estar presente en nuestros planteamiento estratégicos, en nuestros planes de acción y en nuestros indicadores de medida de resultados. Solo si es así, si le dotamos de lo mejor y de la forma más eficiente posible, conseguiremos en un plazo razonable de tiempo ocupar el espacio que merecemos en el concierto mundial de la salud. Un reto que nos implica a todos y que con el que continuaremos dando valor a nuestra sanidad y a nuestro sistema”.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.