¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de julio de 2015   |  Número 72
EL PULSO
ESTA UNIDAD ES UNA REFERENCIA EN ESPAÑA
El Grupo IMO ha tratado a 280 niños y adolescentes con Tomoterapia y Radiocirugía
60 niños menores de 14 años han recibido un tratamiento con Tomoterapia en el sistema nervioso central

Redacción. Madrid
En España se diagnostican cada año más de 900 casos nuevos de cáncer infantil, de los que más de 350 son susceptibles de tratamiento con Radioterapia. En la actualidad, la Unidad de Tomoterapia Pediátrica del Grupo IMO, primera y referente en nuestro país, cuenta ya con una experiencia clínica de 160 niños de cero a 14 años.

Raúl Matute, oncólogo radioterápico y responsable de la Unidad de Tomoterapia Pediátrica del Grupo IMO.

“La Tomoterapia es un equipo de alta tecnología en el tratamiento del cáncer, que permite llevar a cabo técnicas de Radioterapia altamente precisas y guiadas por imagen. Una técnica de Radioterapia segura y eficaz para el tratamiento de tumores sólidos infantiles, sobre todo, en tumores de sistema nervioso central (SNC), el segundo tipo de tumores infantiles por incidencia en nuestro país. En la actualidad y según el Registro Español de Tumores Infantiles (RETI-Sehop), representan el 21,5 por ciento de todos ellos. En esta unidad, 60 niños menores de 14 años han recibido un tratamiento con Tomoterapia en el SNC, es decir, en el cerebro y la médula ósea con excelentes resultados en cuanto a supervivencia y baja toxicidad”, afirma el Raúl Matute, oncólogo radioterápico y responsable de la Unidad de Tomoterapia Pediátrica del Grupo IMO.

Estas y otras conclusiones se están presentando en el módulo de Oncología Pediátrica de la VI edición del Master en Aplicaciones Tecnológicas Avanzadas en Oncología Radioterápica y en el que participan una veintena de especialistas en Oncología Médica, Radioterápica, Cirugía y Oncohematología.

Durante las jornadas se ha abordado la situación actual de la Oncología Pediátrica (protocolos multidisciplinares, nuevas técnicas quirúrgicas, avances en Radioterapia, Tomoterapia, Braquiterapia, Radiocirugía y las posibles ventajas clínicas y dosimétricas de tratamientos como la protonterapia en los tumores pediátricos).

Según Raúl Matute, coordinador del máster, los equipos de alta tecnología en Oncología Radioterápica se están incorporando de forma gradual al abordaje terapéutico en Pediatría. “Se está logrando que los tratamientos sean individualizados y se adapten a cada caso, mejorando los resultados terapéuticos. Es indispensable la puesta en marcha de protocolos terapéuticos multidisciplinares en los que se incorporen las modernas técnicas radioterápicas y se facilite el acceso de los pacientes a las mismas. Este abordaje exige la colaboración de un equipo de profesionales altamente cualificados y coordinados: anestesistas, oncólogos médicos y radioterápicos, radiofísicos, enfermeras especializadas, técnicos y psico-oncólogos”.

La experiencia clínica del Grupo IMO en este tratamiento ha permitido la publicación de diferentes estudios a nivel internacional sobre la aplicación de la radioterapia mediante el equipo de Tomoterapia en niños con tumores del SNC de alto riesgo. La difícil localización de estos tumores, la presencia de volúmenes irregulares y complejos, así como casos que precisan una comprobación por imagen de la precisión técnica en cada una de las sesiones de tratamiento indica la utilización de esta tecnología salvando las dificultades técnicas y clínicas de una forma sencilla, segura, fiable y cómoda para el niño.

“Hoy sabemos que este tipo de radioterapia guiada por la imagen aporta datos prometedores sobre la toxicidad aguda y la fiabilidad y factibilidad, es decir disminuye los efectos secundarios inmediatos y, lo que es más importante, las secuelas a largo plazo que tradicionalmente han sido asociadas a los tratamientos radioterápicos en este grupo poblacional tan sensible”, afirma Raúl Matute.

Radiocirugía, otra alternativa

Rafael García, oncólogo radioterápico del Grupo IMO, ha explicado que la Radiocirugía es también otra alternativa de tratamiento en Pediatría tanto para tumores malignos, como benignos y malformaciones arteriovenosas.

“Hemos tratado con Radiocirugía a 120 niños con edades entre los cero y 14 años, especialmente adolescentes. Es una alternativa terapéutica óptima en determinados pacientes pediátricos debido a las características dosimétricas de dicha técnica y la mayor preservación del tejido sano que se consigue. Normalmente un equipo multidisciplinar en sesión clínica determina aquellos casos que son susceptibles de tratamiento con Radiocirugía”, afirma.

Diagnóstico precoz

Es relativamente frecuente que en niños de muy corta edad exista la dificultad añadida de diagnosticar precozmente esta enfermedad por la dificultad que implica conocer exactamente los síntomas. “En muchos casos, cuando los niños llegan a nuestra Unidad estos tumores ya se encuentran en fase avanzada”, asegura Matute. “Además, dada la baja incidencia de este tipo de patología infantil, a menudo se contemplan antes otras posibilidades diagnósticas distintas al cáncer que hay que descartar previamente contribuyendo también esta situación al retraso del diagnóstico“.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.