Martes, 16 de febrero de 2021   |  Número 133
El Hospital Beata María Ana incide en la especial atención a los pacientes con cáncer ante el Covid
Junto a los enfermos crónicos, constituyen uno de los grupos más vulnerables
El Dr. Jalón y la Dra. Santiago, oncólogos del Hospital Beata María Ana.

El Hospital Beata María Ana, con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, que se celebra el día 4 de febrero, ve necesario poner el foco sobre la especial atención que debe dispensarse a los pacientes en la actual situación de pandemia por Covid-19, por constituir, junto a los enfermos crónicos, uno de los grupos más vulnerables. 

“El cáncer por si mismo no es un factor de riesgo para contagiarse, pero no debemos olvidar que una gran parte de los enfermos están inmunodeprimidos debido a los tratamientos utilizados contra la enfermedad, y ésta es la condición que los hace especialmente vulnerables ante la Covid-19, pudiendo desarrollar la enfermedad”, asegura el Dr. Jalón, del Hospital Beata María Ana.

No obstante, subraya este especialista la necesidad de mandar un mensaje de tranquilidad y confianza a los pacientes con cáncer. “Si bien no es posible emitir una valoración sobre cómo actuar en general, los oncólogos debemos estudiar cada caso y actuar en consecuencia. Habrá determinados pacientes en los que, por sus condiciones particulares, será necesario suspender o retrasar el tratamiento para minimizar riesgos, y otros enfermos que podrán continuar sin ningún problema”.

Extremar las medidas de higiene y seguridad sanitaria

La Dra. Santiago, también del Hospital Beata María Ana, recuerda la necesidad de que los pacientes con cáncer minimicen al máximo sus posibilidades de contagio. En este sentido, subraya la importancia de ser muy estrictos en el cumplimiento de las medidas de higiene y seguridad sanitaria dictadas por las autoridades.

“Es importante que los enfermos de cáncer sean especialmente escrupulosos en el cumplimiento de las medidas adoptadas para la población en general. El lavado frecuente de manos, el uso de la mascarilla y mantener la distancia de seguridad con otras personas, son las principales armas para evitar un contagio”, asegura.

Asimismo recuerda la necesidad de minimizar los contactos,  reducir las reuniones con personas con las que no se convive (sobre todo en espacios cerrados), y ante cualquier síntoma compatible con la enfermedad, contactar con su centro de salud o especialista de manera inmediata: “En pacientes con un grado de inmunosupresión importante, síntomas como fiebre alta o falta de aire son motivo para acudir al servicio de urgencias de su hospital”, puntualiza.

Por último, la especialista recuerda que es necesario tratar de mantener aquellos hábitos saludables que el oncólogo haya recomendado, como pueden ser el seguir una dieta equilibrada o realizar, en la medida de los posible, ejercicio físico moderado.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.