Martes, 28 de septiembre de 2021   |  Número 139
El Hospital Beata María Ana reduce en un 50% la huella de carbono derivada de la iluminación
Las emisiones de CO2 del centro se reducirán anualmente de 208 toneladas a 101
Nuevo sistema basado en tecnología LED del centro.

El Hospital Beata María Ana ha reducido en un 50% la huella de carbono procedente de su sistema de iluminación tras haberlo sustituido por uno nuevo basado en tecnología LED. 

El hospital ha llevado a cabo una reforma integral de su sistema de iluminación, que  ha consistido en sustituir en todas sus dependencias las luminarias tradicionales por otras de tecnología LED.

Con el nuevo sistema de iluminación, las emisiones de CO2 se reducirán anualmente en cerca del 50%, pasando de 208 Toneladas (Tn) a 101 Tn.

“Desde el Hospital Beata María Ana hemos realizado una importante inversión económica en esta obra, que se enmarca en nuestras políticas de RSC, y nos reportará en el medio y largo plazo un importante beneficio medioambiental y económico”, declara Antonio López, responsable de Mantenimiento del centro hospitalario.

La utilización de tecnología LED ha supuesto en los últimos años una nueva forma de concebir la iluminación, y pese a que el coste inicial de las lámparas es superior al de las tradicionales, existe un importante ahorro económico a medio plazo gracias al menor consumo energético de este tipo de luminarias y a su larga vida útil, lo que se traduce en una reducción significativa de residuos y emisiones.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.