¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 16 de junio de 2017   |  Número 93
Acceda a nuestra hemeroteca
sanidad al día
Foro de Innovación 'Hospital y Emprendimiento'
El hospital del futuro no es posible sin colaboración y una gestión innovadora
Por cada euro invertido en una Unidad de Innovación, se movilizan siete para la innovación, explican los expertos

Redacción. Madrid
El sistema sanitario se enfrenta a retos significativos que implican una mejor atención, tanto por el aumento de la esperanza de vida, que implica un incremento de la demanda asistencial, como por la escasez de recursos disponibles para atenderla, y todo ello del modo más eficiente y sostenible posible. Para abordar y superar estos retos, es necesario modificar los actuales métodos de trabajo sanitarios y los modelos de cuidado de la salud para llegar al que debería ser el “hospital del futuro”. Con el objetivo de aportar ideas y soluciones en este entorno, la Fundación Ramón Areces y la Fundación Pfizer han organizado el Foro de Innovación “Hospital y Emprendimiento: La colaboración como futuro de la innovación en salud”.

Un momento de la jornada organizada por Pfizer y la Fundación Ramón Areces. 

Durante el encuentro, los expertos han abordado cómo podemos mejorar los hospitales actuales y todos han coincidido en la necesidad de transformar el sistema de salud, modificando su modelo de gestión y el de colaboración entre entidades y personas.

Para Beatriz Faro, presidenta de la Fundación Pfizer, es precisamente la colaboración, ya sea entre el entorno público y privado, o entre las pequeñas y grandes empresas la clave para seguir evolucionando, “aprovechando el momento de cambio en el que nos encontramos inmersos para apoyar a numerosos emprendedores, que pueden aportar mejoras y grandes cambios a nuestro sistema sanitario para, en definitiva, convertir al paciente en el centro de nuestra actividad”.

Pero, ¿cómo debe ser el hospital del futuro? Para Lluís Blanch, director de l'Institut d'Investigació i Innovació Parc Taulí (I3PT), “el hospital del futuro es aquel que aplica la revolución 4.0, es decir, integra robótica, internet de las cosas, ciberseguridad, computación en la nube, realidad aumentada, big data, simulación e integración de sistemas , todo ello interconectado y enfocado a mejorar la atención del paciente y aportar valor”.

Y para aportar valor, una de las claves es mejorar constantemente la atención sanitaria, para lo que se requiere incorporar nuevas formas de prestar servicios y de mejorar la experiencia del paciente, según ha subrayado Jorge Juan Fernandez García, director del área de e-health y Health 2.0 del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona.

Así, algunas de las innovaciones que ya están presentes en varios hospitales comprenden desde avances en dispositivos médicos -como uno que ha logrado disminuir significativamente el número de intervenciones en niños con estrabismo-; impresión 3D para diferentes tipos de cirugía como la oncológica, neurocirugía y cardíaca -el Hospital Sant Joan de Déu ya ha realizado más de 50 operaciones con esta técnica-; desarrollo de productos centrados en las necesidades de los pacientes como mochilas para niños pequeños, o diseño de palos de gotero especialmente pensado para niños hospitalizados; o innovación en la propia organización -información al paciente en la web o un programa de telemonitorización para reducir la obesidad infantil-.

Avance constante de la atención sanitaria

Según ha destacado Joan Bigorra, Director de Innovación del Instituto de Salud Global del Hospital Clinic de Barcelona, “el Sistema Nacional de Salud es uno de los pilares fundamentales de nuestro estado del bienestar y tenemos la obligación de mejorarlo constantemente para asegurar su evolución positiva y sostenible en un marco de cambio demográfico y de restricciones económicas”.

En este sentido, señala que la innovación tiene que llegar, necesariamente, desde distintas perspectivas: “estratégica (por ejemplo, más atención a la medicina predictiva, preventiva y personalizada y mucho más participada por el paciente), tecnológica (tecnologías de la información y la comunicación, robótica, imagen, telemedicina), de procesos (atención a la cronicidad, gestión del paciente frágil, integración de niveles asistenciales), de recursos humanos (carrera profesional, movilidad, nuevos perfiles profesionales, compromiso y participación de los profesionales) y de investigación, poniendo un mayor énfasis en adoptar las innovaciones de una forma eficiente y plenamente integrada”.

Así, Inés Gallego Camiña, subdirectora de Innovación y Calidad del Hospital Universitario Cruces (Osakidetza), y referente de Innovación del Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces, señala que “necesitamos buscar respuestas a medida para problemas cambiantes, innovar y transformarnos; y cuando hablamos de innovación y transformación, hablamos de gestionar y para ello es fundamental el papel de la dirección en el liderazgo de la innovación”. Pero, “no solo hay que solucionar problemas, sino también tener una visión estratégica y adelantarnos al futuro”, añade. Como ejemplos de innovación sanitaria, esta experta subrayó la humanización de los espacios hospitalarios; el programa piloto Ópera+, mediante el cual su Hospital logra la humanización en la Unidad de Neonatos; una mejor atención a los pacientes con lesiones medulares gracias a información específica para ellos; o la impresión 3D aplicada con éxito en este centro en las unidades de Traumatología (guías quirúrgicas), Cirugía Pediátrica (preparación quirúrgica), Cirugía maxilofacial (preparación quirúrgica y modelo de placas), Cardiología (modelos para la validación de dispositivos), Cirugía plástica (modelo adaptado para grandes quemados) e investigación.

Innovación a todos los niveles de la organización

Por su parte, Diego Velasco, Director de Innovación del Instituto del Hospital Ramón y Cajal (IRyCIS), afirma que “el Instituto contribuye a la I+D+I del hospital a través de la publicación de convocatorias intramurales, en las que se financian proyectos de nuestros investigadores e innovadores, a desarrollar en un plazo máximo de 2 años, y de los que se espera la traslación a la práctica clínica y/o la innovación de los procesos asistenciales del hospital y del Sistema Nacional de Salud en su conjunto”.

Además, la Unidad de Innovación de este Instituto impulsa la financiación privada y colaboración empresarial. Así, en los últimos cuatro años se han puesto en uso en el Hospital o transferido a empresas, 20 proyectos y se han creado cuatro startups para continuar el desarrollo y comercialización de tecnologías. “En cuanto a la contribución de la Unidad al Instituto, podemos decir que por cada euro invertido en ella se han conseguido siete para financiar la innovación del IRYCIS”, indica Velasco.

Por todo ello, Lluis Blanch concluye que “la excelencia científica de los hospitales debe ser utilizada para generarles también valor económico”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com