Martes, 01 de marzo de 2022   |  Número 144
El Hospital Gregorio Marañón, primer hospital de España dotado con el sistema robótico Corindus de Siemens Healthineers
El Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón ha incorporado el sistema robótico Corindus CorPath GRX, de control remoto con navegación avanzada, integración de imágenes e inteligencia artificial
Corindus permite realizar intervenciones coronarias y vasculares robóticas.

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid, ha incorporado el primer sistema robótico de segunda generación Corindus CorPath GRX de Siemens Healthineers, para la realización de intervenciones coronarias y vasculares periféricas de manera más precisa y con menor exposición a la radiación tanto para el paciente como para el especialista. Hasta allí se ha desplazado el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruíz Escudero, quien ha llevado a cabo el acto de inauguración de la instalación, junto con el Dr. Francisco Fernández-Avilés, Jefe del Servicio de Cardiología de dicho hospital, y representantes de Siemens Healthineers.

Durante el acto, Alberto Martínez, director general de Siemens Healthineers en España, ha destacado, “tenemos un fuerte compromiso con la innovación en tecnología sanitaria y uno de nuestros objetivos es combinar robótica y diagnóstico por imagen en cardiología. Muestra de ello es el sistema robótico Corindus que hoy inauguramos en el Hospital Gregorio Marañón, y que permite enfocarnos en profundizar en los procedimientos y contribuir a la expansión de la medicina de precisión y la mejora de los resultados clínicos”. “Esperamos que éste sea solo el primer paso para que miles de pacientes a lo largo de nuestro país puedan beneficiarse de las ventajas que ofrecen la tecnología avanzada, los sistemas robóticos, el uso de imágenes de alta calidad y la inteligencia artificial, antes y durante las intervenciones médicas”, ha añadido A. Martínez

El futuro de las intervenciones cardiovasculares, ya disponible en España

CorPath GRX es la segunda generación de tecnología asistida por robot que ofrece mejoras a la plataforma añadiendo importantes actualizaciones clave que aumentan la precisión, mejoran el flujo de trabajo y amplían las capacidades y la gama de procedimientos que pueden realizarse robóticamente. Durante una intervención asistida por robot, el médico se sienta en una estación de trabajo protegida contra la radiación y utiliza unos joysticks para manipular dispositivos que se sostienen en un brazo robótico situado en la mesa del paciente.

Gracias a la incorporación de esta solución robótica, los especialistas podrán controlar con precisión los catéteres guía, guías, implantes de balón o stent mediante imágenes integradas durante sus intervenciones coronarias, vasculares periféricas y neurovasculares. Además, gracias a la automatización y la integración con sistemas de imagen, se pueden estandarizar los algoritmos de tratamiento, aumentar la eficacia y mejorar la atención al paciente

Por otro lado, el uso del sistema robótico Corindus permite el control del procedimiento de la intervención con un módulo de control separado, sin necesidad de que el especialista se coloque junto a la mesa para angiografía, como se realiza habitualmente, reduciendo la exposición a la radiación.

La incorporación de este equipo en el Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón ya ha permitido la realización de 65 intervenciones con excelentes resultados en términos de seguridad y eficacia, permitiendo el abordaje de lesiones coronarias muy complejas. De hecho, se han registrado muy buenos resultados, menor uso de contraste y buena evolución clínica de los pacientes en el seguimiento a corto y largo plazo.

Según ha señalado el Dr. Francisco Fernández-Avilés, Jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, “Este sistema robótico integra movimientos submilimétricos automatizados con imágenes radiológicas en movimiento de muy alta resolución, lo que ayuda a los especialistas a controlar con precisión los catéteres y alambres guía, así como las técnicas de reparación con balón o de implante de stents. Podemos asegurar que se gana en seguridad y eficacia para el enfermo y que está indicado para reparar lesiones de cualquier nivel de complejidad de las arterias coronarias”, explica el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, Francisco Fernández-Avilés.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.