Martes, 21 de diciembre de 2021   |  Número 142
El Hospital Ruber Internacional dispone del último modelo de Neuronavegador Brainlab
Abordajes mínimamente invasivos para la localización de lesiones cerebrales y la realización de craneotomías maximizando la precisión y la seguridad
El neurocirujano Ricardo Díez Valle planificando la cirugía craneal con el neuronavegador Brainlab.

Es el último modelo denominado Curve 2.0Este enlace se abrirá en una ventana nueva de la compañía alemana BrainlabEste enlace se abrirá en una ventana nueva que, desde hace 30 años, desarrolla software y tecnología médica innovadora que permite gestionar y hacer el mayor uso de los datos clínicos disponibles para enriquecer los tratamientos, la toma de decisiones por parte de los cirujanos y, por tanto, los resultados en pacientes.

Las innovaciones de Brainlab en cirugía aportan eficacia y sencillez incluso a los procedimientos más complejos, ofreciendo soluciones para que las intervenciones de cráneo, columna, y otras diversas especialidades sean más eficaces y menos invasivas.

Este ha sido el caso reciente del doctor Ricardo Díez Valle y la doctora Sonia Tejada, neurocirujanos del Hospital Ruber Internacional, que han estado asistidos por el novedoso software de navegación y planificación, cuya última versión del navegador ha sido utilizada para una cirugía craneal compleja.

Tal y como explica el doctor Ricardo Díez Valle, este dispositivo es una plataforma de navegación quirúrgica más potente y versátil que ofrece mucho más que cirugía guiada por imágenes. "Es una puerta de entrada móvil a la cirugía digital, equipado con una pantalla 4K de gran tamaño que nos permite planificar, revisar, documentar y transmitir por streaming la intervención desde cualquier parte del quirófano", indica.

Por su parte, la doctora Sonia Tejada asegura que Curve 2.0 combina a la perfección las prestaciones del software de BrainlabEste enlace se abrirá en una ventana nueva con la obtención de imágenes intraoperatorias, las soluciones robóticas quirúrgicas y reconoce dispositivos de otros fabricantes como microscopios, ecógrafos intraoperatorios, etc.

Según el doctor Díez Valle, la informática aplicada a la cirugía posibilita los abordajes mínimamente invasivos para la localización de lesiones cerebrales y la realización de craneotomías maximizando la precisión y la seguridad.

"En este equipo es muy sencillo utilizar imágenes multimodales, ya que podemos dirigir la cirugía al tumor como lo indica una resonancia normal, pero también, al mismo tiempo utilizar la información del PET y de secuencias avanzadas de resonancia, como la tractografía o la RM funcional", indica el doctor Díez Valle.

Según el neurocirujano, podemos identificar mejor que nunca lo que es tumor y las partes más importantes para la función cerebral. "La pantalla 4K hace que toda esa información se presente de forma simultánea en resolución completa, sin que se produzcan pérdidas de calidad. En el caso ya realizado recientemente en el Ruber Internacional, era importante extirpar la parte metabólicamente más activa, indicada en PET, sin afectar a las fibras de la función visual. Este equipo lo hizo muy sencillo", asevera Díez Valle.

"Es posible planificar en 3D y adaptarlo a los hallazgos intraoperatorios, así como una apertura mínima en el cráneo, asegurando un acceso perfecto por el corredor más pequeño posible", matiza la doctora Sonia Tejada.

Ricardo Díez Valle afirma que este equipo está diseñado para coordinarse perfectamente con el microscopio robotizado Kinevo 900, del que ya disponemos en el hospital, permitiendo guiar todo el abordaje de forma milimétrica según la planificación marcada.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.