¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 15 de noviembre de 2013   |  Número 53
EL PULSO
DESARROLLADO POR BOSTON SCIENTIFIC
Cuatro centros españoles evalúan un sistema de neuroestimulación para tratar el dolor crónico
El estudio Options recogerá el impacto en el consumo de los recursos económicos

Redacción. Madrid
Cuatro hospitales españoles participan en el estudio clínico Options, en el que se valoran los resultados del sistema Spectra, de Boston Scientific, en pacientes con dolor crónico resistente a otros tratamientos. Los cuatro centros son el Hospital La Paz, el Hospital Clínico de Valencia, la Clínica Universitaria de Pamplona y el Hospital Universitario Quirón Madrid.

Dispositivo Spectra.

Según ha explicado la compañía, el sistema de neuroestimulación Spectra “es el único sistema de estimulación implantable que proporciona la posibilidad de personalizar el tratamiento del dolor utilizando programaciones inteligentes sobre 32 contactos, lo que amplía considerablemente las posibilidades para adaptar y mantener la terapia según las necesidades clínicas de cada paciente”.

En concreto, el estudio Options recogerá el impacto de aplicar este nuevo sistema en la analgesia y calidad de vida del paciente así como en el consumo de los recursos económicos utilizados para tratar el dolor crónico.

Opciones de tratamiento

El 11,8 por ciento de la población española, unos cinco millones de personas, padecen un dolor crónico y de ellos tres millones lo sufren a diario y un millón y medio a todas horas. En la mayoría de los casos, la primera línea de tratamiento del dolor crónico comienza con analgésicos leves hasta los mórficos. Pero cuando estos no son suficientes, la medicina y la tecnología ofrecen otros tratamientos. La terapia de neuroestimulación para el dolor crónico utiliza una batería situada debajo de la piel del paciente que libera impulsos eléctricos a la médula espinal, a través de unos electrodos implantados en el espacio epidural del paciente que bloquea las señales de dolor que llegan del cerebro.

Según ha explicado la compañía, estos nuevos dispositivos beneficiarán a los pacientes y aportarán un mayor ahorro al sistema sanitario. La terapia de neuroestimulación mediante sistemas implantables ya ha demostrado durante las últimas décadas un alto grado de eficiencia económica y clínica, siendo el tratamiento recomendado para esta población por organismos de reconocido prestigio internacional como el NICE (National Institute for Health and Clinical Excellence) en el Reino Unido.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.