¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 19 de junio de 2015   |  Número 71
Acceda a nuestra hemeroteca
EL PULSO
ES EL TUMOR MÁS FRECUENTE DEL CUERPO
El diagnóstico temprano del cáncer de laringe, clave para evitar mutilaciones al paciente
La Unidad de Cirugía Mínimamente Invasiva de Cabeza y Cuello del Vithas Nuestra Señora de América ofrece tratamientos especializados

Redacción. Madrid
La Unidad de Cirugía Mínimamente Invasiva de Cabeza y Cuello del Hospital Vithas Nuestra Señora de América pone a disposición de sus pacientes un videofibrolaringoscopia de alta definición y luz NBI que facilita el diagnóstico temprano y preciso del cáncer de laringe, el tipo de tumor más frecuente en esta zona del cuerpo.

Mario Fernández, otorrinolaringólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

Las imágenes en alta resolución que obtiene el equipo permiten detectar cualquier tipo de tumor en sus estadios más iniciales, fundamental para aumentar la efectividad de los tratamientos a aplicar. Tanto el diagnóstico como el tratamiento tardío producen importantes mutilaciones en el paciente.

Aproximadamente el 94 por ciento de los pacientes diagnosticados de cáncer de laringe son, o han sido, fumadores. El hábito tabáquico destaca entre los principales factores de riesgo y su combinación en exceso con la ingesta de bebidas alcohólicas puede multiplicar los riesgos de padecer un cáncer de laringe.

Según los datos de incidencia del cáncer en España, incluidos en el último informe elaborado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), organismo especializado en esta enfermedad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de laringe en población adulta representa el 1,2 por ciento de los casos al analizar los 28 tipos de cáncer más comunes.

“El hábito tabáquico es el principal factor de riesgo para padecer un cáncer de laringe. Por eso, en el caso de los fumadores, recomendamos hacerse una revisión al año. En el caso de los que han dejado de fumar, una única revisión permitirá descartar posibles afecciones”, afirma Mario Fernández, otorrinolaringólogo del hospital. “El pronóstico del paciente con cáncer de laringe es favorable comparado con otros tipos, aunque varía según su localización, tamaño y extensión”, concluye.

El tumor que afecta a las cuerdas vocales, o glótico, es el de mejor pronóstico con una tasa de supervivencia a cinco años de entre el 90 y el 95 por ciento en los tumores más pequeños y del 50 por ciento en los de mayor tamaño, si se ha diagnosticado precozmente y el tratamiento ha sido el adecuado. En los tumores supraglóticos, la tasa de supervivencia oscila entre el 80 y el 50 por ciento en función del tamaño, del momento en el que se ha diagnosticado y del tratamiento recibido.

Por último, los tumores subglóticos son los de peor pronóstico, con una tasa de supervivencia a cinco años del 40 por ciento, ya que don los que menos síntomas dan, por eso es tan importante el diagnóstico precoz.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com