¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 23 de octubre de 2015   |  Número 74
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
LA DEDUCCIÓN SOLO LLEGA AL DE ENFERMEDAD
El IDIS lamenta la “oportunidad perdida” para la desgravación del seguro de salud
Desde el instituto, siguen abogando por implantar una medida que ahorraría 1.500 millones de euros al SNS

Redacción. Madrid
La desgravación fiscal de los seguros por enfermedad es “una buena medida, pero escasa”. O al menos así lo considera el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), en boca de su director general, Manuel Vilches, que lamenta que esta iniciativa no haya abierto la puerta a reformar también la fiscalidad en los seguros de salud. 

Manuel Vilches, director general del IDIS.

“Desde el IDIS siempre hemos peleado por la desgravación del seguro de salud y, tras esta reforma, vemos como se ha perdido otra oportunidad”, lamenta.

Características del cambio normativo

La semana pasada, el Senado dio luz verde a una enmienda transaccional del PP y CiU a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, en la que se permite considerar las primas de los seguros por enfermedad como gastos deducibles al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

La medida  afecta únicamente a los trabajadores autónomos con discapacidad o algún miembro de su familia que la tenga, y entrará en vigor el año que viene y con vigencia indefinida. Con su aprobación, se permite una deducción fiscal de entre 500 euros (en el caso del profesional autónomo) hasta 1.500 euros por cada uno de los familiares a su cargo. En ningún caso, la nueva normativa se refiere a las viejas reclamaciones del sector sanitario privado (encabezadas por el IDIS) que piden las mismas ventajas fiscales a los que tengan contratado un seguro de salud.

Para acceder a la desgravación, la normativa exige cumplir dos requisitos. El primero, que la cobertura de enfermedad alcance al trabajador, pudiendo también llegar a su cónyuge y descendientes; o no excedan los 500 euros anuales por cada una de estas personas o los 1.500 euros por cada una de ellas con discapacidad. El exceso sobre dicha cuantía constituirá retribución en especie.

“Nos parece una buena medida porque afecta a un colectivo de la sociedad como son los discapacitados, pero nada tiene que ver con las peticiones que, desde la sanidad privada, llevamos pidiendo desde hace años”, explica Vilches. “Está demostrado que nuestra propuesta ayudaría al Sistema Nacional de Salud”, añade el director general del IDIS en relación a los 1.500 millones de euros de ahorro que, según estimaciones de este instituto, se ahorraría a las arcas públicas.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com