Martes, 16 de febrero de 2021   |  Número 133
"El mayor reto de Bidafarma durante el Covid-19 ha sido garantizar el suministro de medicamentos"
Jesús Porres Ureña, director general de Bidafarma.

Bidafarma cuenta con una corta edad (cinco años) pero una amplia experiencia en el sector de la distribución farmacéutica. A través de fusiones, se ha creado una “cooperativa fuerte, unidad y de cobertura nacional”, tal y como expone su director general, Jesús Porres Ureña. Esto les ha permito ser garantes de la distribución y dispensación de medicamentos en el sector sanitario, especialmente en un momento tan complicado como la actual crisis sanitaria del Covid-19. En el último año de pandemia, el principal reto de la compañía ha sido asegurar el acceso al medicamento sin interrupciones. Un hándicap que, según el director general, han superado “con creces”.

¿Cómo fueron los inicios de la compañía?

Bidafarma nace de la unión de doce cooperativas de distribución farmacéutica que dan servicio a más de 10.000 farmacias en prácticamente todo el territorio nacional. Esta fusión, que se llevó a cabo en 2016, supuso un hito en el sector ya que nunca, hasta la fecha, tantas cooperativas habían unido sus fuerzas en un proyecto de semejantes dimensiones. A pesar de que Bidafarma no supera los cinco años de edad, entre todas las cooperativas que la integran cuenta con más de 800 años de historia.

Al margen de las sinergias que provocan todos los proyectos de fusión, este grupo de cooperativas se unieron con el objetivo de buscar un modelo mucho más eficiente a futuro que pudiera consolidar el servicio farmacéutico dentro de un ecosistema de salud mucho más avanzado hacia el siglo XXI y poder así, a través de la farmacia, dar al ciudadano proyectos sanitarios de calidad, innovación, cohesión, etc.

Gracias a esta gran fusión, conseguimos crear una gran cooperativa fuerte, unida y de cobertura nacional que da servicio a más de 10.000 farmacias en prácticamente todo el territorio nacional en 12 comunidades de nuestro país a través de los 29 almacenes distribuidos por toda la geografía española.

¿Cuál es la clave de su éxito?

Como garantes de la distribución y dispensación del medicamento, el desarrollo de nuestra actividad implica una responsabilidad social con la población en general, por lo que uno de nuestros objetivos es ser capaces de aportar valor al ciudadano y a la farmacia.

Nuestra labor consiste en acercar el medicamento a diario a la población a través de todas las oficinas de farmacia, que son las que garantizan que éstos lleguen cada día a todos los puntos de nuestra geografía, y nosotros, con nuestra actividad, contribuimos a ello.

Uno de nuestros objetivos es la defensa del modelo español de farmacia, que consideramos el mejor modelo sanitario para todos los ciudadanos en la actualidad. Gracias a este modelo, todos los medicamentos llegan a los puntos más recónditos de nuestro territorio para que, a fin de cuentas, todos los pacientes tengan todos los medicamentos en las mismas condiciones. No olvidemos que la farmacia ha sido el único establecimiento sanitario que ha permanecido abierto durante todo el confinamiento.

En Bidafarma, nuestro objetivo no se basa en ser más grandes sin más, lo que buscamos es apoyar con mucha más fuerza a este nuevo modelo sanitario desde la farmacia. Es un modelo solidario, basado en el modelo cooperativo que ayuda a cohesionar todos los territorios y el acceso universal al medicamento, algo que pensamos que hay que defender.

¿Qué diferencia a Bidafarma del resto de sus competidores en el mercado?

No podría decir que nos diferencia, pero puedo hablaros de que es lo que funciona a Bidafarma para ser una cooperativa como la que es hoy. Dentro de nuestros valores, siempre han estado la cercanía con nuestros socios. A pesar de ser una cooperativa de gran tamaño, el trato humano, de tu a tu con nuestras farmacias sigue presente. Por otro lado, el ser cooperativa lleva implícito un carácter solidario, prestamos servicio a todas nuestras farmacias de la misma forma, independientemente de su tamaño o situación geográfica.

Bidafarma ofrece a todos sus socios una amplia gama de servicios de valor adaptados en cada momento a las necesidades de nuestros socios, de los pacientes y de la sociedad en general.

¿De qué manera ha ayudado la compañía a combatir la pandemia del Covid-19?

Desde el inicio de la crisis sanitaria, nuestro reto principal ha sido y es, el de asegurar el acceso al medicamento sin interrupciones, un hándicap que hemos superado con creces. A pesar de  esta situación excepcional  Bidafarma se puso a disposición de las autoridades e instituciones sanitarias, tanto nacionales como autonómicas, para ofrecer toda su capacidad logística facilitando a los pacientes la entrega de medicamentos hospitalarios a través de su farmacia más cercana para que pacientes de grupos de riesgo, evitasen desplazamientos y riesgos innecesarios. Asimismo, se colaboró con la Administración en el control de medicamentos críticos como fue en su momento la hidroxicloroquina.

Desde que comenzó la pandemia, en Bidafarma siempre hemos estado a disposición de las distintas autoridades y sus necesidades en cada momento. Gracias a distintos acuerdos con las autoridades autonómicas, Bidafarma ha colaborado en el  suministro de las mascarillas gratuitas que han dispensado a sus ciudadanos para facilitar el desarrollo de campañas de prevención contra la Covid-19.

En Bidafarma somos conscientes de la responsabilidad social con la población en general. Por eso, una vez se aprobaron las vacunas para frenar el virus, y a pesar de los retos que implicaba, decidimos poner a disposición de las autoridades toda nuestra capacidad logística de una forma completamente altruista, y de esta forma, ayudar a que las vacunas lleguen a cada uno de los rincones en los que se necesita.

Ahora mismo estamos trabajando con las tres primeras (la vacuna de Pfizer, la de Moderna y la de Astra Zeneca). Son tres tipos de vacunas con tres dinámicas diferenciadas de tratamiento y operativa y estamos totalmente preparados para las tres.

Siempre hemos estado abiertos a la colaboración con la administración sanitaria. En su momento colaboramos en la distribución de las vacuna de la Gripe A y, durante esta crisis, comenzamos colaborando en la dispensación hospitalaria, distribución de mascarillas, etc. Como especialistas en el medicamento, nosotros podemos ofrecer todas las garantías de control farmacéutico tanto para la conservación, distribución, trazabilidad y el correcto funcionamiento de la cadena de frío, lo cual es imprescindible. Creíamos que era un deber colaborar con los ciudadanos en esta situación tan compleja de la pandemia.

¿Cómo se han visto afectados por la pandemia?

Con la llegada de la pandemia, tuvimos que implementar diferentes medidas para poder  continuar con nuestra actividad y así asegurar el acceso del ciudadano al medicamento en cualquier momento y circunstancias. Bidafarma afrontó el importante reto, garantizando el puntual suministro a las farmacias e implantando una serie de medidas de prevención orientadas a garantizar las condiciones de seguridad en el trabajo de nuestros empleados y a evitar incidencias en el suministro. Asimismo, existen protocolos para que, en los casos en los que exista alguna situación de riesgo en algún almacén, se tomen las medidas necesarias para que éste no se traslade a la farmacia.

En los primeros días de la crisis sanitaria pusimos en marcha medidas pioneras en el sector de la distribución como la creación de la figura del rastreador de zona, que informa a los servicios públicos de salud en el caso de que detecte algún contagio en la cooperativa y realiza una labor preventiva identificando aquellos momentos en los cuales hay mayor riesgo de contagio y proponiendo soluciones seguras para el trabajo.

Además, adoptamos otras acciones en todos los centros logísticos como la creación de turnos estancos y grupos ‘burbuja’ con el objetivo de asegurar que, en caso de que exista un contagio de una persona de una burbuja, siempre existe otro grupo burbuja no contagiado que puede desarrollar la misma actividad con normalidad sin que ello afecte al servicio al socio.

¿Cómo cree que va a evolucionar la compañía en los próximos años? ¿Cuáles son los objetivos a corto y medio plazo que se han establecido?

Nuestra finalidad primordial es la plena integración en el sistema sanitario en beneficio de la salud de la población mediante la prestación de un servicio eficiente a nuestros socios, por ello, en este recién terminado 2020, hemos mantenido el suministro de medicamentos cooperando con las diferentes administraciones y cumplido los objetivos económicos marcados en nuestro Plan Estratégico. De hecho, este pasado año, el incremento de ventas ha sido de un 1,87 por ciento, alcanzando una cuota de mercado nacional superior al 21,7 por ciento. El plan, que continuará en 2021, permitirá la consolidación de resultados y el abordaje de nuestros objetivos de crecimiento.

Además de seguir colaborando y poniéndonos a disposición de las autoridades e instituciones, tanto nacionales como autonómicas, con toda nuestra capacidad logística, continuaremos con nuestro Plan Estratégico, desarrollando aquellos proyectos que por el Covid-19 tuvieron que ser pospuestos. Además de continuar con nuestro crecimiento, reforzando nuestra posición en el mercado, seguiremos fomentando nuestros servicios al socio a través de la cooperativa.

¿Cómo valora el trabajo que lleva a cabo el IDIS?

Me parece una institución necesaria para la generación de sinergias y formas de colaboración entre todos los actores del sector sanitario, siempre en busca del bienestar de los pacientes y de la sociedad.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.