¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 20 de julio de 2012   |  Número 35
Acceda a nuestra hemeroteca
EL PULSO
ES EL ÚNICO PROGRAMA ESPAÑOL QUE HA OBTENIDO ESTA DISTINCIÓN
El planificador de radiocirugía y braquiterapia de Nisa, certificado por la FDA
Permite fusionar imágenes de un TAC, una resonancia magnética y un PET para llegar al tumor de la forma más precisa y proteger las zonas sanas

Redacción. Madrid
El software que utiliza el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo para programar sus tratamientos ha obtenido la certificación de la FDA (Food and Drugs Administration) de Estados Unidos, un organismo que se encarga de regular la multitud de productos medicinales de una manera tal que asegure la seguridad de los consumidores norteamericanos y la efectividad de los medicamentos comercializados. Es el único planificador español que ha obtenido este certificado.

El equipo que ha desarrollado el planificador.

El planificador de radioterapia que ha obtenido la certificación es el fruto de 15 años de investigación conjunta entre la empresa Simuplan y el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo. Se trata de un software que permite sobreponer y fundir en una sola imagen un TAC, una resonancia magnética e incluso un PET de tal manera que consigue marcar las coordenadas exactas del tumor para tratarlo. Según Conrado Pla, físico médico de Simuplan, “con el planificador conseguimos la mayor precisión a la hora de localizar y atacar el tumor”. “No hay margen de error”, asegura el codirector del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Nisa Virgen del Consuelo, Luís Larrea. Además, permite reconstruir la imagen en cualquier plano y en cualquier orientación.

Una vez definido y localizado el tumor, en el caso de la radiocirugía, el software calcula cuánto tiempo y qué cantidad se debe irradiar para que la radiación vaya justo al tumor marcado previamente y no dañe la parte de tejido sana. En el caso de la braquiterapia, el programa indica cuantas semillas implantar y durante cuánto tiempo para optimizar al máximo el tratamiento.

El software certificado por la FDA acorta y facilita los tiempos de planificación. Según Conrado Pla, “es rápido porque reduce el tiempo de planificación a una cuarta parte y puede funcionar en un portátil de tal manera que lo puede usar el médico de forma relativamente sencilla cuando antes sólo podía usarlo un físico”.

Para el Dr. Luís Larrea, “con el programador de Simuplan hemos conseguido mayor rapidez y una mejor herramienta ya que se ve muchísimo mejor el tumor y los tejidos sanos que debemos proteger”.

El Hospital Nisa Virgen del Consuelo hace más de 200 radiocirugías cerebrales cada año.

Equipación de última generación

Por otra parte, el Servicio de Oncología Radioterápica ha actualizado recientemente sus aceleradores lineales con colimadores de 160 láminas. La nueva equipación del servicio que dirige el Dr. Larrea ha logrado un éxito de entorno al 80 por ciento en casos considerados muchas veces no tratables como por ejemplo las metástasis pulmonares. Tumores de pulmón en estadios iniciales, lesiones hepáticas o de páncreas son otras de las indicaciones que se abren paso en el mundo de la radiocirugía.

Las capacidades de los nuevos sistemas multiláminas se derivan de su mayor control de calidad, agilidad y reducción del tiempo de tratamiento hasta en un 75 por ciento. Durante la sesión de tratamiento, explica el Dr. Larrea, “podemos modificar el campo de irradiación, la intensidad de la dosis; podemos, incluso, tratar varios tumores en una misma sesión o trabajar sobre volúmenes heterogéneos respetando en todo momento los tejidos sanos”. La rapidez del tratamiento, gracias a haber duplicado el número de láminas en el acelerador, ha permitido también eliminar riesgos por posibles movimientos del paciente durante el tiempo de irradiación.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com