¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de enero de 2014   |  Número 55
el pulso
COMO CONSECUENCIA DE LA CRISIS ECONÓMICA QUE ATRAVIESA ESPAÑA
Quirón Barcelona constata que el trastorno depresivo se iguala entre hombres y mujeres
Estudios anteriores a 2008 cifraban en un hombre por cada dos mujeres los que padecían este problema

Redacción. Barcelona
Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, celebrado el pasado 13 de enero, Hospital Quirón Barcelona ha elaborado un estudio de los principales problemas depresivos que afectan a la población. Para dicho estudio, los investigadores han utilizado una muestra de 500 pacientes. El dato más llamativo radica en el gran aumento de hombres con este tipo de patología, igualándose las cifras porcentuales de depresión entre géneros.

Estudios anteriores al año 2008, año de inicio de la crisis económica en España, mostraban una relación de 2 a 1 aproximadamente de depresiones en la relación mujer/hombre. Según los datos presentados por el equipo médico del doctor Carles Lupresti, jefe de servicio de la unidad de Psiquiatría de Hospital Quirón Barcelona, en la actualidad por cada 10 mujeres con depresión se presentan 9 hombres con los mismos síntomas.

“En el año 2001 diferentes estudios epidemiológicos auguraron que para las próximas dos décadas se duplicarían los trastornos de Ansiedad y Depresión en todas las franjas de la vida adulta. Lo que no preveían estos estudios era la crisis económica que apareció en el 2008. Mencionamos este último aspecto porque las repercusiones de condiciones hostiles o amenazantes para una población suelen ser más intensas en la medida en que la velocidad de aparición supera la velocidad de adaptación a las situaciones de estrés. En el momento en que apareció la crisis en 2008 la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió que la crisis repercutiría en la salud mental de las poblaciones, especialmente en los sectores más vulnerables como son los jóvenes y las personas mayores de 50 años”, señala el doctor Lupresti.

En algunos sectores, como los empresariales de pequeña y mediana empresa o la alta dirección, este aumento de trastornos depresivos ha sido más evidente cambiando también las causas de aparición. En el ámbito empresarial la mayor parte de las nuevas causas de trastorno depresivo en los hombres están relacionadas con pérdidas patrimoniales y de estatus. Este factor ha hecho incrementar el número de hombres con la citada patología hasta el punto de igualar las estadísticas de género. Sin embargo, estudiando el tiempo de latencia entre la aparición de síntomas y la demanda de ayuda profesional, sigue existiendo la gran diferencia en cuanto a la prontitud con que la mujer suele pedir ayuda. Las mujeres acostumbran a tardar entre 30 y 60 días desde que detectan el problema hasta que buscan ayuda. Por su parte, los hombres tardan más de 180 días en acudir al especialista.

También es significativo el aumentado de casos de ansiedad y depresión, especialmente esta última, en las franjas más jóvenes de la edad adulta. El número de jóvenes pacientes con Trastorno Depresivo alcanza ya el 30 por ciento de las consultas. La mayoría de estos casos afectan a personas que finalizan sus estudios y deben enfrentarse a la decepción y frustración ante la falta de respuesta del mercado laboral acorde con las expectativas propias y de la familia. Se calcula que el número de jóvenes en esta situación ha aumentado un 19 por ciento, de los cuales el 5 por ciento son consecuencia directa de la falta de oportunidades.

Cuando tratamos de indagar el periodo comprendido entre el inicio, más o menos insidioso, de los síntomas hasta el momento que se le atiende, detectamos como diversos grupos sociales retardan la puesta en marcha de un tratamiento adecuado por un temor a posibles efectos secundarios molestos. Entre los grupos profesionales es especialmente llamativo el caso de docentes, trabajadores sociales, amas de casa y artistas, retardando así y en algunos casos, incluso cronificando, la evolución del cuadro depresivo.

Aumento de la ideación suicida y alcoholismo

La búsqueda de tratamiento o alivio conduce ocasionalmente a algunas personas a buscar un alivio de la ansiedad a través de del alcohol. Se calcula que estos casos oscilan entre un 10 por ciento y un 20 por ciento de la muestra.

Según el estudio elaborado por Hospital Quirón Barcelona, se ha detectado un aumento de la gravedad en la ideación suicida, especialmente entre el grupo que mas recibe el impacto de la crisis, llegando a un 30 por ciento de las depresiones relacionadas con este fenómeno. De todos los casos de depresión estudiados y como primer episodio, un 33 por ciento se considera derivado directamente del impacto de la crisis.

El doctor Lupresti recomienda que “ante depresiones cuya causa proviene del estrés psicosocial, la familia, los amigos y las redes sociales de apoyo son aspectos imprescindibles para una buena salud mental, pero debemos ser conscientes que debemos adecuar la ayuda a la intensidad del daño que queremos reparar. En este sentido debemos ser muy cuidadosos en el acercamiento a los sistemas que nos proporcionan ayuda y seleccionar a aquellos profesionales que podrán ayudarnos”.
 

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.