Miércoles, 28 de septiembre de 2022   |  Número 150
"En España la tasa de bebés prematuros es del 7% y no va en descenso. La UCI pediátrica es vital"
La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos de IMED Valencia apuesta por la UCI de puertas abiertas y el método canguro.
Doctor Jorge López, doctor Rubén Gastón, doctor Víctor Mateu, doctora Natalia Julve doctora María Queirós, Beatriz Castro, doctora Raquel Payá y doctor César Martínez.

A la hora de un parto, las necesidades de los niños y sus padres son la prioridad, y más cuando el bebe es prematuro. La preocupación siempre está presente en esos primeros momentos cuando hay que someterse a determinadas pruebas o se espera un diagnóstico. Por lo general, se trata de un proceso largo y complejo y, por ello, en IMED Valencia lo han tenido muy claro a la hora de apostar por su Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos, en la que los profesionales de diagnóstico y tratamiento proporcionan una atención de alta calidad y forman un completo equipo humano y médico.

Se considera que un bebé es prematuro cuando el recién nacido tiene una edad gestacional inferior a 37 semanas. Además, según lo temprano que nazca un bebé, se puede clasificar como prematuro tardío –si nació entre la semana 34 y la 36 completas–, prematuro moderado –si lo hizo entre la semana 32 y la 34–, gran prematuro –si fue antes de las 32 semanas de embarazo–, o prematuro extremo, si nació antes de las  28 semanas de embarazo. “La mayoría de los partos prematuros son prematuros tardíos y en nuestro país la tasa de bebés prematuros es aproximadamente del 7% y no va en descenso, de manera que es muy importante saber cómo atender a este tipo de pacientes tan especiales”, explica la doctora Natalia Julve, coordinadora de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos de IMED Valencia.

Los cuidados neonatales y pediátricos se están constituyendo como uno de los servicios más importantes en IMED Valencia. Su equipo de pediatras ofrece una atención integral tanto en consultas externas, en el área de urgencias, en el paritorio y en hospitalización. El centro médico dispone de un completo equipo formado por profesionales, la tecnología más avanzada e innovadora para una medicina de precisión y un marco de instalaciones orientadas a la eficiencia y a la atención personalizada.

Factores de riesgo

Encontramos diferentes factores que aumentan las probabilidades de tener un parto prematuro. La edad de la madre es uno de ellos. “Las probabilidades aumentan con una edad materna menor de 16 o una edad materna mayor de 35 años”, argumenta la doctora Julve. El intervalo entre un embarazo a otro sea de menos de seis meses,  problemas en el cuello de uterino, en el útero o la placenta, el tabaquismo, el consumo de drogas, algunas infecciones, afecciones crónicas como presión arterial alta y diabetes, la raza, estar por debajo del peso o tener obesidad durante el embarazo, sucesos estresantes como la muerte de un ser querido o sufrir violencia doméstica, múltiples abortos espontáneos o voluntarios, lesiones físicas o traumatismos son factores que debemos de controlar muy de cerca.

Dentro de los bebes prematuros, cabe distinguir que todos no son iguales. Los que nacen antes o con menor peso, son los que tienen más riesgo de presentar complicaciones. Sin embargo, dos bebés prematuros con la misma edad gestacional pueden tener evoluciones muy diferentes ya que cada recién nacido es único. Por tanto, cada bebé prematuro requerirá unos cuidados diferentes y en la UCI Neonatal y Pediátrica de IMED Valencia se adaptan a las necesidades en cada recién nacido.

Los principales problemas de los bebés prematuros suelen estar relacionados con el aparato respiratorio, el aparato digestivo, el sistema nervioso y las infecciones. “En su estancia en nuestra instalaciones, le realizamos controles periódicos y continuos para la detección precoz de cualquier complicación e iniciar el tratamiento correspondiente”, relata la coordinadora de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos de IMED Valencia.

Tiempo medio bajo observación

Generalmente, a menor edad gestacional y menor peso al nacer, se requieren más cuidados y una mayor estancia . “Si un bebé nace de 26 semanas de edad gestacional, habitualmente si todo evoluciona de manera favorable suele irse de alta cuando alcanza la edad corregida de 35-36 semanas, lo que supone nueve semanas aproximadamente hospitalizado. Un prematuro que nazca en la semana 34, en principio, tendrá una estancia más corta y es posible que en dos semanas aproximadamente si no aparecen complicaciones pueda estar en su casa”, cometa la doctora Julve.

Además, antes de dar el alta, en IMED Valencia intentan que el bebé no tenga problemas de succión para alimentación, que regule bien la temperatura, que alcance un peso adecuado –sobre unos dos kilos–, y una edad gestacional corregida mínimo de unas 35 semanas.

Los cuidados centrados en el neurodesarrollo son muy importantes en el centro médico valenciano. “Se trata de unas medidas que tomamos como por ejemplo evitar ruidos fuertes, el uso de cobertores en las incubadoras o respetar las horas del descanso del recién nacido con el fin de disminuir los agentes estresantes lo cual favorece un mejor desarrollo neurosensorial y emocional, por supuesto contando siempre con la participación de los padres en estos cuidados”, afirma la facultativa.

UCI de puertas abiertas

En IMED Valencia, otro de los detalles que trabajamos con mucho cuidado, es la forma de interactuar en su UCI Neonatal. La medicina en el campo de la Neonatología ha avanzado mucho en los últimos tiempos y el papel de las familias, es fundamental para ayudar en el correcto desarrollo de los bebés prematuros. “Nuestra Unidad da acceso las 24 horas a los padres para que así puedan acompañar a sus hijos y colaborar activamente en sus cuidados, así como realizar el Método Canguro”, explica la doctora Julve.

¿En qué consiste este Método Canguro? Se trata de la colocación del bebé prematuro piel con piel de la madre o del padre. “En IMED Valencia facilitamos el Método Canguro ya que es muy beneficioso para el desarrollo y el bienestar del bebe prematuro”, asegura. Esta técnica apuesta por la implicación de los padres en los cuidados del bebé tan pronto como sea posible. Se trata de un método fácil y eficaz de implementar que ayuda a la salud y el bienestar de los recién nacidos pretérmino, apostando por el contacto piel con piel temprano, continuo y prolongado y favorece la lactancia materna exclusiva. Gracias a este método, los bebés consiguen una recuperación más rápida, acortando el plazo del alta y se contribuye a la humanización de toda la atención neonatal.

Una vez el bebé obtiene alta, desde la Unidad  se realiza un seguimiento muy cercano en la consulta externa por parte de los neonatólogos que han atendido al prematuro durante su estancia hospitalaria, así como de los otros especialistas que necesiten como el neuropediatra, que realiza un seguimiento de su desarrollo.

Un equipo multidisciplinar

Para todo ello, IMED Valencia dispone de un completo equipo de pediatras, que cuentan también con diversas subespecialidades, unas urgencias pediátricas 24 horas donde el hospital presta especial atención a las urgencias infantiles que cuentan con un espacio independiente de las urgencias generales y son atendidas las 24 horas del día, los siete días de la semana por pediatras titulados vía MIR.

La doctora Natalia Julve es jefa del Servicio de Pediatría, médico responsable de la Unidad de Neuropediatría y coordinadora de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos del hospital IMED Valencia. En sus más de 20 años de profesión, ha desarrollado su actividad en diversos hospitales valencianos como el Hospital General Universitario o el Hospital 9 de Octubre. Desde 2017 desarrolla su actividad en IMED Valencia donde dirige y coordina el equipo de pediatría compuesto por más de 20 doctores. La doctora Julve también es colaboradora docente con la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Valencia y la Universidad CEU Cardenal Herrera en Castellón y es miembro de la Sociedad Española de Neurología Pediátrica, la Sociedad Valenciana de Neuropediatría, la Sociedad Española de Pediatría y la Sociedad Valenciana de Pediatría.
 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2023 Sanitaria 2000, S.L.U. - Todos los derechos reservados.