Viernes, 15 de noviembre de 2019   |  Número 119
Expertos abogan por aumentar las coberturas vacunales en gripe y neumonía
La neumonía es la enfermedad infecciosa prevenible por vacunación que causa un mayor número de muertes en el mundo
Día Mundial de la Neumonía.

La neumonía es una infección aguda pulmonar que puede estar causada por bacterias, virus u hongos. Las causas más frecuentes de la neumonía en el adulto son las bacterias y, entre ellas, el Streptococcus pneumoniae o neumococo y los virus, entre ellos el virus de la gripe. Pese a tratarse de una enfermedad grave y común, las cifras de cobertura en vacunación antigripal y antineumocócica son bajas y, por eso, los expertos en el abordaje de ambas patologías ven conveniente aumentar las coberturas vacunales y mejorar las estrategias de vacunación para garantizar la mejor protección de la población frente a estas enfermedades.

Así se ha puesto de manifiesto en un encuentro organizado por la compañía biomédica Pfizer y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) en el contexto del Día Mundial contra la Neumonía, que cada año se celebra el 12 de noviembre. En el mismo han participado diferentes expertos en el estudio de esta patología como la Dra. Esther Redondo, coordinadora del Grupo de Trabajo de Actividades Preventivas y Salud Pública de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN); la Dra. Rosario Menéndez, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Fe de Valencia; la Dra. Isabel Jimeno, responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG); el Dr. Daniel Ocaña, miembro del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de Andalucía y de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC); y el Prof. Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

“Las tasas de cobertura vacunal frente a la neumonía son bajas y, respecto a las coberturas vacunales en gripe, estamos muy por debajo de lo que pide la Organización Mundial de la Salud (OMS), que demanda coberturas en torno al 75% cuando en la actualidad apenas llegamos al 60%”, ha señalado el Prof. Ángel Gil. Por este motivo, el experto ha señalado que se deben plantear estrategias nuevas que permitan una captación activa de la población, para que se vacune, y que entiendan que una vacunación a tiempo podría ayudar a prevenir o a reducir las formas graves de estas dos enfermedades (gripe y neumonía), y por tanto mantener la calidad de vida de los pacientes. Esto es especialmente importante a medida que se van cumpliendo años.

“La incorporación de la vacunación antigripal y antineumocócica en el adulto obedece fundamentalmente al envejecimiento de la población de nuestro país y al fenómeno de inmunosenescencia, de tal forma que a partir de los 60 o 65 años de edad, el sistema inmunológico sufre un deterioro que hace que la respuesta frente a las enfermedades infecciosas sea menor. De estas enfermedades infecciosas, las más importantes por su frecuencia y carga de enfermedad son la neumonía neumocócica y la gripe”, apunta Isabel Jimeno, médico de familia y responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

En la actualidad contamos con un calendario vacunal que contempla todas las edades de la vida, por lo que podemos afirmar que, en lo que se refiere a la edad adulta, el calendario vacunal es adecuado. Sin embargo, los expertos inciden en que es importante elegir estrategias que garanticen la mejor protección posible de la población, sobre todo en los mayores de 65 años de edad.

Una enfermedad grave pero prevenible

La neumonía es una enfermedad más frecuente de lo que se suele pensar y aunque no resulta desconocida para la sociedad, se ignora el riesgo que puede suponer contraerla. Tal y como indica la Dra. Rosario Menéndez, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Fe de Valencia, “es una enfermedad infecciosa prevenible mediante vacunación que causa a nivel mundial un mayor número de muertes y, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2017, el número de muertes en España fue de 10.222 (5.279 hombres y 4.943 mujeres). No solo eso, cada año se producen más de 120.000 hospitalizaciones por neumonía en los hospitales españoles”, concreta la doctora Menéndez.

Además de a los mayores de 65 años, y aunque cualquier persona puede sufrirla, la neumonía afecta en mayor medida a niños menores de 5 años y personas con tratamientos inmunosupresores, cáncer o trasplantes, afectados con VIH, personas sin bazo y todos aquellos con enfermedades crónicas respiratorias, diabetes, cardiopatías, enfermedades renales y otras. Hábitos nocivos como el tabaquismo y el exceso de alcohol también hace a las personas más vulnerables frente a esta enfermedad.

“Pero es una enfermedad que se puede ayudar a prevenir mediante la vacunación antigripal y antineumocócica. De ahí que los profesionales especializados en el abordaje de esta patología pensemos que es fundamental insistir en la prevención. Y es que, el coste medio del tratamiento hospitalario de una neumonía es de unos 2.000€ por paciente e incluso se triplica si se debe tratar al enfermo en una Unidad de Cuidados Intensivos. Por todo ello, debemos transmitir que la vacunación es una medida esencial y que puede ahorrar costes al sistema sanitario a la hora de combatir esta enfermedad”, concluye la neumóloga del Hospital La Fe.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.