Martes, 21 de diciembre de 2021   |  Número 142
Grandes retos del sistema: una oportunidad
Por Alejandro Rey, director de Hospitales Parque, del Grupo Caser.
Tribuna

Un sistema es un conjunto de elementos relacionados entre sí para alcanzar un objetivo determinado. Partiendo de esta definición, en el actual sistema sanitario en España debemos impulsar que los elementos se relacionen entre sí de forma más adecuada, manteniendo siempre presente el objetivo compartido.

Sanidad pública y privada, atención primaria y especializada, atención de agudos y atención a crónicos, atención sanitaria y sociosanitaria.  Elementos de un mismo sistema que debemos reorientar y coordinar, situando al paciente en el centro para abordar sus problemas desde una perspectiva global.

Nuestro sistema presenta algunas ineficiencias de base, pero algunos problemas se han agudizado con la pandemia. El momento es el adecuado para abordar algunas reformas necesarias que perfeccionen el modelo. Podemos tener unas listas de espera manejables y asumibles, cuantitativa y cualitativamente, y para dicha solución puede y debe contarse con un sector privado que ha demostrado sobradamente su eficiente buen hacer en este aspecto. Debemos reactivar la atención primaria, mascarón de proa de la atención, dándole el protagonismo que merece, y conectarla de forma adecuada con la atención especializada, lo cual contribuiría eficazmente a desbloquear esta última. En esta tarea es importante contar con el apoyo de la telemedicina en una triple vía: como herramienta de triaje y cribado -chatbox apoyados en IA-, como sistema de comunicación alternativo –no sustituto- de los especialistas con los pacientes en determinados casos-, y como vía de conexión con atención especializada para determinadas patologías.

Qué decir de nuestra excelentemente formada enfermería, pieza clave del sistema, cuyo eficaz aprovechamiento se conseguirá sin duda con la aprobación e implantación de ciertas reformas necesarias.

Debemos reorientar una parte de la atención, que gira en torno al paciente agudo, hacia al paciente crónico, pues, no ya las tendencias sociodemográficas, sino nuestra propia realidad presente, lo señalan como prioritario. Coordinar y reorganizar los recursos existentes, con el apoyo de la tecnología, avanzando decididamente en la implantación de sistemas de teleasistencia avanzada, se antoja fundamental. El crónico debe estar en su domicilio siempre que sea posible, seguido y monitorizado adecuadamente, y con cobertura especializada de alta resolución, para lo cual es básico –una vez más- la interoperabilidad. Del mismo modo, la asistencia sociosanitaria debe integrarse de forma eficaz en el sistema sanitario. Residencias conectadas –en todos los sentidos posibles-, con mayor cobertura asistencial, y un correcto seguimiento por primaria y especializada son pasos a dar en este sentido.

La escasez de profesionales, muy especialmente de enfermería, agravada en el último año y medio ante el aumento de la dotación a nivel global, es un gran problema que requiere acciones rápidas. Favorecer el aumento de plazas universitarias en las titulaciones sanitarias, y revisar y agilizar los criterios de homologación, son actuaciones que ya se están evaluando.

Por último, la profesionalización de la gestión, y un adecuado sistema de seguimiento,  auditoría e intervención de la misma -acreditado, público y para todos, similar al ya existente en otros países- son elementos imprescindibles para llevar a buen puerto las actuaciones necesarias.

El modelo existente se sitúa en una encrucijada: sus problemas se han retroalimentado con la pandemia, y es el momento de abordar cambios esenciales e incorporar un puñado de nuevas –y cruciales- iniciativas. Y para afrontar esta transformación, contar con todos los recursos y agentes disponibles –públicos y privados- se hace imprescindible, al igual que avanzar en la tan ansiada interoperabilidad.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.