¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de noviembre de 2017   |  Número 97
Acceda a nuestra hemeroteca
COMPLETA LA ACTUALIZACIÓN DE ESTA ÁREA
HM Montepríncipe renueva las instalaciones de su UCI neonatal
La Unidad de Neonatología cuenta con un equipo multidisciplinar con más de 18 años de experiencia, que recibe unos 500 ingresos anuales
Redacción. Madrid
El Hospital Universitario HM Montepríncipe acaba de anunciar la finalización de la renovación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Neonatal y Pediátrica que se encuentra funcionando a pleno rendimiento, englobada en el seno de la reforma de la Unidad de Neonatología. De esta forma, HM Hospitales culmina la actualización de toda el Área Materno Infantil del centro sanitario con el objetivo de mejorar la ya excelente labor asistencial que se viene desempeñando, y que ha convertido a este hospital en una referencia nacional en el campo de la maternidad y de los cuidados neonatales.

Este servicio atiende a pacientes de alta complejidad.

En concreto, la renovación de la UCI Neonatal y de la Unidad de Neonatología ha supuesto la incorporación del equipamiento necesario para asistir a todo tipo de pacientes. “Cuenta con todo el equipamiento médico para atender desde niños que solo requieren cuidados mínimos y observación, hasta la patología más compleja. Para ello contamos con monitorización centralizada, respiradores convencionales y de alta frecuencia, equipo para administración de óxido nítrico, equipo para canalización vascular guiada por eco, y tecnología para patologías menos frecuentes o de alta complejidad, como pueden ser los equipos para hipotermia neonatal y de ECMO (Equipo de Circulación Extracorpórea)”, señala Virginia Soler, directora médico del Hospital Universitario HM Montepríncipe.

Además, se da la circunstancia de que estas mejoras consolidan a la UCI Neonatal de HM Montepríncipe como un referente en el campo de la neonatología, ya que estas instalaciones mantienen la calificación nacional nivel III, la más alta existente y que corroboran que esta unidad asistencial está dotada, tanto técnica como humanamente, de los máximos y mejores recursos para abordar cualquier tipo de patología o necesidad que precise un paciente neonato y su familia. Está abierta 24 horas y en ella se favorece la interrelación de los padres con sus hijos fomentando el contacto piel con piel y con el objetivo de hacer lo más fácil y agradable posible la estancia en la UCI Neonatal.

La Unidad de Neonatología recibe anualmente a unos 500 pacientes de los cuales unos 150 son recién nacidos prematuros. “Además de los recién nacidos en el Hospital Universitario HM Montepríncipe, la Unidad recibe niños con patología compleja de otros centros, como los que requieren cirugía en el periodo neonatal así como recién nacidos y niños con cardiopatías congénitas, asegura Soler. La UCI Neonatal cuenta con un equipo multidisciplinar consolidado de profesionales con una dilatada experiencia desde hace 18 años. Está compuesto por pediatras especialistas en neonatología y cuidados intensivos pediátricos, cirujanos pediátricos, pediatras de las diferentes especialidades y personal de enfermería y auxiliares dedicado en exclusiva a esta Unidad. Cuenta también con el apoyo de todos los servicios centrales del hospital con el equipamiento y preparación para responder de forma coordinada a todas las demandas de la Unidad.

Incremento en seguridad y calidad

Para la remodelación de la UCI Neonatal HM Hospitales ha destinado 550.000 euros lo que ha propiciado un importante avance para mejorar múltiples aspectos del cuidado de los pacientes neonatos, que repercuten directamente en una mejora sustancial en la calidad asistencial y en la seguridad. “Elementos como la monitorización central, boxes de aislamiento o espacios adecuados para favorecer la presencia de los padres todo el tiempo que deseen, permite que la asistencia a estos pacientes se pueda llevar a cabo siguiendo las recomendaciones de los cuidados centrados en el desarrollo y la familia y aumentar así la cultura de seguridad del paciente. Todo ello acorde con el nivel de complejidad que se necesite en cada uno de los casos”, asegura Soler. En términos generales, la remodelación ha supuesto la ubicación de la nueva UCI Neonatal en una zona mucho más amplia de HM Montepríncipe, ha incorporado elementos para ofrecer una iluminación adecuada, control del nivel de ruidos, y sobre todo, un espacio aparte para que los padres puedan permanecer de forma más confortable con sus hijos.

Psicología perinatal y nuevos servicios

Una de las consecuencias directas de la renovación de la UCI Neonatal, la Unidad de Neonatología y el Área Materno Infantil en HM Montepríncipe reside en la ampliación de los servicios asistenciales destinados a todo lo relacionado con la maternidad. De este modo, se ha creado la consulta de Psicología Perinatal, destinada al apoyo en aquellas circunstancias que rodean al nacimiento de un bebé con alguna patología, apoyo en caso de abortos de repetición o acompañamiento en los momentos más difíciles con los que los padres pueden enfrentarse en esta etapa.

“Además, se ofrecen otras consultas prenatales por parte de los pediatras, cirujanos pediátricos o cardiólogos pediátricos, ecocardiografía fetal, para aquellos casos en los que sea necesario. Tener la información necesaria y conocer a los profesionales que van a atender al recién nacido en estos casos es un apoyo fundamental para los padres”, señala Soler. También, la reforma del Área de Maternidad ha supuesto la mejora en la hospitalización así como la creación de una nueva Unidad de Partos con dos modernas salas de dilatación y parto englobadas dentro de las denominadas Unidades de Trabajo de Parto y Recuperación (UTPR), exclusivas de HM Hospitales.

En este sentido, se cuenta con el apoyo de la Asociación Prematura que ayuda y orienta a los padres que lo necesitan. Además de los propios médicos y personal de enfermería y auxiliares de la Unidad, hay profesionales con formación específica en lactancia materna para apoyar a las madres que lo deseen. “Se promueven también las reuniones y encuentros de padres de niños prematuros, con actividades regladas o específicas dirigidas a apoyarles y darles formación para el cuidado de sus hijos”, asegura Soler.

Del mismo modo, los padres desde antes del nacimiento, cuentan con una persona (MotherCare) para guiarlos y acompañarlos durante el embarazo y que está atenta a las necesidades que puedan surgir en los casos, por ejemplo, de ingresos prolongados antes del nacimiento del bebé. “Todo lo expuesto anteriormente encaja en el concepto de una atención más humanizada, en la que lo fundamental es que los profesionales están convencidos de que así debe ser y contar con unos espacios mejor acondicionados, hace que sea más fácil”, concluye Soler.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com