Martes, 17 de noviembre de 2020   |  Número 130
Hologic presenta a IDIS su tecnología de tomosíntesis para detectar cánceres invasivos
El cribado mamario reduce la mortalidad entre un 20-30 por ciento y no admite esperas durante la pandemia de Covid-19
Comité de Innovación de IDIS.

“El cáncer de mama es el primero en mortalidad en mujeres y durante la pandemia de la COVID-19 las pacientes han percibido un deterioro en su calidad de vida. Durante los últimos meses se ha producido un aumento de los casos de cáncer de mama como consecuencia de una ausencia de pruebas diagnósticas y retrasos en algunos tratamientos. De hecho, existen estudios que corroboran que la realización del cribado mamario reduce entre un 20-30% la mortalidad de las pacientes”. Así lo ha señalado la doctora María Martínez Gálvez, jefa de la Unidad de Diagnóstico Mamario en los Hospitales Morales Meseguer y Mesa del Castillo de Murcia, en el marco del Comité de Innovación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS). Según han explicado durante la sesión, las pacientes se han mostrado preocupadas por los efectos que la pandemia puede tener en su patología. Por ello, es esencial que los tratamientos y los cribados estén operativos a pesar del SARS-CoV-2 (COVID-19), pero siempre bajo unos estándares que impliquen calidad en el proceso y seguridad para las pacientes.

Beatrice Lemberg, senior Marketing Director BSH en EMEAC de HOLOGIC, ha hecho referencia a la iniciativa It´s Time que la Compañía ha puesto en marcha para animar a las mujeres a seguir los cribados y no posponerlos, ya que es importante acudir a las citas porque el tiempo es esencial para detectar el cáncer. Durante la reunión también se ha hecho referencia a la necesidad de evitar colapsos y espaciar las visitas, utilizar lectores acreditados o apostar por las unidades acreditadas de referencia, entre otros ejemplos.

Avances tecnológicos para la mejora el cribado mamario

Asimismo, se ha abordado la importancia de que el cribado poblacional sea planificado, llegue a toda la población diana, la sensibilice, utilice criterios de calidad y monitorice los resultados. Sin duda, la situación ideal sería que existieran unidades de mama integrales, que cuenten con radiólogos implicados en un equipo multidisciplinar y con experiencia tanto en mamografía de cribado como en mamografía diagnóstica. En este sentido, la doctora Marina Álvarez Benito, jefa del Servicio de Radiología del Hospital Reina Sofía de Córdoba, puso el ejemplo de la unidad de mama que existe en el Hospital Reina Sofía de Córdoba y ha presentado los beneficios de la tecnología de tomosíntesis para detectar precozmente los cánceres invasivos y reducir significativamente la tasa de rellamadas ( recitaciones de mujeres que requieren pruebas adicionales). Sin duda, “para conseguir una optimización de los procesos es necesario una planificación y organización adecuada, criterios de calidad, incorporación de innovación y monitorización de resultados”.

Ángel de Benito, secretario general de IDIS, aprovechó la jornada para agradecer los esfuerzos que se están realizando en lo que se refiere al cribado y para volver a una normalidad diagnóstica en épocas de crisis sanitaria como la que estamos viviendo.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.