¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 15 de junio de 2018   |  Número 104
Acceda a nuestra hemeroteca
José Ferrer Rebolleda, director médico asistencial de ASCIRES Grupo Biomédico
Imagen y Genómica para una medicina predictiva y personalizada

La tecnología, experiencia y capacidad de Big Data hacen que la combinación de Diagnóstico por Imagen y la Genómica nos abra todo un mundo de posibilidades en el ámbito médico, antes impensable.

José Ferrer Rebolleda.

José Ferrer Rebolleda.

Una parte de la medicina está tratando de conocer la susceptibilidad de las personas a padecer enfermedades comunes que no siguen un modelo de herencia conocido, como por ejemplo el infarto, el parkinson, o el cáncer en general, de los que no conocemos sus bases genéticas.

Hasta hace muy poco, el modelo de trabajo se basaba en estudiar genes de alta susceptibilidad (un gen = una enfermedad). Sin embargo, el proyecto del Genoma Humano permitió conocer la existencia de otros factores genéticos (genes de baja susceptibilidad) y ambientales responsables de estas enfermedades con alta incidencia en la población.

Si bien los seres humanos compartimos el 99.9 % del genoma, dicho proyecto puso de manifiesto, por primera vez que, conociendo las bases genéticas de ese 0.1 % que nos diferencia, podemos conocer nuestra susceptibilidad a padecer determinadas enfermedades. Eso significa la posibilidad de estratificar a las personas según su riesgo a padecer una patología para, a medio plazo, contar con una eficiente medicina predictiva.

Esta ha sido la base de nuestro proyecto Brecanrisk. Una herramienta no invasiva de estratificación de las mujeres en función de su riesgo a padecer cáncer de mama. Porque es la primera vez que se unen pruebas de imagen y genética y cuya información combinada resultante, procesada mediante un algoritmo de desarrollo propio, permite individualizar el nivel de riesgo de padecer cáncer de mama de cada mujer y recibir seguimiento específico y por tanto más eficaz. Hablamos pues también de medicina personalizada.

Como miembro de Ascires Grupo Biomédico siento un gran orgullo por este proyecto, en el que hemos contado con la participación del CNIO, el CEGEN, el Hospital Clínico Universitario de Valencia y la Universitat Politècnica de València.

Porque Brecanrisk es sólo un ejemplo de lo que está por venir, y desde ASCIRES pensamos que éste es un camino a construir y desarrollar, para abrir nuevas oportunidades a cada paciente.

Para ASCIRES, unir la genómica con la imagen médica no es una casualidad. ASCIRES cuenta con la experiencia de décadas de trabajo en ambas áreas. CETIR, ERESA y Sistemas Genómicos son empresas con larga trayectoria. Hitos como la puesta en marcha de la primera resonancia magnética de España, el primer servicio con radioterapia guiada por imagen, o ser los primeros en usar la secuenciación masiva para el diagnóstico en nuestro país, nos posicionan en el mejor lugar para aportar en este camino.

Imagen y genética para hacer una medicina personalizada, que por supuesto debe contar con los últimos avances, lo que nos obliga en ASCIRES a reinvertir el 20% de los beneficios en I+D+i.

En definitiva, tecnología, experiencia y Big Data son cruciales, pero lo son gracias a un equipo humano con vocación por el paciente y por la innovación tecnológica. Porque el futuro hay que construirlo.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com