Miércoles, 27 de abril de 2022   |  Número 146
IMQ destaca la importancia de la Atención Primaria para la sociedad
El grupo pone de relieve la labor de estos especialistas sanitarios

"Al igual que en el sistema público, en IMQ, el médico de cabecera es, en general, el primer contacto del paciente con el sistema de atención sanitaria después de la edad pediátrica. En su consulta se valoran síntomas, se explora al paciente, se proponen pruebas necesarias, se hace el diagnóstico y se prescribe el tratamiento o se orienta a cada persona hacia una u otra especialidad si lo requiere el caso». Así lo pone de relieve Pablo García, uno de los tres representantes de los más de 150 médicos y médicas de cabecera de IMQ, compañía que, entre sus elementos diferenciales, cuenta con un modelo asistencial donde la Atención Primaria constituye la primera puerta de acceso al sistema de salud.

"Desde los 15 años y hasta el fallecimiento», continúa detallando, "es labor del médico de familia el cuidado y la promoción de una salud activa, la prevención primaria y secundaria de enfermedades, la recomendación de hábitos saludables, el diagnóstico y tratamiento de muchos padecimientos, el seguimiento y coordinación de las pautas prescritas por otros especialistas, el control de muchas enfermedades crónicas, la ayuda a la comprensión, el conocimiento y la asunción responsable de las enfermedades que se presenten y su tratamiento, entre otras funciones".

Además de lo anterior, el médico de familia se ocupa de «las visitas al domicilio de los enfermos cuando sus padecimientos les impiden desplazarse y, finalmente, en muchos casos, el ayudar al bien morir junto a la cabecera de su cama. De ahí su denominación más popular, de ‘médico de cabecera’. A ello se suman la coordinación con otros especialistas, el seguimiento de los pacientes ingresados y tras el alta hospitalaria».

Pablo García también señala «la labor de apoyo psicológico y con frecuencia sesiones de psicoterapia ejercida con muchos pacientes, máxime en tiempos de pandemia como los que vivimos, en los que la salud mental está suponiendo un agravante para muchos de ellos».

Asimismo, el representante de los médicos y médicas de Atención Primaria de IMQ recuerda la importancia del primer nivel asistencial en la aseguradora vasca como entidad prestadora de servicios sanitarios integrales: «Ya en la Declaración de Alma Ata en 1978 se abogaba por la Atención Primaria como el eje fundamental en los diferentes sistemas sanitarios, consistente en la atención y promoción de la salud física y mental de la población en sus vertientes preventiva y curativa, personal, familiar y social en las mejores condiciones posibles. Desde entonces, la sociedad en su conjunto y las distintas entidades que prestan servicios de salud han optado por diferentes planteamientos estructurales».

Pilar vertebrador de la atención sanitaria en IMQ

Tal y como continúa explicando, «en el caso de IMQ, desde su fundación, allá por 1934, se apostó activamente por la figura del médico de familia como pilar vertebrador de su estructura de oferta de servicios. Y en todo este tiempo ha seguido fiel a su ideario fundacional. Y de cara al futuro, igualmente se va a mantener la Atención Primaria o la Medicina de Cabecera como parte inexcusable de su estructura y puerta de entrada de los pacientes para la atención a su salud».

La pandemia de Covid-19, un nuevo reto

Además, la labor realizada durante estos últimos dos años de Covid-19, el trabajo de los médicos de cabecera "ha sido arduo, con mucha atención telefónica que ha modificado nuestra forma tradicional de trabajar y con un aislamiento difícil de asumir que ha llevado a un desgaste profesional en varios compañeros. En este tiempo de pandemia, en el que no hemos interrumpido la atención sanitaria, la valoración, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de un alto porcentaje de casos de Covid-19 con padecimientos leves o moderados, que no precisaban ingreso, los hemos llevado desde nuestras consultas de cabecera".

A lo enumerado anteriormente, el representante de los médicos y médicas de cabecera de IMQ, añade «la función administrativa de expedición de bajas, informes y certificados para diferentes entidades, así como el seguimiento y actualización del sistema informático de IMQ Info33, de gestión de historias clínicas, que descansa fundamentalmente en la coordinación y revisión de los datos introducidos por los médicos de cabecera».

Atención a familias, incluso durante generaciones

Pablo García destaca el «alto valor» para los asegurados y aseguradas de IMQ que supone contar con «la figura del médico de cabecera, ya que los largos años de atención a familias enteras, a veces a varias generaciones, hace de eslabón de unión con ella. En muchas ocasiones, la franca amistad con nuestros pacientes genera una confianza en el profesional de la que el paciente no quiere prescindir».

Finalmente, aludiendo al "escaso relevo profesional de nuestra especialidad", García concluye señalando que "se hace más importante que nunca poner en valor nuestra labor asistencial, de acompañamiento y apoyo a la salud general de la población".

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.