Miércoles, 16 de diciembre de 2020   |  Número 131
IMQ incorpora la realidad virtual para instruir a sus sanitarios en reanimación cardiopulmonar
Es un proyecto de colaboración entre el Bizkaia Open Future, la Diputación Foral de Bizkaia y Telefónica para impulsar la transformación digital de las empresas
Se trata de una iniciativa pionera en Euskadi.

IMQ ha implementado este mes de diciembre, y por primera vez en Euskadi, una metodología docente que utiliza la realidad virtual para la formación en reanimación cardiopulmonar (RCP) de la mano de Ludus Global, startup vizcaína participada por Telefónica. Un proyecto de colaboración nacido a partir del Bizkaia Open Future, iniciativa de innovación abierta de la Diputación Foral de Bizkaia y Telefónica para impulsar la transformación digital de las empresas.

Gracias a esta aplicación se consigue, a través del uso de unas gafas virtuales, una simulación visual que reproduce situaciones reales que requieren una reanimación cardiopulmonar. La aplicación mide los indicadores que el instructor o instructora tiene en consideración a la hora de aprobar o suspender en la materia a los profesionales sanitarios que se someten periódicamente a este tipo de formación vital. Incluye igualmente la posibilidad de obtener datos sobre la actividad práctica (posición de la maniobra, frecuencia de masaje, lugar exacto de la presión, etc.) que podrán ser evaluados por el formador o formadora en el momento del ejercicio práctico o posteriormente, así como solventar o mejorar las dos principales barreras que actualmente se tienen en esta práctica formativa: la dependencia del muñeco para la práctica y la presencia física del instructor o instructora.

El resultado de este reto de innovación abierta está en estos momentos siendo sometido a sus últimos testeos en la Clínica IMQ Zorrotzaurre. Ya se realizaron nuevas pruebas piloto y cursos de formación con categorías sanitarias y no sanitarias implicadas donde salieron a la luz varias áreas de mejora para perfeccionar esta nueva forma de aprendizaje, que sirven para consolidar de manera más eficiente los conocimientos adquiridos gracias a esta formación basada en las prácticas y las experiencias, en lugar de en métodos clásicos de observación o escucha. En relación con otros aspectos, como es el cumplimiento con los requisitos de distancia e higiene que impone la situación actual derivada de la Covid-19, la digitalización es un factor diferencial que facilita de una manera clara esta labor.

La incorporación de la realidad virtual a la formación supone un salto cualitativo en el aprendizaje de aquellas áreas en las que los conocimientos son difíciles de visualizar si no se hacen en un entorno de simulación. El objetivo de esta iniciativa es aumentar la calidad de la formación y que las y los profesionales de IMQ estén mejor preparados para atender a la ciudadanía en las más variadas y mejores condiciones posibles. Se trata, una vez más, de salvar el mayor número de vidas posible.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.