¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 15 de febrero de 2019   |  Número 111
Desde la Clínica IMQ Zorrotzaurre
IMQ lanza un reto tecnológico para facilitar la capacitación en técnicas de reanimación cardiopulmonar
A través de Bizkaia Open Future se pueden presentar personas emprendedoras, startups, pymes, universidades y centros tecnológicos

IMQ ha lanzado un reto tecnológico a través de Bizkaia Open Future para facilitar la capacitación en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP). La compañía, líder del sector sanitario en Euskadi y una de las más importantes del Estado, se ha apoyado en la iniciativa de la Diputación Foral de Bizkaia y Telefónica para buscar una propuesta lo más realista y eficiente para instruir a sus profesionales.

Nicolás Guerra.

El reto plantado por la Clínica IMQ Zorrotzaurre, del grupo IMQ, tiene como título ¿Cómo pueden las nuevas tecnologías facilitar la adquisición de la competencia en RCP? La convocatoria es la séptima que se instrumenta a través de Bizkaia Open Future. Tecnologías como realidad virtual, realidad aumentada o internet de las cosas (IoT) podrían ayudar a solucionar el reto IMQ.

El reto pretende centrarse en la aplicación de nuevas tecnologías en la parte práctica de la capacitación en RCP, evitando las limitaciones del uso de muñecos —alto coste económico y requieren un desplazamiento por diferentes centros— para simular la situación. IMQ busca conseguir una simulación visual y/o biomecánica que permita reproducir la situación real, pudiendo medir los indicadores que el instructor o instructora tiene en consideración. Igualmente, pretende obtener datos sobre la actividad práctica (posición de la maniobra, frecuencia de masaje, lugar exacto de la presión, etc.) que puedan ser evaluados por el formador o formadora en el momento del ejercicio práctico o posteriormente, así como solventar o mejorar las dos principales barreras que actualmente se tienen en esta práctica formativa: la dependencia del muñeco para la práctica y la presencia física del instructor/a.

El ganador de este reto, lanzado a través de la plataforma global de Telefónica Open Future, podrá realizar un piloto real de su proyecto sufragado por Clínica IMQ Zorrotzaurre, así como obtener un premio adicional de 15.000 euros y acceder a las ayudas de la Diputación Foral de Bizkaia, siempre que se cumplan las condiciones al respecto. El plazo de presentación de candidaturas para el reto IMQ, de Bizkaia Open Future, se ha iniciado el 31 de enero y finalizará el 28 de febrero y se podrán apuntar en bizkaia.openfuture.org.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.