¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 21 de septiembre de 2018   |  Número 106
Acceda a nuestra hemeroteca
Tan efectivo como algunos medicamentos
IMQ Zurriola pone en marcha un programa de ejercicio terapéutico para personas con enfermedades crónicas
Estará dirigido por el personal médico de la institución y destinado a pacientes de la pública y la privada

El centro médico-quirúrgico IMQ Zurriola, de Donostia/San Sebastián, ha puesto en marcha un programa de ejercicio terapéutico, dirigido por personal médico y destinado a pacientes con enfermedades crónicas, sean o no clientes de la aseguradora vasca IMQ.

Jose F. Aramendi.

Jose F. Aramendi.

El programa está dirigido por Jose F. Aramendi, doctor en Medicina, especialista en medicina deportiva y con una experiencia de más de 25 años en el cuidado de deportistas de élite, como los equipos ciclistas ONCE y US Postal Service, la trainera Hondarribia Arraun Elkartea y el equipo de baloncesto San Sebastián-Gipuzkoa Basket.

Tal y como señala Aramendi, el ejercicio terapéutico “es tan eficaz como los medicamentos en algunas enfermedades”. En un estudio meta-epidemiológico publicado en 2013 en el British Medical Journal, “se demuestra que en la enfermedad coronaria, la insuficiencia cardiaca, el ictus y la prediabetes, la reducción de la mortalidad que produce el ejercicio terapéutico es similar a la que producen los fármacos. De hecho, conocemos, científicamente, que el ejercicio terapéutico es eficaz en más de 25 enfermedades. No existe ningún fármaco que tenga un efecto tan global”, subraya.

“Es más, el ejercicio terapéutico supervisado es el tratamiento de elección en, por ejemplo, la claudicación intermitente (una patología originada por la arterioesclerosis en las extremidades inferiores y que causa dolor al caminar). En esta enfermedad, el ejercicio terapéutico supervisado ha demostrado ser tan eficaz como la cirugía y más eficaz que el ejercicio no supervisado”.

Aramendi también destaca la seguridad del ejercicio terapéutico de cara al paciente con enfermedad crónica: “existen seis revisiones sistemáticas, alguna que incluye estudios con un seguimiento de 10 años, que informan de que el ejercicio terapéutico es seguro en pacientes con enfermedad coronaria, insuficiencia cardiaca o ictus”.

Autocuidado

Mantener un nivel adecuado de actividad física es un aspecto relevante a la hora de realizar un correcto autocuidado de la salud. Tal y como apunta Ángel Lafuente, responsable médico de IMQ Zurriola, “las bondades del autocuidado se concretan en tres aspectos principales: prevenir la aparición de patologías; mitigarlas, si ya están presentes; y mejorar la calidad de vida del paciente, haciéndole corresponsable del proceso de mantenimiento de la salud y tratamiento de la enfermedad”.

Para ello, el doctor cita diversos aspectos para desarrollar un autocuidado beneficioso: “en primer lugar, abandonar los hábitos tóxicos, como el tabaco (que es el principal factor de riesgo cardiovascular de nuestra población con diferencia) y el alcohol. Además, el mantenimiento de una dieta sana, variada, equilibrada y mesurada; el control del estrés crónico; y el desarrollo de una vida social saludable, son aspectos que siempre van ligados a un correcto autocuidado”.

Sin embargo, “todos ellos estarían cojos” sin una actividad física “regular y adecuada a cada caso”, algo que, en personas con enfermedades crónicas, “obliga a la supervisión de un profesional médico correctamente formado”.

Funcionamiento del programa

En primer lugar, el paciente con una o varias enfermedades crónicas tiene una cita en el centro médico-quirúrgico IMQ Zurriola con Jose F. Aramendi, responsable del programa y especialista en medicina deportiva. Esta consulta es gratuita. Después, se procede a realizar otra visita al médico especialista de la patología crónica que tenga el paciente. Entre los dos galenos se deciden las pruebas a realizar para que el paciente pueda desarrollar el programa de una forma segura y adecuada a sus características, forma física, estado de salud y preferencias.

A partir de ahí, el paciente recibe una prescripción de ejercicio físico individualizada en el centro médico-quirúrgico IMQ Zurriola de Donostia/San Sebastián, asistido por profesionales sanitarios. Una vez aprendidos los ejercicios y su correcta ejecución, el paciente los puede practicar en el centro, en su casa, en el gimnasio, en la calle, etc.

El programa es supervisado y controlado en el tiempo, ya que uno de los objetivos es que la mejora de la salud y la calidad de vida se mantengan a lo largo de los años, de modo que el ejercicio sea asumido en el modo de vida del paciente. Por ello, todas las actividades del programa son individualizadas.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com