¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 16 de diciembre de 2016   |  Número 87
EN PORTADA
eXPLICA FERNANDO MUGARZA EN LA JORNADA DEL Fórum Arruzafa 2016
Innovación y transparencia en la comunicación, claves de la responsabilidad social
El sistema sanitario instaura procesos de mejora continua que le permiten prestar servicios de calidad en un entorno seguro, eficiente y sostenible

Redacción. Madrid
En plena globalización, la sociedad aboga por una necesaria reafirmación de las cuestiones éticas determinando a su vez nuevos valores asociados a los nuevos tiempos. Asistimos a cambios disruptivos que afectan sin duda a nuestro modelo de sociedad, grandes cambios determinantes en ámbitos como los medios de transporte y grandes infraestructuras, internet con todo el espectro de comunicación satelital, las TIC, el análisis masivo de datos a través del “big data”, “small data” y “open data”, las diferentes herramientas de comunicación digital, las tecnologías 3D y sus aplicaciones, la realidad virtual, la robótica, el conocimiento del genoma humano, el diagnóstico por imagen. Todos ellos determinan ya nuestro presente y pondrán a prueba sin duda nuestro futuro.

Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Junto a estos avances eclosionan nuevos paradigmas como el crecimiento poblacional en algunos países o el envejecimiento de la población en otros que generará sin duda grandes asimetrías e incógnitas. La innovación incesante que provoca sin duda grandes avances en la humanidad pero que dada su exponencialidad precisa que el concepto de responsabilidad vinculado a la innovación (innovación responsable) sea impulsado de una forma determinante para poder salvaguardar la troncalidad que la ciencia ha de mantener con la ética y la responsabilidad social en su más amplio sentido y expresión.

La innovación responsable y la transparencia son elementos fundamentales de la responsabilidad social corporativa (RSC) en todos los ámbitos y desde luego el sistema sanitario no es una excepción. En este entorno, cuyo fin es la persona, el desarrollo y el bienestar social, ambos conceptos forman parte de la filosofía y la cultura que cualquier organización pública o privada debería implantar.

En el caso de la sanidad la RSC es, de alguna forma, un valor intrínseco de todo el sistema, ya que se focaliza y tiene en cuenta a todos los grupos de interés (“stakeholders”) con los que se interactúa en la cadena de valor de la asistencia sanitaria (pacientes, profesionales y familiares). Así lo ha asegurado Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), durante su intervención en el Fórum Arruzafa 2016.

Buena parte de las organizaciones en general y de las sanitarias en particular desarrollan acciones responsables tanto en términos de gestión (alta dirección, recursos humanos, medioambiente, clientes, proveedores, competencia, administración, accionistas –si los hubiera-, sociedad) como de innovación y acción social sustentadas en la calidad y los resultados obtenidos. En este ámbito la implantación de códigos de conducta y de políticas de civismo empresarial es fundamental para consolidar el compromiso que cualquier organización adquiere con la sociedad.

Según el director de Desarrollo Corporativo y Comunicación de la Fundación IDIS, “la responsabilidad social presupone la inclusión de procesos de mejora continua en todos los departamentos y áreas de la organización tanto a nivel interno como externo, y funciona como palanca de generación de valor añadido a nivel de reputación, competitividad, productividad, entorno laboral, compromiso social y gestión ética de la organización. En el caso del sistema sanitario, se instauran procesos de mejora continua que le permiten prestar servicios de calidad en un entorno seguro, eficiente, con capacidad resolutiva y sostenible”.

Una buena comunicación debe ser concebida como una estrategia integral y dentro de este ámbito la comunicación transparente y objetiva es un elemento determinante en toda estrategia de responsabilidad social que se precie. Es por ello que a través de los datos objetivos de sus informes, organizaciones como la Fundación IDIS realizan un ejercicio de responsabilidad ante la sociedad y los profesionales. De hecho, desde sus comienzos el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad ha venido desarrollando más de una veintena de informes y análisis que sirven como fuente de debate, análisis y reflexión de cara a implantar estrategias que redunden en la mejora de la sostenibilidad del sistema sanitario en su conjunto.

“La senda de cualquier organización debería basarse en mejorar, compartir resultados y aplicar prácticas responsables tanto a nivel interno como de cara al exterior. En el caso de la salud, la meta debe estar centrada en el paciente, pero tiene que tener también en cuenta otros aspectos como el compromiso social, medioambiental, económico y de buen gobierno, que son, sin duda, el núcleo de la propia RSC”, afirma Fernando Mugarza.

No podemos dejar atrás en toda estrategia de responsabilidad social que implantan las organizaciones, el compromiso con iniciativas internacionales como el Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, la iniciativa “Enterprise 2020” de la Unión Europea con todas sus áreas temáticas, CSR Europe, GRI (Global Reporting Initiative) o las iniciativas locales como las desarrolladas en España por Forética, Inidress u otras instituciones clave en este ámbito,

Ante todos estos retos que nos plantea nuestra sociedad se hace necesario desarrollar un cambio cultural, social y económico para que los sistemas sigan siendo sostenibles. “En este escenario -concluye Mugarza- la responsabilidad social, entendida mucho más allá de la propia filantropía corporativa- juega un papel determinante”.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.