Lunes, 28 de septiembre de 2020   |  Número 128
Innovación y alta tecnología para detectar el virus y los anticuerpos en pandemia
Tanto los test para detectar el virus SARS-CoV-2 como las pruebas que detectan los anticuerpos ofrecen numerosas utilidades más allá del control de la pandemia, como la posibilidad de ayudar a valorar la efectividad de futuras vacunas
Covid-19.

Los casos confirmados por coronavirus no dejan de incrementar en todo el mundo al igual que el número de fallecidos. En este escenario de crisis, las pruebas para detectar el virus SARS-CoV-2 y los anticuerpos que pueden generar protección contra el mismo son esenciales para controlar y combatir la pandemia actual. Las pruebas de alta precisión limitan la propagación de COVID-19 y ayudan, en la medida de lo posible, a contener los posibles brotes, siendo su precisión un elemento fundamental para garantizar su utilidad y fiabilidad. Siemens Healthineers, en su compromiso en la lucha contra la pandemia, ha desarrollado en tiempo récord pruebas de alta precisión para la detección del virus y de anticuerpos, herramientas imprescindibles para gestionar la pandemia, diagnosticar a los pacientes, conocer las personas que han desarrollado anticuerpos e, incluso, ayudar a valorar la efectividad de las vacunas cuando se disponga de ellas.

Test para detectar el virus SARS-CoV-2 en menos de 3 horas

Los test de detección del SARS-CoV-2 son pruebas que se realizan para evaluar si el virus está presente y puede estar activo, y que se realizan tomando muestras de mucosa de la nariz o la garganta. Obtener los resultados de este tipo de pruebas con la mayor brevedad resulta esencial de cara a la situación actual que atravesamos, en la que el número de pacientes afectados puede alcanzar picos muy altos y tomar decisiones clínicas rápidas resulta en algunos casos vital. A este respecto, con el kit de diagnóstico molecular por PCR para SARS-CoV-2 lanzado por la compañía el tiempo de respuesta de la muestra, incluida la extracción y la generación del resultado, es de entre 2 y 3 horas dependiendo del sistema molecular y de los recursos de laboratorio empleados. Además, cada kit permite el análisis de hasta 32 muestras de pacientes. En cuanto a su precisión, este test ha demostrado un 100% de sensibilidad y especificidad de diagnóstico, algo fundamental de cara a la fiabilidad en los resultados.

“El desarrollo de todas estas pruebas, tanto de detección del virus como de los anticuerpos que se generan, en tiempos tan cortos y con niveles tan altos de precisión ha sido posible gracias al compromiso de cada uno de nuestros trabajadores con los profesionales sanitarios y con la sociedad. También a la capacidad de innovación de la compañía, algo que forma parte de nuestra cultura corporativa y nuestro ADN” señala Luis Cortina, director general de Siemens Healthineers en España. “Desde Siemens Healthineers seguiremos trabajando sin descanso para ofrecer las mejores herramientas posibles que permitan luchar contra esta pandemia mundial y que ayuden con el pronóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes de COVID-19”, añade.

Detección de anticuerpos contra una proteína clave, la Spike (S)

La prueba de anticuerpos, que se realiza mediante una extracción de sangre, sirve para detectar anticuerpos que señalarían la exposición previa o reciente al virus, lo que indica un nivel probable de inmunidad. Ante la importancia de contar con este tipo de herramientas, Siemens Healthineers ha desarrollado un test de anticuerpos totales en laboratorio para detectar la presencia de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en sangre. Este test permite detectar tanto los anticuerpos IgM como los IgG y ofrece una alta precisión al haber demostrado una sensibilidad del 100 % y una especificidad del 99,8 %. Se trata de una prueba que revela la presencia de anticuerpos contra una proteína clave, la Spike (S), que se encuentra en la superficie del virus SARS-CoV-2. Esta proteína es la encargada de unir el virus a células humanas a través de los receptores que se encuentran en la superficie de las células pulmonares, cardíacas y de múltiples órganos y vasos sanguíneos. Los estudios indican que los anticuerpos contra esta proteína pueden desarmar el SARS-CoV-2, presumiblemente interfiriendo en su capacidad para unirse, penetrar e infectar las células humanas.

Se trata de una prueba con un importante papel, que podrá ayudar a proporcionar una visión clara de la progresión de la enfermedad en los pacientes al permitir identificar a aquellas personas infectadas que han desarrollado una respuesta inmunológica al virus, incluso si las personas son asintomáticas o nunca se les ha diagnosticado la enfermedad.

Detección de los anticuerpos que persisten más tiempo en el organismo, los IgG

Sumándose a las dos anteriores, la última prueba lanzada por la compañía líder en tecnología sanitaria ha sido la de anticuerpos IgG contra el SARS-CoV-2 (COV2G), con una sensibilidad y especificidad superiores al 99 por ciento. Esta prueba de anticuerpos COV2G ofrece un resultado positivo o negativo para los anticuerpos IgG y proporciona un resultado numérico expresado como valor índice, lo que proporciona información sobre la exposición previa de una persona al virus del SARS-CoV-2. El resultado semicuantitativo permite además a los profesionales sanitarios medir el nivel de anticuerpos IgG en la muestra de sangre de un paciente. A través de este valor numérico, los clínicos pueden establecer una línea de base y tener una información más detallada para evaluar los cambios en la respuesta inmunológica al virus. El seguimiento de los resultados numéricos ayudará a determinar cómo se desarrollan los anticuerpos del SARS-CoV-2 y cómo persisten en el tiempo.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.