¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Lunes, 23 de octubre de 2017   |  Número 96
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
XXIV Congreso Nacional de Derecho Sanitario
Interoperabilidad efectiva y receta privada electrónica, dos iniciativas que favorecen la eficiencia del sistema
Existe un consenso claro acerca de los beneficios que tiene la interoperabilidad para todos los agentes del sistema sanitario

Redacción. Madrid
“Existe un claro consenso acerca de los enormes beneficios que la interoperabilidad puede generar en todos y cada uno de los actores del sistema sanitario, especialmente para los pacientes, a los que la interoperabilidad facilita la adopción de un papel mucho más activo en el cuidado de su salud. No obstante, la situación en nuestro país que describen los especialistas que hemos consultado al respecto es ‘mala’ o ‘muy mala’, ya que a pesar de ello se han llevado a cabo muy pocas iniciativas que nos permitan vislumbrar cambios a corto y medio plazo”, explicaba Luis Mayero, presidente de la Fundación IDIS, al comienzo de su intervención en el XXIV Congreso de Derecho Sanitario, un encuentro patrocinado por la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS) que ha tenido lugar del 19 al 21 de octubre en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid.

Luis Mayero, presidente del Instituto para el Desarrollo e Innovación de la Sanidad (IDIS). 

En su exposición, titulada Interoperabilidad y receta electrónica: Claves para una medicina centrada en el paciente y el profesional, Luis Mayero desgranó los datos y las conclusiones más relevantes del Estudio de Interoperabilidad en el sector sanitario. El paciente como actor principal, un proyecto desarrollado por la Fundación IDIS para valorar la situación de la interoperabilidad en España, explorar el escenario internacional y establecer una serie de recomendaciones que permitan definir un modelo común que favorezca la integración y colaboración de los distintos agentes del ámbito sanitario.

El paciente, el principal beneficiado

Según el presidente de la Fundación IDIS, dicho informe establece que una interoperabilidad efectiva generaría beneficios en cuanto a la accesibilidad de la información clínica, el aumento de la corresponsabilidad del ciudadano, la continuidad asistencial, la seguridad del paciente, la práctica clínica y los resultados de salud. Además, ofrece mayores posibilidades para la investigación, dota de mayor eficiencia a los procesos asistenciales y facilita el cumplimiento de las competencias de las Administraciones Públicas.

Sin embargo, existen barreras que obstaculizan el desarrollo de los proyectos de interoperabilidad en nuestro país. Entre todas estas trabas, sobresalen las de tipo legal y organizativo por encima de las culturales, operativas y económicas. Curiosamente, las barreras tecnológicas ocupan el último lugar en esta clasificación.

No obstante, nuestro sistema sanitario está viviendo un momento marcado por la adaptación a un nuevo escenario que sufre una constante presión por parte de factores sociales, demográficos y de gestión sanitaria y que requiere soluciones asistenciales y ejecutivas que redunden en beneficios tangibles. “Los pacientes y su entorno demandan cada vez más prestaciones y desean adoptar un papel más activo en el cuidado de su salud. Por su parte, la administración pública y los proveedores de salud son cada vez más conscientes de la necesidad de incorporar a los usuarios como parte activa de su proceso asistencial”, resumía Luis Mayero.

Iniciativa de la Fundación IDIS para progresar en interoperabilidad

Para imprimir dinamismo a una situación que considera ralentizada, la Fundación IDIS trabaja desde 2015 en el desarrollo de un modelo de interoperabilidad organizativa como principal herramienta para la disponibilidad de información de salud en lugar, tiempo y forma. El paciente es el actor principal de este modelo, que demanda una mayor flexibilidad legal sin menoscabo de la seguridad y la protección de datos.

El modelo propuesto ya se pudo poner en práctica a través de la plataforma Mi e-Salud, una App descargable en tabletas, ordenadores y smartphones que permite a los usuarios compartir información con médicos y profesionales sanitarios desde cualquier lugar de forma fácil y accesible, independientemente de si la titularidad del servicio es pública o privada; todo con total seguridad y según su criterio y voluntad de hacerlo. El esfuerzo realizado y el hecho de ser una iniciativa con una gran viabilidad, hizo merecedora a Mi e-Salud del Premio Especial Informática y Salud 2016 que concede la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS).

“Desde la Fundación IDIS proponemos un modelo de interoperabilidad organizativa que persigue posicionar al paciente en el centro del proceso, sumar el mayor número de organizaciones sanitarias posible y materializar los grandes beneficios potenciales que se ofrecen para todos los actores”, sintetizó el presidente de la Fundación IDIS.

La primera parte de este modelo es muy sencilla, pues se basa en que el paciente disponga de su información clínica tan pronto como esté disponible y que pueda ponerla en valor de la forma que considere más adecuada. Para seguir avanzando habrá que intentar que la gran mayoría de los pacientes vaya adoptando este modelo de gestión de su información clínica, que los proveedores de servicios se adhieran a la iniciativa y que la industria tecnológica sea capaz de aportar soluciones que faciliten los procesos y que multipliquen los usos que actualmente se le dan a la información clínica. Solo así se podrán abordar mejoras en materia de seguridad del paciente, planificación asistencial, investigación clínica o medicina personalizada.

Receta electrónica privada

Luis Mayero también expuso los avances que se están llevando a cabo en lo relativo a la implantación de la receta electrónica privada, una iniciativa necesaria que involucra a todas las partes interesadas de forma sinérgica y que complementa a la iniciativa de interoperabilidad impulsada desde la Fundación IDIS.

“La receta electrónica privada supone un elemento de mejora para el Sistema Nacional de Salud, dado que aumenta la eficiencia, reduce costes y optimiza la atención de los pacientes. España ya lidera en Europa la receta electrónica pública, que está disponible en el 100 por cien de las farmacias de nuestro país. El objetivo es ser pioneros también en el ámbito privado”, expuso.

Los consejos generales de colegios médicos y farmacéuticos, las mutualidades del Estado (Muface, Mugeju e Isfas) y representantes de la Sanidad Privada han acordado la constitución de un Grupo Técnico de Trabajo para avanzar en el desarrollo de la receta electrónica privada cuyo objetivo es el desarrollo e implantación de la receta electrónica privada, de modo que cualquier prescripción electrónica realizada en el ámbito privado pueda ser dispensada en cualquier farmacia de España.

A pesar de todo el camino que queda por recorrer, Luis Mayero ha concluido que la situación de la interoperabilidad y de la implantación de la receta privada electrónica en nuestro país representan una oportunidad para dialogar y conectar a todos los que conforman el Sistema Sanitario, señalando que desde la Fundación IDIS se continuará promoviendo un modelo en el que el paciente se sitúe en el centro del sistema, aprovechando todo el potencial que nos ofrecen las TIC (Tecnologías de la Información y la comunicación) en términos de mejora de la eficiencia, la seguridad, la calidad, los resultados de salud, la información y como consecuencia de la percepción ciudadana (experiencia de cliente) y de su capacidad de elegir el entorno sanitario en el que desea ser atendido en base a datos objetivos, contrastados y transparentes.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com