¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de julio de 2015   |  Número 72
EL PULSO
EN SU SERVICIO DE UROLOGÍA
Juaneda incorpora la última tecnología para el tratamiento de la disfunción eréctil
La clínica balear ha adquirido una novedosa técnica de ondas de choque de baja intensidad, conocida como ‘Duolith SD1’

Redacción. Palma de Mallorca
La Unidad de Andrología del Servicio de Urología de Clínica Juaneda Palma acaba de incorporar la última tecnología para el tratamiento de la disfunción eréctil mediante Ondas de Choque lineales de baja intensidad.

Los urólogos Darío Calafiore y Joan Benejam.

Sólo en Baleares alrededor de un 19 por ciento de los varones sufre en algún grado la disfunción eréctil. Esta tecnología es pionera en Baleares, tiene carácter ambulatorio, es indolora y cuenta con notables tasas de éxito.   

La novedosa técnica de Ondas de Choque de Baja Intensidad Duolith SD1 Ultra es el mejor tratamiento para la mayoría de los casos de disfunción eréctil de origen vascular. El urólogo, especializado en Andrología de Juaneda, Darío Calafiore destaca que “la disfunción eréctil es la incapacidad de obtener o mantener una erección lo suficientemente firme para permitir una relación sexual satisfactoria. Un síntoma mucho más frecuente de lo que se cree y que se sufre en silencio”.

“La hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol y la enfermedad cardiovascular están detrás. Todas tienen en común el daño del endotelio, que es la capa interna de las arterias del pene. Gracias a la nueva técnica, se estimulae el nacimiento de nuevos vasos sanguíneos del pene. Lo que lo convierte en una opción para los pacientes en los que las arterias están tan deterioradas que no responden a fármacos".

Lo novedoso de esta tecnología, en palabras Calafiore, radica en que “estas ondas se aplican directamente en los cuerpos cavernosos del pene y del periné, durante unos veinte minutos, con una frecuencia de una sesión por semana durante 4 ó 5 semanas. Estas ondas son similares a las que se emplean para disolver cálculos renales, pero de mucha menor intensidad. Es un procedimiento indoloro, sin efectos adversos y con una tasa de eficacia del 60 por ciento, un alto porcentaje para este tipo de casos. Además con esta nueva tecnología está probado que muchos pacientes que necesitaban tomar pastillas para tener buenas erecciones han recuperado sus erecciones tras el tratamiento con ondas de choque de baja intensidad. Así como en aquellos pacientes que no respondían a las pastillas, que gracias a las ondas de choque de baja intensidad, tienen una buena rigidez con los medicamentos orales”.

La adquisición de esta nueva tecnología, pionera en Baleares, es un paso más en el compromiso hacia la superespecialización del Servicio de Urología de Clínica Juaneda Palma. Lidera este proyecto Joan Benejam, que destaca que “determinar las causas que provocan los problemas tanto de disfunción eréctil como de impotencia sexual, requieren de un exhaustivo estudio diagnóstico y de equipos de última generación que permitan realizar estudios y tratamientos en  la misma consulta. La novedosa tecnología de ondas de choque se postula hoy como la mejor alternativa para muchos pacientes con disfunción eréctil”.

Todos los expertos coinciden en que el varón con disfunción eréctil que no vuelve a tener una erección es por una elección personal, no porque la medicina no le pueda dar una respuesta.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.