Viernes, 15 de noviembre de 2019   |  Número 119
"Junto a la renovación del parque tecnológico, se debe dar una utilización óptima de éstos activos"
Luis Campo, CEO de GE Healthcare en España y Portugal.

La obsolescencia del parque tecnológico sanitario español es uno de los principales retos que afronta la sanidad española. Así lo comparte Luis Campo, CEO de GE Healthcare en España y Portugal, quien además pone sobre la mesa la importancia de dar un paso en la utilización óptima de éstos activos mediante soluciones de gestión. En esta entrevista, Campo también destaca los puntos fuertes de una compañía como GE Healthcare y por qué soluciones tecnológicas está apostando.

¿Cuáles son las señas de identidad de una compañía como GE Healthcare?

Son varias las características que hacen de GE Healthcare una compañía muy especial. En primer lugar nuestra vocación innovadora. Fundada por Thomas Edison, General Electric lleva más de 70 años presente en el sector de la salud, contribuyendo al desarrollo de tecnologías esenciales para el tratamiento de pacientes como, por ejemplo, los primeros equipos de rayos X. Hoy somos una de las compañías globales con más presencia en nuestro sector y seguimos apoyando de forma muy significativa la transformación y evolución en sanidad. En segundo lugar, destacaría nuestra cultura de empresa, que persigue la simplicidad a la hora de colaborar con nosotros y fomenta un clima de trabajo abierto, informal y de confianza, donde cada empleado pueda expresar libremente sus ideas y contribuir activamente a la mejora de nuestro entorno. Son, nuestros valores y las personas con las que trabajo cada día, lo que más ha influido para que lleve más de 20 años trabajando en General Electric.

¿Qué le hace diferente de otras compañías del sector?

Posiblemente la variedad de fases en las que estamos presente durante el proceso clínico de un paciente. Somos líderes globales en muchas áreas, desde suministro de tecnología para la fabricación de biofármacos a implantación de centros de control para la gestión de hospitales. Quien nos da la oportunidad de presentar nuestra compañía siempre descubre tecnologías o servicios que desconocía podemos ofrecer, cubriendo prácticamente todas las especialidades clínicas. Por ilustrarlo a través de un ejemplo, para el proceso asistencial en cardiología desarrollamos tecnologías que se pueden encontrar desde consultas o urgencias, hasta hospitalización, hemodinámica, unidades coronarias, críticos, cirugía o reanimación. Tecnología tan diversa como pruebas de esfuerzo, holters, electrocardiogramas, monitorización, imagen cardíaca (ecografía, RM, TAC... y medios de contraste), electrofisiología, hemodinámica e intervencionismo cardíaco, o soluciones digitales que proporcionan a los cardiólogos un punto único de acceso para consolidar datos de los pacientes, imágenes y reportes. Una realidad que es extensiva a oncología, neurología, obstetricia, trauma u otras especialidades y que rara vez es conocida en toda su dimensión.

¿Qué tecnologías considera que revolucionarán el mundo de la Medicina?

La evolución que estamos observando en las tecnologías para la salud es apasionante. Aun siendo cauto por no tener una visión general de todas las áreas, en el ámbito asistencial, me aventuro a pronosticar un gran progreso en las “ómicas” (genómica, proteómica, radiómica, etc.), en inteligencia artificial, impresión 3D, en el desarrollo de aplicaciones que correrán en la nube y en dispositivos de monitorización remota, entre otros muchos. Sin embargo, la verdadera disrupción vendrá de la convergencia de estos avances para una sanidad más integrada, personalizada y colaborativa. En el ámbito de la gestión, veremos una explosión en la utilización de datos procedentes de múltiples fuentes que nos permitan planificar, corregir o incluso anticipar escenarios, así como medir resultados en salud. 

¿En qué innovaciones está trabajando GE Healthcare en la actualidad?

Medicina de precisión es el eje sobre el que gravita nuestra estragia de empresa, aspirando a ser líderes globales en tres áreas: dignóstico, terapia y monitorización. Nos centramos en tres bloques de desarrollo: equipos inteligentes, consultoría y aplicaciones / soluciones digitales. Estamos dando pasos de gigante en el desarrollo de algoritmos de inteligencia artificial, traduciendo datos en información procesable, aplicados a diagnósticos, tratamientos o procesos, ayudando en la toma de decisiones y contribuyendo en la mejora de resultados en salud. Conscientes de la importancia de buscar aliados que nos permitan dar soluciones para una medicina integral, hemos cerrado acuerdos estratégicos a nivel global con diversas compañías que complementan (o aceleran) nuestros desarrollos, tales como Roche Diagnostics, Nvidia, Intel y otras.

En el campo de la gestión, un área que lideramos y que está generando muchísima atención es la de proyectos de “Command Centers”, un sistema similar a un centro de control aéreo donde visualizar, desde un único punto, toda la información relevante para un hospital. Aplicando inteligencia artificial, probé una visión general clara y en tiempo real de aquellos parámetros que buscamos medir. También permite anticipar escenarios basados en información que el propio sistema ha ido “aprendiendo”, teniendo en cuenta variables que puedan afectar el cuidado de cada paciente. Hoy hay nueve proyectos funcionando en EEUU, siendo el del Hospital John Hopkins el primero de todos, uno de Canada (Humber River Hospital), uno en Europa (Bradford Teaching Hospitals) y otros varios en desarrollo.

¿Es necesaria una renovación en profundidad del parque tecnológico de los hospitales españoles?

Hace falta llevar a cabo una renovación muy importante de nuestro parque tecnológico, fundamentalmente por el grado de obsolescencia existente. No lo digo únicamente yo, lo constatan organizaciones internacionales que nos posicionan a la cola de Europa en varias tecnologías esenciales para el diagnóstico y tratamiento de pacientes. Un ejemplo  sería el de las resonancias magnéticas, donde figura que en España el 44% tiene una antigüedad superior a 10 años, muy por encima de la media europea (21%) o valor recomendados (<10%). A nivel nacional, un estudio realizado recientemente por FENIN arroja conclusiones y datos estadísticos muy similares.

Sin embargo, considero que además de trabajar en la renovación del parque tecnológico, hay que dar un paso en la utilización óptima de éstos activos. A través de soluciones de gestión (ej. dosis, protocolos, etc.), un correcto mantenimiento, formación adecuada y datos que proveen los propios equipos, podemos reducir variaciones, garantizar los mejores resultados en salud y sacarle el mayor provecho a cada inversión, no trivial en muchos casos.

¿Cómo valoran en GE Healthcare el trabajo que lleva a cabo el IDIS?

Valoramos de forma muy positiva la labor que realiza el IDIS, destacando su papel divulgador, su contribución a la medición de resultados en salud y voluntad para establecer sinergias entre la sanidad pública y privada, siendo este último un eje fundamental para garantizar la sostenibilidad y calidad de nuestro sistema de salud. GEHC ha apostado y colaborado desde el primer momento en el desarrollo del IDIS, hecho que nos enorgullece y que nos hace sentir partícipe de sus éxitos.
 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.