¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 22 de enero de 2016   |  Número 77
EL PULSO
TRAS UNA INVERSIÓN DE 5,5 MILLONES DE EUROS
La Clínica IMQ Virgen Blanca inaugura sus nuevas instalaciones en Bilbao
La última transformación acometida en este centro sanitario ha afectado al bloque quirúrgico, al hospital de día y al área de Farmacia

Redacción. Bilbao
La Clínica IMQ Virgen Blanca ha inaugurado en Bilbao sus nuevas instalaciones en un acto público que ha contado con la presencia del consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón y del presidente de Grupo IMQ, Pedro Ensunza, además del consejero director general de la entidad, Miguel Ángel Lujua, y del director general de las Clínicas Virgen Blanca y Zorrotzaurre, Nicolás Guerra, acompañados por una nutrida representación del colectivo sanitario y asegurador.

El presidente de Grupo IMQ, Pedro Ensunza.

Con la inauguración de las nuevas infraestructuras y equipamientos de la Clínica, IMQ culmina el importante proceso de modernización que ha impulsado durante los últimos cinco años en este centro hospitalario y que ha supuesto, en conjunto, una inversión de 5,5 millones de euros, 1,68 de ellos destinados a la última de las reformas acometidas en las áreas quirúrgica, de hospital de día y Farmacia.

La iniciativa se suma a los esfuerzos que, junto a la construcción en 2012 de la Clínica IMQ Zorrotzaurre con una inversión entonces de 85 millones de euros, viene realizado el grupo asegurador vasco para contar con centros propios de referencia que ofrezcan los más avanzados servicios sanitarios, gracias también a un cuadro médico formado por más de 2.600 profesionales, que complementan en el ámbito privado la oferta de salud disponible hoy para la población vasca. Trata, al mismo tiempo, de seguir materializando el compromiso estratégico de constante renovación y apuesta por la calidad, la seguridad y el confort que desea mantener el grupo, líder de su segmento de actividad en el País Vasco con más de 336.000 clientes y una facturación cercana a los 400 millones de euros.

Renovadas áreas y equipamientos

En esta línea de trabajo, la última fase de mejora acometida en la Clínica Virgen Blanca incrementa el potencial de ésta, aumentando en un 50 por ciento la capacidad del bloque quirúrgico, que pasa de cuatro a seis quirófanos, uno de ellos de cirugía ambulatoria.

El bloque dispone, además, de una nueva unidad de reanimación post anestésica (Urpa) de ocho camas, más otra de aislamiento para pacientes con necesidades especiales, así como un área de esterilización y limpieza. La reforma de la zona se ha completado con nuevos despachos de atención a familiares, supervisión de Enfermería, áreas de descanso, vestuarios y almacenes.

La remodelación de las instalaciones ha afectado, asimismo, al hospital de día, que se ocupa de la atención pos-operatoria, y que pasa a tener diez boxes, habiéndose dispuesto también nuevas zonas de recepción, control y de espera para pacientes y familiares.

Se ha establecido, por otra parte, una nueva área de Farmacia destinada tanto a dar servicio a los quirófanos, como al conjunto de la clínica. Se han mejorado, igualmente, otros diversos equipamientos del centro que le permiten contar con renovados materiales y tecnologías sanitarias, además de con las últimas infraestructuras de información y comunicación. La superficie afectada por la remodelación ha superado los 1.200 metros cuadrados.

La Clínica Virgen Blanca realizaba hasta la fecha una media anual de más de 4.500 intervenciones quirúrgicas, y el hospital de día acogía más de 800 estancias que, gracias a las inversiones efectuadas, se espera a partir de ahora incrementar de forma significativa. Además de las unidades quirúrgicas y de hospitalización, la clínica cuenta también con consultas externas, servicio de urgencias, unidades diagnósticas y servicios de reanimación y terapéuticos, así como una amplia cobertura de especialidades médicas.

Un proyecto integral

Mediante la transformación emprendida en la Clínica Virgen Blanca, IMQ da un paso más en el desarrollo de un modelo asistencial basado en la sinergia entre unidades, especialidades y profesionales a fin de ofrecer, junto a Clínica IMQ Zorrotzaurre, un proyecto integral que persigue la excelencia en el servicio a los pacientes a través de los medios más modernos, equipamientos tecnológicos de última generación y la profesionalidad de su equipo humano. Ambas clínicas conforman hoy la mayor infraestructura sanitaria privada del País Vasco.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.