¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 04 de marzo de 2011   |  Número 3
YOLANDA ERBURU, DIRECTORA DE COMUNICACIÓN DE SANITAS
“La cobertura sanitaria del expatriado responde a un modelo que va a más”
El Estado sacará de nuevo a concurso público el servicio de Muface Exterior a finales de año

Javier Barbado. Madrid
A diferencia del modelo Muface España, en el que se parte de una bolsa de opciones de proveedores sanitarios a los que pueden optar los beneficiarios, la fórmula Muface Exterior funciona como cualquier otra contratación pública, de manera que el Estado asigna a una compañía su desarrollo. El modelo también mantiene la peculiaridad de que está dirigido a un colectivo específico, el de los funcionarios españoles desplazados al extranjero o expatriados, y, en efecto, los poderes estatales lo ponen en manos de una sola entidad entre las varias que optan a poder ofrecerlo por medio de licitación en concurso público. Según precisa la entrevistada, desde enero de 2009, unos 7.000 clientes de Sanitas disfrutan de asistencia sanitaria fuera de España gracias a los conciertos de la compañía con centros privados de todo el mundo, en concreto de Europa (40 por ciento); América central (15 por ciento); África (15 por ciento); Oriente Medio (13 por ciento); Estados Unidos y Canadá (12 por ciento); y Extremo Oriente (cinco por ciento).

Yolanda Erburu, directora de comunicación de la compañía Sanitas.

¿Qué es Muface Exterior y por qué el Estado ha confiado en Sanitas para desarrollarlo?

A diferencia del modelo Muface nacional, en el que participan todas las compañías de seguros médicos privados que quieran, la asistencia médica a los funcionarios que pertenecen a Muface Exterior sale a concurso y lo gana una sola empresa.

¿Desde cuándo está adjudicado este servicio a Sanitas?

El contrato de adjudicación que ganamos tuvo lugar en noviembre de 2008, y la cobertura comenzó a prestarse a los mutualistas en el extranjero el 1 de enero de 2009 con un plazo de dos años, es decir, es un contrato que termina el 31 de diciembre de 2011. Así que este año volverá a salir la licitación para los próximos tres años.

¿En qué consiste Muface Exterior y cómo lo gestiona Sanitas en este momento?

Son un activo de clientes conformado por funcionarios del Estado que trabajan fuera de España, es decir, son prestaciones para trabajadores desplazados o expatriados españoles. Son unas 7.000 personas entre mutualistas y beneficiarios en todos los continentes. Así, estamos en América central, Europa, Asia, África, Oriente Medio, Estados Unidos y Canadá.

¿Puede precisar cuántos clientes tiene en cada región o continente?

Un 40 por ciento está en Europa; un 15 por ciento, en América central; un 15 por ciento en África; un 13 por ciento en Oriente Medio; un 12 por ciento en Estados Unidos y Canadá, y un cinco por ciento en Extremo Oriente.

Hablamos de funcionarios del Estado, pero ¿de qué clase?

No hay un solo grupo. Quiero decir que es muy variado: de todos los niveles y actividades.

¿Dispone Sanitas de centros específicos para esta prestación fuera de España?

No, no. Se aprovecha la modalidad de asistencia a partir de las redes disponibles en cada país y nosotros pagamos los gastos. Es decir, es un modelo de asistencia con la APV de provisión (así se llama) a partir de los hospitales y de los centros que hay allí.

A la hora de sacar a concurso la licitación, ¿qué requisitos exige el Estado a las compañías solicitantes?

Hay una serie de condicionantes técnicos: periodo de tiempo de cobertura, número de personas, dispersión geográfica, etc., y el precio. El precio es un elemento clave. Cada empresa licitante hizo una propuesta, y la nuestra fue la ganadora.

Desde entonces, ¿qué tal ha funcionado el modelo desde la perspectiva de Sanitas?

Nosotros estamos encantados. Ahora bien, la pregunta es si los clientes están contentos. De todos modos, nosotros damos servicio ya a muchos expatriados: ésta no es la primera vez, sólo que, en este caso, ellos tienen la peculiaridad de que son funcionarios, pero cada vez damos más servicio a [clientes] de empresas privadas. Como cada vez hay más implantación y apertura de empresas privadas en el extranjero, los seguros a nivel internacional están teniendo una buena aceptación para este colectivo de trabajadores españoles desplazados o expatriados. Así que es algo que ya se hacía y se trata de una tendencia que va a más.

¿Qué cobertura ofrece el modelo a los clientes?

Se da cobertura de Atención Primaria, consultas externas y hospitalización, es decir, todo el trayecto asistencial que se le puede dar al paciente. No tiene muchas más diferencias que las reseñadas respecto a cualquier colectivo, salvo el hecho de que salga a concurso público. En el caso de otras empresas se hace un concurso privado, pero, en realidad, [Muface Exterior] es un colectivo más.

Pongamos el caso de un funcionario expatriado que necesita asistencia y está cubierto por Muface Exterior. Los centros que le dan ese servicio, ¿pueden ser de la sanidad pública del país en cuestión?

No: es totalmente privado. Si no, sería la Seguridad Social española la que concertaría la asistencia con la Seguridad Social de país. Además, hay que tener en cuenta que estamos hablando de todos los continentes. El modelo de Seguridad Social universal es un modelo muy europeo: en el resto de mundo no es tan común. Asimismo, en muchos casos, se trata de países con sistemas e infraestructuras sanitarias no tan desarrolladas.

De modo que es una provisión totalmente privada que nosotros concertamos porque conocemos donde acudir para asegurarnos de la asistencia en esos países, y nada tiene que ver con la Seguridad Social. Hay veces en las que puede ocurrir ese caso, no obstante: que haya un solo tipo de centro con el que puede concertar la asistencia, y puede ser privado o público, pero, a priori, la cobertura es privada.

Sanitas se pone en contacto, pues, con centros privados del extranjero…

Sí, pero Muface España en realidad funciona igual: da asistencia a los funcionarios que viven en España por medio de compañías privadas (Asisa, DKV, Adeslas…). Eligen o bien la provisión pública, o bien la provisión privada a través de una aseguradora. A partir de ahí, la provisión y los centros privados a los que acuden son siempre privados, a no ser que, por determinadas circunstancias, en algún punto concreto donde se encuentre el cliente la asistencia sea pública, en cuyo caso se le atendería en ese hospital y luego la aseguradora se pondría de acuerdo con ese centro. Pero vamos, la provisión con Muface siempre es privada.

En la cuenta de resultados de la compañía, supongo que Muface Exterior no tiene demasiado peso específico, ¿o sí lo tiene?

Bueno, todos los clientes son importantísimos para nosotros, y éste es un colectivo de 7.000 personas, pero no es la cuenta colectiva más grande que tenemos. La más grande que tenemos debe de ser de unas 50.000 personas. Pero, insisto, también es muy importante.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.