Lunes, 20 de enero de 2020   |  Número 121
''La digitalización en sanidad no es una moda, es un requisito indispensable''
Ángel de Benito, secretario general de IDIS, expone los retos a los que se enfrenta la sanidad española este 2020 y los objetivos marcados por el instituto
Ángel de Benito, secretario general de IDIS.

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) echa a andar en 2020 con una agenda llena de proyectos y un nuevo equipo directivo de gran ambición. Entre las nuevas incorporaciones se encuentra Ángel de Benito, secretario general de IDIS. De Benito trabaja con la vista puesta en los retos que el sector sanitario español deberá afrontar este año, pero sin perder de vista lo que ha ocurrido en 2019.

El pasado año, IDIS "ha venido a consolidar una línea de trabajo que se puso en marcha hace casi 10 años y que respondía al proyecto de poner en valor al sector sanitario privado, un sector que por entonces era bastante desconocido. Durante todo este tiempo se ha presentado un alto número de informes que muestran la aportación real de la sanidad privada, su actividad, los resultados que obtiene, etc. y hoy todo el mundo conoce la importancia del sector sanitario privado y su calidad asistencial. Y en este último año hemos ido un poco más allá y, aunque hemos continuado poniendo en la aportación de nuestro sector, hemos insistido en lograr entre todos un sistema sanitario global mejor, tanto con los recursos públicos como privados", afirma. 

Según De Benito, "tenemos que ser conscientes de lo que tenemos, de cuál es la situación del sistema sanitario, de qué mejoras necesita, para que la calidad de la asistencia mejore en términos de equidad, cohesión y también de acceso. Los pacientes, sus asociaciones, los profesionales…todos tenemos que conocer el estado de nuestro modelo sanitario y procurar alcanzar los mejores servicios sanitarios teniendo en cuenta la utilización estratégica de todos los recursos disponibles independientemente de su titularidad".

Ángel de Benito en la entrega de las acreditaciones QH.

De cara a 2020, "aparte de trabajar en este sentido con un plan que ya está en marcha y que está orientado a la cumplimentación de las necesidades de los pacientes, vamos a continuar trabajando en la calidad y seguridad de los centros asistenciales a través de la Acreditación Quality Healthcare (QH). Paralelamente queremos promover nuevos proyectos que surjan como consecuencia de la reciente creación de dos nuevas comisiones constituidas al efecto, y la continuidad de una tercera: la de innovación médico asistencial, la de colaboración privada-pública y la digital, en las que se está trabajando en proyectos como la receta privada electrónica y la interoperabilidad de la historia clínica de los pacientes".

Estos grupos de trabajo que "se han configurado con miembros de las entidades que forman parte del Patronato de la Fundación IDIS. Su función es poder avanzar en áreas que son muy relevantes para el sector sanitario y trabajar con mayor dedicación". 

Tal como explica, "de estos grupos está previsto que salgan proyectos que nos puedan ayudar a mejorar en esas áreas concretas: la de  innovación porque todos sabemos que existen problemas a nivel global para incorporar nuevas tecnologías y medicamentos y hay que buscar las fórmulas para que los pacientes puedan ser atendidos con todos los avances disponibles en igualdad de condiciones; la de colaboración privada-pública porque queremos poner en valor las ventajas de un modelo que ha sido y es eficiente (independientemente de ideologías), y porque hemos de encontrar las estructuras y los procedimientos para que la colaboración entre sectores sea fluida, puesto que es imprescindible; y la comisión digital porque la digitalización no es una moda, sino un requisito indispensable, y queda aún mucho camino por recorrer en este contexto. En este sentido los objetivos son una receta electrónica privada en todo el territorio nacional, o una historia clínica por paciente que se nutra de la información de los hospitales. Para facilitar esa tarea y encontrar proyectos o iniciativas que puedan ayudar es por lo que hemos creado estos grupos de trabajo multidisciplinares".

El secretario general de IDIS subraya que incidirán "en la publicación de datos objetivos a través de nuestros análisis, estudios e informes: “Barómetro de la sanidad privada”, “Sanidad privada, aportando valor” y “RESA (Resultados de Salud)” además de otros específicos sobre “Experiencia de paciente” alcanzada en procesos concretos como Diabetes, Traumatología, Oncología, Enfermedades Respiratorias, así como Embarazo y Parto. Finalmente estamos monitorizando las tendencias de innovación tecnológica y científica en el sector que se traducirán en datos e informes útiles a la hora de adoptar y tomar decisiones en la nueva era digital".

No obstante, De Benito reconoce que 2020 será un año repleto de retos: "Creo que el principal reto es la realización de las necesarias reformas en el sistema sanitario y sociosanitario a través de un pacto por la sanidad, y afrontar la cronicidad y la innovación. Tratar de paliar este problema obliga a desarrollar una estrategia conjunta que aporte todos los recursos disponibles al sistema y que involucre no solo a las administraciones sanitarias y al sector público sino también a la sanidad privada en todos sus subsectores y a aquellas instituciones que están relacionadas con los servicios sociales, con el empleo, con la innovación y con la financiación".

Además, incide en que "la transformación de la realidad demográfica pide un cambio de modelo que tenga en cuenta aspectos relacionados con fórmulas de integración sanitaria y colaboración a los cuidados sociosanitarios intermedios, ya sean ofrecidos en un centro específico, en centros residenciales debidamente acreditados o en el propio domicilio del paciente como parte de la solución".

Ángel de Benito, Marta Villanueva y Juan Abarca Cidón en la presentación del último Informe RESA.

En un contexto como este, la sanidad privada tiene algo que decir. El secretario general de IDIS argumenta que "el lugar del sector privado se entiende siempre en convivencia con un sistema sanitario público de calidad. Las administraciones deben buscar las soluciones, el ciudadano debe exigir que resuelvan sus problemas, y la sanidad privada se pone a disposición de todo el sistema sanitario para cooperar y ayudar. Pero la sanidad privada no puede proponer soluciones para resolver las dificultades del sistema público. Es la sanidad de titularidad pública la que tiene que decir qué va a hacer y qué precisa que aportemos. La solución ha de venir de la sociedad, y si los políticos y la sociedad piensan que la sanidad privada puede aportar, lo haremos y estableceremos las sinergias que sea preciso implantar y desarrollar en cada momento".

Ha recordado que "la sanidad privada atiende en este momento a más de 10 millones de personas, realiza grandes esfuerzos en renovación tecnológica, con más de 260.000 profesionales, y promueve la investigación clínica. El emprendimiento sanitario privado aporta tecnología y farmacología, hospitales y especialistas. Es evidente que es parte de la solución a los problemas sanitarios actuales, y lo demuestra asumiendo una gran parte de la asistencia sanitaria, a pacientes agudos, crónicos y dependientes. El sistema sanitario privado se encuentra perfectamente preparado para afrontar este reto, ya que en los últimos años ha sido especialmente patente su apuesta por la calidad, los resultados y la eficiencia".

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.