¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Lunes, 23 de octubre de 2017   |  Número 96
Acceda a nuestra hemeroteca
en directo
Juan Luis García Bajón, Director de Proyectos eHealth de GFI New Challences, New ideas
“La estrategia de GFI sitúa al paciente en el centro de su ecosistema de salud”
La entidad trabaja para que se garantice que se aplican los mejores cuidados y tratamientos ligados a sus problemas de salud

Redacción. Madrid
Con cerca de medio siglo de historia, GFI New Challences, New ideas, se ha convertido en un referente en el sector de la consultoría e integración de sistemas en tecnologías de la información, también en sanidad. En concreto, la compañía opera en 16 países y cuatro continentes, llegando a generar un volumen de negocio de 1.015 millones de euros en el último año. Juan Luis García Bajón, director de Proyectos Ehealth de GFI New Challences da las claves de los proyectos que tiene la compañía para innovar en el sistema sanitario español. 

¿Qué servicios ofrece su compañía?

Juan Luis García Bajón, director de Proyectos Ehealth de GFI New Challences.

Grupo Gfi es una compañía multinacional de consultoría, outsourcing e integración de sistemas en Tecnologías de la información. Preta sus servicios alrededor de seis grandes áreas de actividad: Application Services, Infrastructure Services, Quality & Testing, Software, Business
Solutions y Consulting.

Application Services: Las aplicaciones de hoy en día se centran en el usuario y en su experiencia, la cual debe ser omnicanal, personalizada, social, atractiva y fluida.

·Digital Business: Hoy en día la interacción digital con los clientes está presente en todos los ámbitos y es imprescindible en los nuevos modelos de negocio.
·Arquitectura e Integración: Los sistemas de información ya no son monolíticos ni uniformes, sino que deben funcionar como un ecosistema de aplicaciones integradas capaces de funcionar al unísono incluso con las aplicaciones de nuestros socios o de terceras compañías. 
·Desarrollo a medida: El alineamiento de la tecnología con el negocio así como la empatía y colaboración con los clientes es pieza fundamental a la hora de diseñar y crear aplicaciones.

Infrastructure Services: diseñamos, implantamos y optimizamos plataformas, entornos y sistemas, asegurando el soporte y la continuidad. Destacamos los servicios dedicados a instalación y mantenimiento de sistemas operativos y bases de datos, así como los servicios gestionados de operación y soporte y especialmente monitorización en tiempo real de los mismos.

Quality & Testing: somos grandes expertos en el aseguramiento de la calidad de los sistemas de información y la agilidad del ciclo de vida. La ingeniería de sistemas y del software se halla en continua evolución y búsqueda de los mejores procesos y metodologías para lograr que los
sistemas de información sean de mejor calidad, apoyándose en los estándares que surgen y en las buenas prácticas de la industria. Las pruebas de aplicaciones permiten detectar, lo antes posible, los problemas funcionales, de rendimiento, de deuda técnica, de seguridad o de código, permitiendo reducir el coste de los proyectos y mejorar la satisfacción de los usuarios de negocio.

Software: suministramos software propio, en modo licencia o como un servicio (SaaS), en áreas como Seguros, Salud, Banca, Energía, Movilidad y/o Biometría e Inteligencia.

Business Solutions: aportamos expertise funcional y técnico, con una visión global e innovadora, poniendo foco en soluciones de mercado en materias como ERP, CRM y BI. Gfi trabaja a través de tres soportes: EPR, CRM y Big Data.

Consulting: evalúan las necesidades tanto del negocio como de los propios departamentos de tecnología, para definir estrategias de evolución, diseñando soluciones globales y ejecutando proyectos de transformación y optimización. En un entorno cada vez más exigente, donde las
empresas necesitan concentrarse en sus actividades de negocio, Gfi propone a sus clientes la gestión de portfolio de proyectos de Tecnologías de la Información, ayudando a empresas y entidades públicas en la gestión y coordinación de toda la actividad del departamento de proyectos. Estas actividades cubren funciones de control presupuestario, gestión y asignación de equipos, priorizaciones, control de proveedores, etc.

¿Qué presencia tiene la compañía en España?

El grupo GFI cuenta con un equipo de más de 14.000 empleados, presente en 16 países y 4 continentes. Tras 46 años de historia, la compañía se ha consolidado convirtiéndose en un referente en el mercado europeo dentro de sus sectores de actividad: Banca y Seguros, Telecomunicaciones y Media, Energía y Utilities, Administraciones Públicas y Gobierno, Industria y Salud. La generación de un volumen de negocio de 1.015 millones de euros en 2016, así como su cotización en la Bolsa Euronext de París, avalan su posición en el mercado.

El Grupo Gfi está presente en España desde 1998 con una plantilla de más de 2.500 profesionales altamente cualificados, en 15 oficinas repartidas por todo el territorio nacional: Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Alicante, Vitoria, San Sebastián, Santander, Pamplona, Las
Palmas de Gran Canaria, Logroño, Zamudio, Murcia… Estamos presentes en todos los sectores de negocio, especialmente en banca y seguros,
administraciones públicas, salud e industria y servicios.

¿De qué manera influyen en el trabajo de los profesionales sanitarios?

Las primeras experiencias con sistemas de historia clínica electrónica (HCE) tuvieron lugar en la década de los 60 cuando IBM y el Children´s Hospital de Akron colaboraron en el desarrollo de un sistema cuyo objetivo era centralizar la información médica, facilitar su compartición y
mejorar la eficiencia administrativa.

Si hacemos el ejercicio de intentar posicionarnos hacia el año 2025, creemos que nos encontraremos un escenario donde:

1. Las experiencias actuales de clientes y los pacientes habrán cambiado drásticamente debido a la IA, IoT, la interrupción impulsada por la nube. 
2. Los autómatas nos visitarán en casa, a primera hora, o ya los tendremos viviendo con nosotros, y podrán tomar muestras (sangre, saliva, orina, …) e incluso algunos artilugios de casa, directamente podrán tomarlos de formar directa y comunicarlos sin la intervención ni tan siquiera de dicho autómatas. 
3. Usted acudirá a su nevera, que le sugerirá la dieta perfecta para este día en particular (por supuesto, respetando sus preferencias), ya que le conoce, su perfil molecular personal y sus rutinas diarias, las tareas y el calendario a lo largo de la semana
4. Su casa estará equipada con todo tipo de dispositivos de salud digitales más allá de los wearables que usted puede usar, como un espejo con una cámara que detecta cambios en el color de su piel y ojos, detecta su presión arterial y que incluso puede crear una exploración 3D de su cuerpo: todos estos datos se combinarán con su Perfil Molecular Personal, generándose continuamente a lo largo de su vida y específicamente alrededor de las etapas de la enfermedad para crear mapas moleculares de la salud y la enfermedad. Eventualmente, estos "Mapas" permitirán la prevención y cura temprana incluso del cáncer.

Entre el origen de las HCE y el posible futuro que estamos comenzando a intuir nos encontramos en una situación actual revolucionaria con cambios diarios que afectan diariamente al trabajo de los profesionales de la salud.

Desde la unidad de negocio de Salud de Gfi, trabajamos diariamente para cambiar la forma en la que los profesionales y los pacientes se relacionan con los sistemas de salud:

1. Ayudando al profesional sanitario en la toma de decisiones: Learning Health System: se recogen los datos de los pacientes, se analizan e integran, se usan evidencias para sugerir a los profesionales cambios en la asistencia, se evalúan los resultados y se ajusta la práctica asistencia.
2. Trabajando la medicina preventiva (comer saludable, no fumar, no beber en exceso, hacer algo de deporte) y la medicina predictiva: analizando toda la información almacenada (estructurada o no estructurada (webs, wearables) el sistema es capaz de generar modelos que definen el comportamiento de los diferentes tipos de pacientes y anticiparse así en los cuidados y tratamientos más apropiados para un paciente
3. Con herramientas caracterizadas por su gran usabilidad, su diseño y su ergonomía.
4. Con herramientas de automatización de tareas que:
    a. Garantizan que se realizan todos los protocolos necesarios asociados a patologías o problemas de salud concretos
    b. Que minimizan el tiempo que los profesionales dedican a los sistemas y se centran en la escucha y trato a sus pacientes
5. Con monitorización automática de pacientes: a través de herramientas de Early Warning Score (EWS) que monitorizan sistemáticamente a los pacientes y en base a criterios establecidos generan avisos y alarmas para anticiparse a posibles problemas de salud de los pacientes, consiguiendo así un seguimiento individualizado de cada persona.
6. Y el punto anterior ligado a la monitorización remota de los pacientes: en sus casas, en residencias...
7. Con soluciones multicentro centradas en la historia clínica única del paciente para garantizar la seguridad del paciente, que evite cualquier confusión en el momento en el que los profesionales sanitarios trabajan con los sistemas.
8. Toda la información está digitalizada y accesible para que cualquier profesional tenga acceso a la misma y pueda tomar las mejores decisiones sobre sus pacientes.
9. Con herramientas, también para los pacientes, que facilitan el acceso a la información y al contacto con sus profesionales sanitarios: video-conferencias, llamadas, chats, correos electrónicos.
10. Transformando el modelo de relación sistema asistencial – paciente a través de las nuevas tecnologías emergentes.

¿Y en la calidad asistencial que recibe el paciente?

Ligándolo con el punto anterior, desde Gfi estamos desarrollando toda una estrategia que hace al sitúa al paciente en el centro de todo el ecosistema de salud, de forma que:

1. Se garantice que se aplican los mejores cuidados y tratamientos ligados a sus problemas de salud.
2. Se tomen todas las precauciones necesarias para minimizar al máximo los posibles errores humanos.
3. Se reduzcan los desplazamientos de los pacientes a los hospitales en caso de no ser necesarios y que el médico y el paciente puedan relacionarse por otras vías que no necesariamente tienen que ser las visitas al hospital.
4. Y en los casos que haya que desplazarse: gestionar más eficientemente los tiempos de espera en consulta, las listas de espera quirúrgicas, las urgencias y en definitiva, mejorar la calidad asistencial que reciben los pacientes.
5. Participar activamente en el cuidado de su salud: enviando información desde su casa, desde sus dispositivos móviles, desde sus wearables para ofrecer así al médico más datos sobre su estado de salud que redundarán en una mejora de la calidad asistencial que recibe.
6. Pacientes monitorizados en remoto: pacientes pluripatológicos, crónicos, pacientes anticoagulados...

Estos son algunos de los casos que en la actualidad estamos monitorizando y que gracias a este control y los sistemas inteligentes que los estudian, permiten anticiparse a posibles problemas y mejorar también, de esta manera, la calidad asistencial que reciben.

¿Qué iniciativas de responsabilidad social llevan a cabo?

En Gfi estamos empeñados en dar sentido a nuestro desarrollo. Es por ello que las personas están en el centro de nuestra estrategia, ya sea en la valoración de nuestros colaboradores, la lucha contra la discriminación, la promoción de la diversidad, de la paridad y la gestión sin tabúes de la discapacidad. Movilizados, luchamos también contra las emisiones de gases de efecto invernadero y por el desarrollo sostenible de nuestras acciones.

Para cada principio se describirán los siguientes puntos:

Diagnóstico: Se necesita conocer lo que existe para saber qué necesidades tiene la entidad. Los indicadores de diagnóstico nos permiten identificar qué políticas, acciones y seguimiento se hace por cada principio.

Políticas: Vienen recogidas mediante indicadores cualitativos que definen el marco de actuación en el cual se estructuran las acciones y los mecanismos de control y seguimiento de la entidad.

Acciones: Se implementan para dar cumplimiento a las políticas. Vienen descritas por medio de indicaciones cualitativas y cuantitativas. Input: Necesario un Input para conocer qué tipo de acciones han de llevarse a cabo. Si se prescinde de ese Input se corre el riesgo de implantar
acciones inútiles o innecesarias.

Seguimiento y medición de impactos: Evaluación y control de los resultados obtenidos de las acciones implementadas. Viene reflejado en los indicadores cualitativos planteados. Output: Necesario dar a conocer los resultados para poder recibir de nuevo ideas sobre posibles mejoras necesarias. 

Este ejercicio (y todos los detalles del mismo) se realiza sobre los 10 principios:

4.1 PRINCIPIO 1: Las entidades deben apoyar y respetar la protección de los Derechos Humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.
4.2 PRINCIPIO 2: Las entidades deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la Vulneración de los Derechos Humanos.
4.3 PRINCIPIO 3: Las entidades deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.
4.4 PRINCIPIO 4: Las entidades deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.
4.5 PRINCIPIO 5: Las entidades deben apoyar la erradicación del trabajo infantil 4.6 PRINCIPIO 6: Las entidades deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.
4.7 PRINCIPIO 7: Las entidades deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.
4.8 PRINCIPIO 8: Las entidades deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor. Responsabilidad Ambiental.
4.9 PRINCIPIO 9: Las entidades deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.
4.10 PRINCIPIO 10: Las entidades deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas extorsión y soborno

¿Cómo valoran la aportación del IDIS?

Como participes en los dos entornos público y privado, vemos con satisfacción cómo IDIS pone en valor datos que hasta ahora no eran conocidos. Hablamos de: 

·Cómo el gasto sanitario supone ya el 30 por ciento del gasto sanitario total.
·Cómo en España los cerca de 8 millones de asegurados contribuyen a la descarga y al ahorro del sistema público.
·Cómo, en cuanto a volúmenes de actividad, los datos del sector privado son más que significativos: o 29 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, o 24 por ciento de las altas, o 23 por ciento de las urgencias. 

Estos y otros muchos datos son los que el IDIS pone de manifiesto y pone en valor con sus informes y estudios. Además, ha conseguido unir a los principales actores del sector privado para fomentar su participación y representación institucional de forma acorde con su peso económico y social. Otro aspecto fundamental son las políticas de mejora continua que persigue: hace dos semanas tuve la oportunidad de asistir a la presentación del Estudio RESA 2017: además de contar con una considerable representatividad de la sanidad privada, los resultados demuestran la calidad técnica y organizativa de la sanidad privada (comparables a los de las mejores redes nacionales e internacionales).

La aportación del IDIS, pone en mayúsculas:
·La eficiencia de la gestión privada: como los resultados mostrados con una estancia media promedio de 3,38 días, el 55 por ciento de intervenciones quirúrgicas ambulatorias y las cifras de tiempo de atención en consultas y pruebas complementarias.
·Una sanidad de calidad que se refleja en los indicadores utilizados en la medición de los resultados hospitalarios.

Y por último destacar sus proyectos pioneros en el sector como:
·Acreditación QH: sistema pionero e innovador que reconoce la excelencia en calidad asistencial a organizaciones sanitarias públicas y privadas que entienden la calidad como una cultura de mejora continua
·Mi e-salud: una herramienta que busca generar un sistema sanitario integrado en la que el paciente pueda transitar con absoluta libertad en cualquier entorno y pueda disponer de su información clínica completa.
·Interoperabilidad y receta electrónica privada.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com