¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 18 de octubre de 2013   |  Número 52
el pulso
ESPECIALISTAS DE MD ANDERSON CANCER CENTER RESPONDEN A LAS PREGUNTAS
La evolución de la enfermedad es la duda más frecuente entre los pacientes con cáncer
Averiguar los posibles tratamientos, preocuparse por la pérdida de fertilidad, afrontar el dolor o saber si es hereditario son las dudas fundamentales tras conocer el diagnóstico

Redacción. Madrid
Tras un diagnóstico de cáncer, surgen muchas preguntas a las que los pacientes  buscan dar respuesta. Conocer el pronóstico de la enfermedad, averiguar los posibles tratamientos, afrontar el dolor, preocuparse por la pérdida de fertilidad o saber si es un tumor hereditario que puede reproducirse en otros familiares son las dudas más frecuentes que se presentan en las primeras fases de la enfermedad.

Las personas con cáncer tienden a implicarse en la toma de decisiones durante el proceso oncológico y hacen preguntas muy abiertas que les permiten estar bien informados sobre una enfermedad que afecta de manera global a todas las facetas de su vida. “Por eso, es fundamental que los especialistas sepamos dar las respuestas que ellos necesitan, adaptando siempre nuestros mensajes a cada persona”, explica la Dra. Sara Encinas, del Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid.

La primera de estas preguntas tiene que ver con el pronóstico de la enfermedad. Los pacientes se preocupan por su futuro inmediato, a corto y a medio plazo. Por eso, los especialistas exponen la realidad de manera cercana y apostando por todas las alternativas disponibles en cada caso.

En segundo lugar, los pacientes se preguntan si en el caso de un cáncer incurable hay algo que se pueda hacer. En este sentido, el hecho de que un tumor no tenga cura definida no significa que no haya opciones para alargar la vida de manera significativa y mejorar además la calidad de vida. Sí hay cosas por hacer.

Cómo pueden afectar los tratamientos es la tercera consulta más habitual. Aunque existen efectos secundarios derivados de la quimioterapia, los tratamientos se ajustan a cada paciente para minimizarlos. Además, todos son reversibles y tratables.

“¿Cómo puedo prepararme para la quimioterapia?” es otra de las cuestiones señaladas. Antes de recibir el tratamiento, el paciente recibe una descripción detallada de los potenciales efectos secundarios. Generalmente se recomienda visitar a un odontólogo porque algunas terapias repercuten en la salud bucodental y, al mismo tiempo, la salud bucodental puede repercutir en la evolución de la enfermedad.

Otra de las preguntas que suelen realizarse es si hay algo que dependa del propio paciente. En este sentido, el autocuidado, con una actitud positiva sin descuidar aspectos como la alimentación o la vida social son fundamentales para asimilar el diagnóstico y afrontar el proceso terapéutico.

¿Es bueno el ejercicio físico? Desde un punto de vista médico, el ejercicio adaptado a cada paciente eleva las defensas del organismo y aumenta su resistencia física, ayudando a la recuperación y evitando posibles complicaciones del tratamiento.

La fertilidad también preocupa a los pacientes. En este punto, hay que señalad que en los casos en que se prevé una posible pérdida de fertilidad, existen programas de preservación de óvulos o esperma para dejar abierta la posibilidad de una fecundación in vitro.

Otra cuestión es si padecer un cáncer implica que la familia también esté en riesgo de padecerlo. Aunque solo un 5% de los cánceres son hereditarios, esta es una de las dudas más frecuentes, especialmente entre los pacientes más jóvenes. Los casos más sospechosos de herencia genética son derivados a la Unidad de Consejo Genético, donde se realizará un estudio individualizado.

“¿Afectará el dolor a mi calidad de vida?” El dolor es uno de los síntomas más limitantes, pero existen diferentes opciones terapéuticas que ayudan sobremanera a controlar la sensación de dolor.

Por último, los familiares se preguntan qué pueden hacer. En este sentido hay que recalcar que el entorno más cercano es fundamental para ayudar al paciente a superar el cáncer por lo que familiares y amigos deben implicarse de forma activa en todo el proceso oncológico. Informarse y acompañar al paciente son labores fundamentales especialmente de la familia.
 

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.