Lunes, 23 de mayo de 2022   |  Número 147
La Inteligencia Artificial no sustituirá al ojo clínico de los especialistas en Oncología
Así lo han señalado los expertos reunidos en la jornada organizada por Merck para profundizar en los últimos avances en radioterapia contra el cáncer.
Foto de familia de 'Visionarios'.

En oncología radioterápica se están produciendo grandes avances que han abierto nuevas vías de tratamiento para atacar el cáncer. De hecho, en los próximos años se verán importantes progresos que permitirán realizar los tratamientos de manera radicalmente distinta para el abordaje de patologías como el cáncer escamoso de cabeza y cuello (CECC). Así lo han puesto sobre la mesa expertos reunidos en la jornada “VISIONARIOS: Más allá de la oncología radioterápica en CECC”, impulsada por la compañía de ciencia y tecnología Merck, en la que destacados profesionales han destacado la necesidad de apostar por nuevos métodos tremendamente eficaces contra el cáncer para devolver la esperanza a muchos pacientes.

Durante la jornada, “hemos podido compartir conocimientos, inquietudes y planteamientos de nuevas soluciones y mejoras para nuestros pacientes”, explica el doctor Javier Serrano, especialista en Oncología Radioterápica en la Clínica Universidad de Navarra y coordinador del evento, al tiempo que subraya la importancia de “celebrar citas científicas como esta, con visionarios que aportan una visión distinta y enriquecedora”.

En España, según la Sociedad Española de Oncología Médica, más de 11.000 personas son diagnosticadas cada año de cáncer de cabeza y cuello, lo que le convierte en el sexto tipo de tumor más común en nuestro país . Durante el evento celebrado en Madrid, los asistentes han analizado las últimas novedades en oncología radioterápica en un tipo específico de tumor, el cáncer escamoso de cabeza y cuello (CECC), desde las técnicas de radioterapia más vanguardistas y su aplicación en esta enfermedad, hasta la genética en CECC, la utilidad de la Inteligencia Artificial en Oncología, la salud mental del paciente con esta patología y la importancia de la comunicación con quienes padecen la enfermedad y su entorno. 

“El compromiso de Merck con la Oncología es firme y va más allá de la investigación y la búsqueda de terapias innovadoras para tratar tumores con necesidades médicas no cubiertas. También apoyamos y cuidamos de los profesionales que tratan a las personas que conviven con la enfermedad. En este caso, lo hacemos desarrollando e impulsando el conocimiento de los especialistas en diferentes ámbitos que rodean el cáncer de cabeza y cuello, puesto que solo englobando todas las perspectivas seremos capaces de dar la mejor respuesta al paciente”, explica Montse Jansà, directora de la unidad de Oncología de Merck en España.

El panel de expertos participantes ha estado formado por especialistas reconocidos en sus áreas como la Dra. Yolanda Prezado, directora de Investigación en el Centro Nacional de Investigaciones científicas francés; la Dra. Ana Patiño, catedrática de Genética y directora de la unidad de Medicina Genómica de la Clínica Universidad de Navarra; Eugenio Marinetto, PhD, consultor senior en Inteligencia Artificial y Big Data; el Dr. Luis Cabezón, jefe de servicio de Oncología Médica en el Hospital Universitario Torrejón de Ardoz de Madrid; el Dr. Luis Gutiérrez Rojas, especialista en Psiquiatría en el Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada; y Juanjo de la Iglesia, periodista, guionista y presentador de televisión español.

En Oncología, la IA no sustituye al ojo clínico

El objetivo del encuentro era abordar la oncología radioterápica desde el punto de vista de otras ramas del conocimiento como la ingeniería, el periodismo, la genética, la psiquiatría o la inteligencia artificial. Esta última abarca muchos planos de la vida cotidiana, pero también tiene su papel en la radioterapia: puede ayudar a elegir cuál es la terapia más adecuada para el paciente, analizar su perfil e, incluso, detectar fallos durante el tratamiento. Sin embargo, un algoritmo facilita ciertas tareas, pero no sirve para todo. El profesional es el que proporciona los datos, el que interpreta la información y, más aún, el que innova. Por tanto, la Inteligencia Artificial siempre va a necesitar de una inteligencia no artificial.

Los ponentes han coincidido en que el profesional sanitario ha de esforzarse para que su paciente entienda qué se le ha diagnosticado, qué se le administra, cómo funciona, etc. y se sienta acompañado en todo momento. 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.