¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 16 de diciembre de 2011   |  Número 21
tribuna
IÑAKI FERRANDO, DIRECTOR DE COMUNICACIÓN MÉDICA DE SANITAS
La Medicina es personalizada o no es Medicina

Puede resultar exagerado titular esta aportación con una afirmación tan provocadora; pero creo que es cierta. La medicina trata a personas, a seres humanos y es, entonces personalizada o no es. Siempre lo fue. La relación medico paciente, siempre intima en esencia y presencia, han hecho del denominado acto medico, un fenómeno personal, digamos personalizado, caracterizado por el intercambio de información a través de una relación que, tras las que uno mantiene con sus seres más próximos afectivamente y quizás con la que se pueda establecer con los representantes de la religión a la que se pertenezca, resulta de las más intimas y personales que los humanos podemos establecer entre nosotros.

Aunque la palabra personalizada no aparezca en la última edición del diccionario de la Lengua Española, atendiendo a la definición del citado diccionario del término persona nos da claves de nuestro rotundo titular. Persona es en su primera acepción ”individuo de la especie humana”. ¿Puede la Medicina ser no personalizada para las personas? Sofisma

Ya tenemos pues, una razón primigenia y una definición léxica de personalización de la medicina. Razón de índole ético y relacional, circunstancia perteneciente al mero hecho de su existencia y que ya justificaría la calificación de personalizada. Pero este concepto, en nuestros días tiene una amplitud semántica mayor. El tiempo y el avance científico han ampliado su contenido y su significado. Hoy en día la Medicina personalidad significa individualizar lo más posible el abordaje de la enfermedad, sus consecuencias e incluso su prevención. Desde una perspectiva absolutamente centrada en la persona con nombre apellidos y genoma asociado, si se nos permite.

En un futuro no muy lejano la medicina será parafraseando a diversos investigadores, predictiva, participativa, personalizada y preventiva. Dispondremos de elementos tecnológicos que permitirán aproximarse a cada individuo de la especie como el ser único e irrepetible que cada uno de nosotros somos. Podrán saberse, deberá conocerse mejor, cuales son las propensiones patológicas que el genoma de cada cual nos informe, pudiéndose entonces establecer planes preventivos ajustados y diseñados para esa persona concreta. Podremos predecir con mayor precisión le evolución biográfica de cada cual, permitiendo el libre ejerció individual de responsabilidad participativa en “su" salud. Daremos sentido real a la privacidad que la medicina debe proponer, de lo colectivo a lo particular. Solidarios pero con un absoluto respeto a lo individual. Los colectivos lo constituyen individuos únicos cuyo albedrío se muestra también en de manera rotunda en la forma de dirigir su salud.

Mantengo la tesis de que cada individuo es responsable en gran medida (en un importantísimo porcentaje) de su desarrollo biográfico. Entiendo por tal a las decisiones y acciones que una persona concreta toma en su vida en relación a si mismo y a los demás. Considero que además, el azar, y la necesidad, parafraseando a Jacques L. Monod, son también contribuyentes importantes en nuestras vidas. Pero, nadie como un mismo como para decidir. Y en salud la toma de decisiones personales es tan difícil y decisiva como las que en el ámbito empresarial toman los gerentes generales. Todos somos gerentes generales de nuestras vidas.

Técnicamente hablando el futuro de la Medicina personalizada vendrá en gran medida enmarcada por los grandes avances de la genética molecular y sus consecuencias terapéuticas. Siguiendo a Bruce H. Lihman, la Medicina Personalizada tendrá como consideración decisiva las características del paciente, identificando subpoblaciones de patologías bien definidas desde la visión molecular y dando, terapéuticamente hablando, paso a la Farmacogenética, disciplina que permitirá seleccionar a la mejor diana farmacológica y al mejor fármaco con su dosis idónea para incrementar y optimizar la respuesta clínica, así como la eficacia y seguridad de un paciente individualizado.

Así mismo la denominada medicina trasnacional, entendida como la rama de la investigación médica que conecta directamente la investigación básica con la asistencia a los pacientes, será el factor potenciador de la medicina personalizada en el logro de tratar de plasmar de forma práctica y relevante para el paciente todo lo que la ciencia logra en el laboratorio

Estas circunstancias van a modificar los paradigmas asistenciales haciendo de la medicina una disciplina marcada por las ya citadas 4 P: predictiva, participativa, personalizada y preventiva. Modificaremos el clásico bucle de la investigación clínica guiada por el ensayo clínico clásico y abriéndonos paso hacia ensayos clínicos dirigidos a subpoblaciones de pacientes mucho más homogéneos que hasta la fecha.

Desde nuestra perspectiva de la medicina y la asistencia sanitaria privada, somos el colectivo idóneo para liderar la implantación de la Medicina Personalizada de forma eficaz y eficiente. Nuestra capacidad de gestión de recursos privados generados por la libre voluntad de los socios y pacientes privados de nuestras entidades, nos permiten afirmar que la medicina personalizada ya la estamos ofreciendo en sus primeras etapas y desde todos los ámbitos de nuestra actividad: desde la forma en la que atendemos y cuidamos a los pacientes y acompañantes hasta la manera en que ofrecemos tratamientos individualizados en especialidades tan críticas como la oncología o la cardiología.

Permítaseme para finalizar citar al brillante profesor Domínguez- Gil Hurlé, a quien tuve el privilegio de escuchar hace unos meses y quien, desde su magistral perspectiva, ilustró con realismo el fututo impacto económico de la medicina personalizada. Señalaba, con certera proyectiva, los seis siguientes puntos: la mejoría en la predicción de la respuesta (reducción de la incertidumbre); la reducción de los costes asociados a pacientes no respondedores o con respuesta clínica insuficiente (mejora de la eficiencia); la reducción de costes asociados a efectos adversos prevenibles; la administración de dosis individualizadas ajustadas a las necesidades del paciente; la reducción de costes asociados al desarrollo de nuevos medicamentos, y la mejora de la adherencia al tratamiento con los consiguientes beneficios adicionales.

Creo que esta claro, como un vaso de agua límpida y transparente: la Medicina es y será personalizada o no será Medicina.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.