Lunes, 22 de junio de 2020   |  Número 126
La OCDE achaca a la falta de camas UCI el impacto del coronavirus en España
La organización reconoce que en el pico de la crisis, el SNS logró duplicar su capacidad asistencial en las UCI
Médicos revisan a un paciente dentro de una unidad de cuidados intensivos.

La crisis del coronavirus Covid-19 ha dejado en España, tras más de tres meses de pandemia, más de 240.000 contagios y cerca de 28.000 muertes. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), este fuerte impacto que ha sufrido el sistema sanitario español se debe principalmente a la falta de camas UCI al principio de la epidemia.

En su informe semestral de perspectivas publicado este miércoles, la OCDE señala que “la capacidad del sistema sanitario español era más baja que la media de la OCDE al entrar en crisis, con la mitad de UCIs”, pese a ello el Sistema Nacional de Salud supo reaccionar y “duplicó el número de camas UCI en el pico de la crisis”.

Esta situación se debió, según el informe, al alto número de nuevos casos y muertes registrados diariamente, los cuales alcanzaron su punto máximo a principios de abril, con Cataluña y Madrid como las regiones más afectadas”.

La OCDE sí reconoce en su documento el esfuerzo que hizo el Gobierno Español para paliar los efectos del coronavirus Covid-19, “asignando 4.600 millones de euros para satisfacer las principales necesidades de la atención médica y en la investigación; y la tasa del IVA en las compras de material sanitario se redujo a cero”.

Debacle económica

Pero los reconocimientos quedan ahí. Según este organismo, la economía española será una de las más castigadas de la OCDE por la crisis de la Covid-19, con una caída del producto interior bruto (PIB) del 11,1 por ciento este año, que será del 14,4 por ciento en caso de que hubiera una segunda ola de la enfermedad, la peor caída de todos los países miembros en ese escenario.

La OCDE es más pesimista incluso que el Gobierno español y la Comisión Europea, que en sus últimas proyecciones hace ya más de un mes esperaban un descenso del 9,2 y del 9,4 por ciento, respectivamente.

Las proyecciones de la organización no son mejores para España en caso de que no se produzca una segunda ola. En un escenario en el que no hay rebrote del virus, la caída del PIB en el país sería de 11,1 por ciento, pero no sería la peor de la OCDE. Ese sitio correspondería, por muy poca diferencia, a Reino Unido, con un 11,5 por ciento, seguido por Francia con una caída del 11,4. Estas tres economías serían las que más sufren en caso de que no haya rebrote. Unos datos que no auguran un futuro prospero para la inversión en sanidad.

Receta a nivel global

Además, la OCDE pide a sus países miembros que “fortalezcan los sistemas de atención médica y seguir construyendo material sanitario”, con la vista puesta en una segunda ola de la pandemia.

Para evitar esta situación, este organismo cree que es necesario “usar estrategias de prueba, seguimiento, rastreo y aislamiento y distanciamiento para limitar los brotes de coronavirus Covid-19”. En definitiva, el objetivo máximo que pide perseguir la OCDE se centra en “garantizar la cooperación mundial para desarrollar y distribuir una vacuna y tratamiento” contra la Covid-19.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.