¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de febrero de 2017   |  Número 89
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
MANUEL VILCHES, DIRECTOR GENERAL DE IDIS
La sanidad privada es un ‘partner’ esencial en la solvencia del SNS
Cerca de 10 millones de personas acuden al sector sanitario privado, lo que supone más del 20 por ciento de la población 

Redacción. Madrid
Una de las cabezas más visibles del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Manuel Vilches, desvela qué objetivos se ha marcado su organización para este un año; cómo son actualmente las relaciones con la nueva ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; así como los diferentes Gobiernos autonómicos. En un año, además, donde se renovará gran parte de la Junta Directiva de IDIS.

¿Qué objetivos se ha marcado el Instituto para este año?

Manuel Vilches, director general de IDIS.

Vamos a continuar impulsando y poniendo en valor la aportación de la sanidad de titularidad privada y el emprendimiento privado en sanidad dentro de nuestro sistema sanitario a nivel nacional, teniendo en cuenta a todos los integrantes de la Fundación IDIS, atendiendo sus necesidades e inquietudes referidas a nuestra organización. Vamos a prestar una especial atención a las diferentes comunidades autónomas y por lo tanto a los 17 sistemas de salud incluyendo las ciudades autónomas bajo el paraguas del Ingesa.

Para ello, continuaremos publicando nuestros informes y estudios, aportando datos objetivos de una forma clara y transparente (Informe de situación 2017, Resultados de Salud –RESA–, Informe Sobre Innovación en la Sanidad Privada y Barómetro). Por otro lado, continuaremos impulsando nuestro proyecto de calidad a través de la acreditación QH (Quality Healthcare) que este año celebrará su cuarta convocatoria; le daremos mayor recorrido si cabe al proyecto de interoperabilidad mediante la plataforma ‘mi e-Salud’ que presentamos en diciembre pasado y reforzaremos el ámbito de los cuidados sociosanitarios intermedios, cuyo informe presentamos a mediados del 2016.

¿En qué líneas están trabajando?

En las que le he comentado y además vamos a estar muy atentos a todo lo relacionado con las propuestas que surgen de las comunidades autónomas. Fundamentalmente en relación a los modelos de cooperación público-privada tradicionales y a los nuevos entornos posibles de colaboración.

En relación a este tema tan relevante me gustaría enfatizar que vivimos un momento de especial politización de la sanidad y eso no es bueno; por ello, continuaremos manifestando nuestra opinión en tantos temas como puedan surgir y afecten a la aportación de valor del sector, como lo hemos hecho hasta el momento.

Procuraremos y organizaremos encuentros institucionales y jornadas que refuercen el papel de la sanidad privada en nuestro país. Por otro lado, insistiremos en nuevos entornos de desarrollo como el turismo de salud, la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación –TIC– en el sector y en la participación en los principales foros de gestión y decisión nacionales e internacionales.

Desde el punto de vista del diálogo como punto de partida del desarrollo armónico de nuestro sistema sanitario, desde hace tiempo venimos insistiendo en la necesidad de un pacto por la sanidad que involucre a todos los agentes implicados y, en ese sentido, el sector de la sanidad y el emprendimiento privado tienen mucho que decir y que aportar a la solvencia y sostenibilidad de nuestro sistema, como todos saben, aunque a veces se niegan, de manera incomprensible, a reconocer…

¿Está en peligro, actualmente, la sanidad privada en España?

La sanidad privada continúa creciendo a pesar de la situación de crisis económica que estamos viviendo y así lo manifiestan los sucesivos informes de aseguramiento de ICEA, otra cosa es que el discurso lleve a poner en duda en la mente de algunos los grandes beneficios que aporta la cooperación público-privada; somos un ‘partner’ esencial en la solvencia del modelo. Sin sanidad privada, a la que acuden cerca de 10 millones de personas (más de un 20 por ciento de la población), el sistema sería insostenible tal y como lo conocemos.

Imagine hasta dónde llegarían las listas de espera, la carga financiera, la presión laboral de los profesionales que trabajan en el sector público, e incluso los resultados de salud, la calidad y seguridad y hasta la incorporación de la innovación en su más amplio sentido, si no se contara con la aportación de actividad y resultados del sector privado, un 30 por ciento del total.

A un sistema sanitario con los problemas que ya tiene no se le puede añadir más presión, en todo caso lo contrario, sería obligación de todos tratar de descargarlo en la medida de lo posible, máxime si tenemos en cuenta la deriva demográfica de nuestra población. La cronicidad y el envejecimiento progresivo vinculado a una mayor supervivencia, unidos a los avances tecnológicos y biotecnológicos precisan de estrategias muy precisas y con una visión de medio y largo plazo. Los cortoplacismos y el lenguaje demagógico en nada benefician al ciudadano, que es quien paga con sus impuestos el sistema y es quien debe exigir y controlar que sus impuestos sean bien utilizados.

La sanidad privada y el emprendimiento privado en sanidad precisan, sin duda, de escenarios estables y predecibles para que las inversiones se sigan produciendo. Los planteamientos cargados de incertidumbre castigan la confianza de quien se plantea invertir en este sector tan vanguardista, intensivo y extensivo en innovación.

¿Qué comunidades autónomas están desafiando a este sector?

No es cuestión de señalar a nadie. Todos tenemos en nuestra mente todas las propuestas, medidas y ocurrencias múltiples que están ocurriendo en unas y otras y que tanta confusión generan. Desde la Fundación IDIS lo que planteamos es un debate serio, basado en datos objetivos para que, con la base del consenso y el diálogo, se ofrezcan las soluciones más adecuadas al ciudadano.

Hemos de fijarnos más en nuestro entorno geográfico europeo, donde el discurso de la cooperación público-privada no solo está normalizado, sino que está absolutamente superado, cada cual aporta aquello que considera mejor para el conjunto de la población, el paciente y sus familias.

Como he comentado, necesitamos más soluciones consensuadas y dialogadas y menos pancartas en la sanidad. Los tiempos que corren y los que vienen no permiten utilizar la demagogia como base de las actuaciones que se puedan plantear y mucho menos acometer. Lo que hoy hagamos repercutirá directamente en las generaciones actuales y futuras que son merecedoras de que nuestro sistema en su conjunto se mantenga y alcance los mayores estándares de calidad, seguridad y resultados.

¿Cómo cree que se resolverán los conflictos que hay en regiones como Cataluña y Comunidad Valenciana?

No tenemos la bola de cristal, pero confiamos en que la razón se impondrá no dejando paso a la improvisación oportunista. Los datos son pertinaces y ahí están los informes y estudios internacionales, así como las auditorías y análisis de las propias comunidades autónomas, en los que se refleja no solo la eficiencia del modelo de gestión de titularidad privada mediante los diferentes modelos de cooperación, sino también lo relevante de sus resultados en términos de disminución de listas de espera en visitas al especialista, a urgencias, espera quirúrgica y calidad percibida por los pacientes, entre otros.

No a la política de ahorros indiscriminados siempre en los mismos conceptos (tecnología, salarios, farmacia, etc.), las partidas económicas bien gestionadas son las que hacen que un sistema tenga mayores o menores dificultades y mejor o peor futuro. Y gestionar adecuadamente significa tener capacidad de interactuar en todas las áreas de una organización y en eso la sanidad privada tiene capacidades demostradas. De otra forma siempre se termina actuando sobre las mismas palancas que ya he comentado, eso lo saben muy bien en los países de nuestro entorno y por eso tomaron las medidas pertinentes de cambio en base a sus modelos respectivos de sistemas sanitarios, acercándolos a la confluencia de sistemas y el óptimo aprovechamiento de todos los recursos.

¿Cómo son las relaciones con la actual titular del Ministerio de Sanidad? ¿Cree que Dolors Montserrat hará una defensa de la sanidad privada?

Nuestras relaciones con los máximos responsables de nuestra sanidad procuran ser siempre buenas, basadas en el diálogo y el abordaje conjunto y sinérgico de los problemas. Nosotros pedimos a todos los consejeros y, por supuesto, a la ministra actual de Sanidad que cumplan a rajatabla con las funciones para las que se les designó, amparando y promoviendo a todo el sector. Ellos son los responsables tanto del sector de la sanidad de titularidad pública como de la de titularidad privada en todos los territorios.

Ellos deberían marcar los objetivos y velar por su cumplimiento en los dos ámbitos y tratar de hacer lo más eficientes posibles los impuestos que abonamos todos los ciudadanos. Tengamos en cuenta que nuestro sistema público no es gratuito como se dice tantas veces puesto que lo pagamos todos, los que tienen aseguramiento público y los que además de éste deciden voluntariamente, sacándolo de su bolsillo, hacer un segundo desembolso para contratar un seguro privado de salud, descargando de manera significativa a ese sector público al que, insisto, todos financiamos en mayor o menor medida de nuestros impuestos en este país.

Otros temas relacionados serían el tema del acceso, la equidad y la cohesión donde el sector de titularidad privada tanto puede ofrecer en términos de alivio de la presión asistencial y financiera para que esos principios que marcó hace más de 30 años la Ley General de Sanidad puedan ser una realidad para todos. Respecto a la última parte de su pregunta, nosotros confiamos en que la actual ministra hará una defensa de la sanidad excelente, sin fijarse en la titularidad de la misma, pública o privada, es Ministra de las dos y tratará de que las sinergias entre ambos entornos sanitarios sean las máximas para llegar a esa buscada excelencia.

2017 es, además, el año en el que cambia parte del organigrama del IDIS. ¿Hay fijados ya los aspirantes para la Presidencia y Secretaría General? ¿Qué perfiles buscan?

La estructura fundacional está perfectamente definida en sus estatutos: cada dos años hay recambio de presidente, secretario general, vicepresidentes y vocales, lo que permite que la Fundación IDIS sea una organización participativa y vitalista. Llegado el momento y como siempre se presentarán las candidaturas al patronato que es el órgano supremo de toma de decisiones dentro de nuestra institución.

Lo que sí que le garantizo es que ocupe quien ocupe cada posición continuarán y continuaremos trabajando por nuestro objetivo prínceps fundacional, la puesta en valor de la sanidad privada y el emprendimiento privado en sanidad en nuestro país y fuera de nuestras fronteras. Continuaremos ejerciendo el liderazgo que procuramos en el sector si me permite la petulancia.

La Dirección General, que usted ostenta, no ha cambiado desde la creación del instituto. ¿Caduca su mandato? ¿Pasará este año el testigo a otra persona?

Como le he comentado todo está perfectamente descrito y establecido en los estatutos fundacionales desde su creación hace ahora algo más de seis años. En concreto, la posición del director general que ocupo en estos momentos está sometida a la confianza de los sucesivos equipos que han dirigido, dirigen y dirigirán la fundación con la decisión final del patronato. Por lo tanto, ahora es prematuro hablar de algo que llegado el momento se verá y decidirá.

Lo único que puedo añadir es que me encuentro absolutamente comprometido con el objetivo fundacional y que no cejaré en el empeño, junto a mi equipo, y si así lo considera, por supuesto, la nueva Junta Directiva que se elija a partir de este verano, de seguir procurando porque la sanidad de titularidad privada y el emprendimiento privado en sanidad ocupen el lugar que merecen y les corresponde en base a nuestro ordenamiento jurídico, ratificado día a día por su esfuerzo y empeño en hacer las cosas cada vez mejor y avalado consecuentemente con los magníficos resultados asistenciales obtenidos.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com