Martes, 17 de noviembre de 2020   |  Número 130
La radioterapia salva vidas, más aún durante el Covid-19
Por Brendan Capell, director general de GenesisCare en España.
Tribuna

¡El cáncer no ha parado y nosotros tampoco! En GenesisCare no solo tenemos en cuenta el impacto que está teniendo el Covid-19, sino también el importante riesgo que tiene la situación actual para los pacientes oncológicos. La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 va a ir más allá del impacto de infectados y fallecidos por el virus y, puesto que no sabemos cuanto durará, es importante equilibrar el riesgo de retrasar los diagnósticos y tratamientos en los pacientes oncológicos de nuestro país que, como indican los últimos datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), superan anualmente los 270.000 nuevos casos en España, un grupo importante de pacientes a los que debemos ofrecer soluciones.

Según la evidencia científica, en EE.UU. las pruebas de detección de la mayoría de las patologías y las biopsias se han reducido un 50% durante los meses más críticos del Covid y en nuestros más de 300 centros localizados allí hemos presenciado como el 18% de los pacientes de cáncer de mama diagnosticados hasta agosto presentaban un estadio avanzado, un aumento del 12%. Situación similar a la vivida en Reino Unido. Respecto a España, la ralentización del diagnóstico y las cirugías está llevando a un aumento de los casos de pacientes de cáncer en fase avanzada, como estamos viendo en nuestros centros, que probablemente provoque miles de muertes más en nuestro país por cáncer (se estima, por ejemplo, un aumento del 3% en cáncer de mama). Observando a nuestros pacientes actuales vemos que ha aumentado el número de tratamientos paliativos respecto a los curativos y esto se debe, principalmente, al retraso en el diagnóstico y tratamiento en la primera ola de Covid-19, que nos lleva a recibir pacientes en estadios avanzados, lo que es triste y preocupante.

Ante esta situación es muy importante no dejar de lado las revisiones y que cirujanos y oncólogos consideren juntos las mejores alternativas para los pacientes oncológicos, para tratar el tumor, o reducirlo y controlarlo hasta que se pueda realizar el procedimiento quirúrgico pertinente.

La evidencia científica posiciona a la radioterapia como una alternativa a la cirugía en algunos tipos de tumores. En este sentido, y tal y como apunta la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), el 60% de los pacientes oncológicos pueden ser tratados a través de radioterapia y de ellos, el 40% obtiene unos resultados positivos en la cura de la enfermedad. En cuanto a los tipos de tumor para los que este tratamiento puede ser la primera opción, cabe destacar el cáncer de próstata en todos los estadios, el cáncer de pulmón (T1 y T2), el cáncer de recto, cáncer de mama, tumores primarios y metástasis cerebrales y tumores de cabeza y cuello.

Siendo conscientes de la gran cantidad de tumores que se pueden tratar, es importante que los pacientes oncológicos conozcan la radioterapia como alternativa para tratar el cáncer. Entre sus muchas características beneficiosas, este tipo de tratamiento puede garantizar una menor exposición del paciente. Desde marzo, nuestros profesionales han realizado un impresionante trabajo para ofrecer nuestros tratamientos de radioterapia en menos sesiones con la misma efectividad (hipofraccionamiento) para tratar la mayoría de los tumores, disminuyendo de este modo los desplazamientos de los pacientes, a lo que se suma que la mayoría de nuestros centros están fuera de hospitales o en una zona aislada, lo que reduce más aun el riesgo de contagios.

Nuestra principal responsabilidad es atender a todos los pacientes con cáncer para garantizarles la misma seguridad y calidad de vida que tenían antes de esta crisis sanitaria y transmitirles un mensaje de seguridad y acompañamiento. Por este motivo, desde el inicio de la pandemia hemos adaptado todas las medidas de seguridad decretadas por las autoridades sanitarias a las que se han añadido otras, para garantizar la máxima seguridad posible tanto de los pacientes como de nuestros profesionales. Desde el primer momento, aumentamos la limpieza y desinfección de nuestros centros, ajustamos los horarios para evitar las esperas y eliminamos todos los objetos que pudieran suponer fuentes de transmisión y contagio, medidas que nos llevaron a obtener la certificación AENOR. Además, pusimos en marcha un teléfono para que todos los pacientes oncológicos de España pudieran hablar directamente con un especialista para resolver sus dudas.

Entre las consecuencias derivadas del bloqueo de la sanidad, se estima que, al terminar la crisis, las listas de espera de los tratamientos oncológicos habrán aumentado considerablemente. Precisamente para evitar esta situación es imprescindible unir fuerzas para cuidar a los pacientes y salvar vidas. No podemos olvidar que nuestra máxima preocupación son los pacientes oncológicos. Por ello, para evitar que se paren tratamientos o evitar largas listas de espera, ponemos nuestro expertise al servicio de todos ellos.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.