¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Jueves, 14 de mayo de 2015   |  Número 70
EL PULSO
SEGÚN UN ESTUDIO DE INNOVA OCULAR IOA MADRID
La terapia visual mejora la visión 3D en pacientes con problemas de visión binocular
El informe descriptivo ha incluido a 30 pacientes de entre 6 y 44 años con alteraciones binoculares y ambliopías

Redacción. Madrid
La visión en 3D en pacientes con problemas de visión binocular como el estrabismo o las ambliopías (también llamadas ojo vago) mejora tras el tratamiento con terapia visual, según concluye una comunicación expuesta por Innova Ocular IOA Madrid en el Congreso Optom Meeting Valencia, celebrado a mediados de abril en la capital levantina.

Francisco Poyales, director médico de IOA Madrid.

En concreto, el trabajo llevado a cabo por Esther López Artero y Ana González, optometristas de la citada clínica, concluyó que, si bien los resultados son más o menos significativos en función de la edad del paciente, la estereopsis o visión en 3D mejoró en todos los pacientes con algún tipo de problema de visión binocular, es decir, aquella en la que los dos ojos se utilizan conjuntamente superponiendo las imágenes captadas por cada uno de ellos para crear una única imagen tridimensional, o ambliopía tras realizar terapia visual.

Para llegar a esta conclusión, se analizaron los cambios en la estereopsis pre y post tratamiento con terapia visual en distintos grupos de pacientes según edad, y alteración binocular.

En total, el estudio descriptivo ha incluido a 30 pacientes de entre 6 y 44 años con alteraciones binoculares y ambliopías sometidos al citado tratamiento entre abril de 2012 y diciembre de 2013, y a los que se evaluó la estereopsis en la exploración previa y al alta de la terapia visual utilizando para ello los test TNO y Randot, habitualmente empleados para medir la calidad de la visión 3D.

Resultados más significativos

Asimismo, con el fin de obtener resultados más ajustados, se analizaron los mismos en varios grupos de estudio: por un lado, los 30 pacientes de forma general (independientemente de su edad y problema binocular) y por otro 15 niños con edades comprendidas entre 6 y 8 años, 7 adultos con entre 27 y 44 años, 7 pacientes con exodesviación, es decir, forma de estrabismo en la que uno o los dos ojos se desvían hacia fuera en una divergencia de los ejes visuales (incluye exotropias, exceso de divergencia y estrabismo divergente intermitente), 12 pacientes con endodesviación, o forma de estrabismo en la que los ojos se desvían hacia dentro, convergiendo los ejes visuales (incluye endotropias, insuficiencia de divergencia y exceso de convergencia), y 8 pacientes con ambliopía.

Tal y como explica López Artero, la estereopsis mejoró de forma global en todos los grupos tras realizar terapia visual, pero fue más significativa en el grupo de niños menores de 8 años, aunque “hay que tener en cuenta que se trata de pacientes en pleno desarrollo visual donde la estereoagudeza se ha podido desarrollar con el aumento de la edad y por la corrección de la ambliopía”, y en el grupo con endodesviación.

Celebrado este año bajo el lema “Visión binocular, del fundamento clínico a la excelencia profesional”, Optom Meeting Valencia constituye un punto de encuentro de profesionales con la finalidad clínica y práctica del manejo de la visión binocular en el que, partiendo de una exhaustiva revisión de las bases y técnicas del examen clínico, se pretende llegar a la excelencia profesional mediante el análisis de las técnicas más novedosas de tratamiento y la revisión de las últimas publicaciones al respecto.

¿Qué es la terapia visual?

La terapia visual es el tratamiento a base de ejercicios de las disfunciones o alteraciones que interrumpen el correcto desarrollo visual, como las ambliopías, los estrabismos, las forias (disfunciones vergenciales) o los problemas acomodativos. Entre los síntomas de estas disfunciones destacan la visión doble, los dolores de cabeza, las molestias en los ojos, los problemas de concentración o los mareos.

La mayor parte de las dificultades en el aprendizaje de la lectura y la escritura se deben a un pobre desarrollo de las habilidades visuales. Muchas veces hay problemas y síntomas visuales que no se resuelven ni con gafas ni con lentillas, y en numerosas ocasiones estos problemas no se corresponden con ninguna patología ocular ni con un problema de baja agudeza visual.

Realizando un examen visual exhaustivo que estudie la binocularidad y la acomodación, pueden detectarse problemas en la funcionalidad de nuestro sistema visual susceptibles de mejora con la realización de terapia visual.

Los ejercicios de entrenamiento de terapia visual están determinados y personalizados para cada persona, según su disfunción. Dichos ejercicios van variando de dificultad conforme va evolucionando la terapia, añadiéndose demandas diferentes según sean los problemas o metas del paciente. Tras la terapia el paciente será capaz de transferir las nuevas habilidades visuales que ha aprendido a las tareas de su vida diaria (lectura, deportes, ordenador, juego, etc.).

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.